'El Z-42' escaló, junto con sus hermanos, hasta la cima de 'Los Zetas'

Óscar Omar Treviño Morales, el Z-42, ingresó desde muy joven en el mundo de la delincuencia y al lado de sus hermanos.

Escaló hasta la cima del cártel de Los Zetas, el más sanguinario de México, y se convirtió en uno de los hombres más buscados del país. El Z-42, detenido este miércoles por fuerzas federales mexicanas en Nuevo León, al noreste del territorio mexicano.

Heredó el liderazgo del grupo criminal tras la captura de su hermano Miguel Ángel Treviño, el Z-40, el 15 de julio de 2013 Nuevo Laredo, Tamaulipas, fronteriza con Estados Unidos. La familia Treviño llegó hasta la cúpula de Los Zetas.


Tras la muerte de Heriberto Lazcano, el Lazca, en un enfrentamiento con la Marina en octubre de 2012.

Óscar Omar Treviño nació el 26 de enero de 1974 en Nuevo Laredo; es uno de los hijos menores de una familia conformada por 13 hermanos.

"Desde muy joven era delincuente", dijo el experto en temas de narcotráfico José Reveles tras recordar que Treviño estuvo preso en Estados Unidos, cuando aún era menor de edad.

LEE: Peña Nieto reconoce que persiste la violencia en ‘zonas específicas’

Se inició en las actividades criminales en territorio estadounidense, vendiendo drogas a pequeña escala y robando junto con sus hermanos Miguel Ángel, José y Alejandro, hasta que en la década de los 90 ingresaron a Los Zetas, entonces brazo armado del cártel del Golfo.

Los hermanos Treviño son los primeros líderes de Los Zetas que no son desertores del Ejército, señaló el especialista.

Y es que este grupo fue formado en 1999 por desertores militares y tras más de una década como brazo armado del cártel del Golfo, en 2010 se independizó y comenzó una cruenta guerra con otras organizaciones por el control del territorio mexicano.

Fue en 2010 cuando la Administración para el Control de Drogas de Estado Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), ubicaba a Omar Treviño en la zona centro de México, en estados como Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes y San Luis Potosí, donde Los Zetas lograron expandirse.

Ahí, Treviño Morales operó por varios años y al asumir en 2013 el liderazgo de la organización, responsable de las principales masacres del país, se movilizó hasta el noreste de México, donde fue detenido este miércoles en una operación sin disparos.

Las autoridades mexicanas ofrecían una recompensa de 30 millones de pesos mexicanos (unos 2 millones de dólares) por información que llevara a su captura, mientras que la del Gobierno estadounidense ofrecía 5 millones de dólares.

En Estados Unidos, el Z-42 es acusado de introducir droga y dinero ilícito, mientras que en México se le acusa de delincuencia organizada y por portar armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

En agosto de 2013, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos incluyó en su lista negra a su suegro, Jesús Fernández Luna, por lavar dinero de Los Zetas.

En 2012 uno de los hermanos del clan, José Treviño, fue capturado en una operación encabezada por el Departamento de Justicia estadounidense por lavado de dinero, y todavía queda libre Alejandro, por quien Estados Unidos también ofrece una recompensa de 5 millones de dólares.

Al parecer el clan compraba y criaba caballos de carreras en Estados Unidos para lavar dinero de esta organización que controla la ruta del Golfo de México, desde el sureste del país hasta del lado estadounidense y ha extendido su influencia en Centroamérica, sobre todo en Guatemala.

El cártel de Los Zetas es responsable de numerosas masacres, entre ellas la de 72 indocumentados en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, en agosto de 2010 y el incendio en el Casino Royale de Monterrey, que dejó 52 muertos en 2011.

Además del tráfico de drogas, el grupo realiza secuestros, extorsiones y otras actividades delictivas en al menos 20 de los 32 estados del país.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada