Ejecutan a Cubano por ajuste de cuentas lo implican con trafico de indocumentados y Narcotrafico en Cancun

Tráfico de indocumentados y narcotráfico se encuentran detrás de la ejecución del cubano Raúl Romero Medina (a) “Raulito”, asesinado a quemarropa la noche del lunes en la Región 74.

Las autoridades han ligado la ejecución del cubano a un ajuste de cuentas entre un grupo de cubanos dedicados a un gran número de actividades ilícitas.

En el lugar donde ocurrieron los hechos, la Policía Judicial del Estado (PJE) aseguró la camioneta del ahora occiso, en la que se encontraron documentos personales de la víctima y una identificación a nombre de Leopoldo Sánchez Alvarez.


El Ministerio Público del Fuero Común inició la averiguación previa 487/2015 por el delito de homicidio, en agravio de Raúl Romero Medina (a) “Raulito” de 40 años de edad, originario de Cuba.

De acuerdo con las autoridades, el cubano presentaba una herida de arma de fuego a la altura de la muñeca de la mano izquierda, la cual le fracturó el hueso; una herida por arma de fuego en la zona pectoral del lado izquierdo; una herida por arma de fuego en el costado derecho debajo de la axila, una herida por arma de fuego en la región parietal derecha (cabeza), además de excoriación en la rodilla izquierda.

Romero Medina fue ejecutado la noche del lunes cuando llegaba a su casa ubicada en el andador número 1 con calle 1, en la manzana 49, de la Región 74, en la segunda etapa de la colonia Lombardo Toledano.

El cubano llegaba a su casa y al bajarse de la camioneta y caminar hacia su domicilio, un sujeto ya lo esperaba y le disparó a quemarropa, para después darse a la fuga.

Aunque cuando los paramédicos de la Cruz Roja llegaron al lugar el cubano aún estaba con vida, ya no dio tiempo de trasladarlo a un hospital, pues falleció ahí mismo.

Agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) aseguraron en el lugar la camioneta del occiso, una Mercury tipo Mariner modelo 2005 de color plateado, con placas de circulación UTY-561-B del estado de Quintana Roo.

Los peritos criminalistas que llegaron al lugar encontraron dos ojivas aunque no se hallaron casquillos.

Al revisar la camioneta, los peritos encontraron documentos del vehículo y papelería diversa, entre las cuales se encontraba la tarjeta de circulación de la camioneta, certificados de nacimiento cubanos, un pasaporte cubano a nombre del ahora occiso y una identificación con fotografía de la República de Cuba; a nombre de Leopoldo Sánchez Alvarez.

El Ministerio Público del Fuero Común aseguró la camioneta la cual fue trasladada a los patios de la Subprocuraduría de Justicia en la Zona Norte, además de que el andador donde ocurrieron los hechos quedó asegurado y bajo custodia de la policía municipal.

Aunque todavía no existe una línea de investigación precisa en esta ejecución, las autoridades tienen en claro que es un ajuste de cuentas relacionado con la delincuencia organizada.

Hay información que señala que el ejecutado estaba dedicado a la venta de droga al menudeo, al parecer de manera independiente, pero era conocido entre los grupos delictivos que operan en la ciudad.

De igual forma, se sabe que estaba relacionado hasta antes de ser asesinado, en el tráfico de indocumentados de origen cubano, actividad a la que se había dedicado años atrás.
De igual forma, las autoridades creen que la ejecución de Romero Medina podría ser un ajuste de cuentas entre un mismo grupo de cubanos dedicados a delinquir.

El cuerpo continuaba hasta ayer en el Servicio Médico Forense (Semefo), en espera de ser identificado de manera oficial y reclamado por algún familiar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada