Ligan a “El Z-42” con matanza en San Fernando e incendio en el Casino Royale

Como líder máximo de Los Zetas, Óscar Omar Treviño Morales, El Z-42, está vinculado a la masacre de migrantes de San Fernando, Tamaulipas, y al ataque incendiario al Casino Royale, en Monterrey, Nuevo León, entre otros ilícitos, confirmó hoy el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García.

Tras la ruptura en 2010 de Los Zetas con el Cártel del Golfo, Óscar Omar se adhirió con su hermano a aquella organización que lideró Heriberto Treviño Lazcano, El Lazca, y asumió sus operaciones financieras y la administración general de “la empresa”.

Al presentar esta tarde al capo, detenido este miércoles en San Pedro, Nuevo León, el titular de la CNS precisó que el presunto narcotraficante tiene orden de extradición en Estados Unidos por conspiración para traficar con droga. Con él fueron detenidas otras cuatro personas, incluido el operador financiero del cártel.


En el hangar de la PGR, el funcionario federal explicó que el detenido de 38 años, originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, condujo a la organización criminal en actividades ilícitas como tráfico de estupefacientes, personas y armas, secuestro, extorsión y robo de hidrocarburos, actividades que también realizó en algunos países de Centroamérica.
Además, deberá enfrentar al menos 11 causas penales.

Tras describirlo como un hombre extremadamente violento y sanguinario, responsable de secuestros y asesinatos, Rubido garcía señaló que era uno de los 122 objetivos prioritarios de la Presidencia de la República.

Por El Z-42, abundó, se otorgaba una recompensa en México de 30 millones de pesos, y en Estados Unidos de 5 millones de dólares, montos máximos que se ofrecen por fugitivos en los dos países.

Óscar Omar se inició en el crimen con su hermano Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, detenido en 2013, y sus actividades provocaron pugnas entre grupos delictivos en los estados de Tamaulipas, Nuevo león y Coahuila, destacó Rubido García en la presentación.
El funcionario denunció que la organización criminal a la que pertenecía El Z-42perpetró agresiones a representaciones diplomáticas de Estados Unidos en Nuevo león y Tamaulipas.

Además, se recuerda en Monterrey el ataque a balazos a la fachada de la oficina consular de la Unión Americana, ocurrida en octubre de 2008.

Rubido García dijo que el detenido también está relacionado con el ataque al Casino Royale, realizado el 11 de agosto del 2011 al poniente de Monterrey, con saldo de 52 personas asesinadas.

También está ligado al homicidio del general Ricardo César Niño Villarreal, comisionado de Seguridad Pública federal en el norte de Tamaulipas, en octubre del 2014.
Además, se le vincula con la matanza de migrantes en San Fernando, perpetrada en agosto de 2010, cuando fueron asesinadas 72 personas que buscaban llegar a Estados Unidos.

Tras la muerte de El Lazca, abatido el 7 de diciembre del 2012, El Z-40 asumió el mando de Los Zetas, lo que permitió a su hermano Omar colocarse en la segunda posición del escalafón criminal.

Luego de la captura de Miguel Ángel el 15 de julio de 2013, El Z-42 se empoderó de la 
organización, aunque debido a su carácter violento no logró el reconocimiento de líderes regionales, quienes buscaban independizarse y con los que tuvo que combatir al interior de “la empresa”.

Sus centros de operaciones fueron Piedras Negras, Coahuila, Nuevo Laredo, Tamaulipas, y Anáhuac, Nuevo León, tres ciudades fronterizas con Texas que se encuentran cercanas entre ellas.

Lo ubicaron en febrero
Rubido García dijo que en las investigaciones de los agentes federales se detectó que el operador financiero de Los Zetas, Carlos Arturo Jiménez Encinas, visitaba a Óscar Omar en algunos domicilios de la zona metropolitana de Monterrey, lo que llevó a los policías a localizarlo desde febrero en su domicilio en el municipio conurbado de San Pedro, donde vivía con un reducido grupo de seguridad para pasar desapercibido.

Y este miércoles por la madrugada, los servicios de inteligencia determinaron que había condiciones para atrapar al capo criminal sin que hubiera un enfrentamiento, por lo que procedieron con dos operativos simultáneos.

A las 3:00 horas, en una acción sin disparos, Treviño Morales fue apresado cuando iba a entrar a su casa ubicada en el 514 de la calle Vía Colatina, de la colonia Fuentes del Valle.
En la otra batida, en la calle San Agustín, de la colonia Jardines del Campestre, del mismo municipio nuevoleonense, fue detenido Jiménez Encinas, de 42 años, originario de Monclova, Coahuila, quien tiene averiguaciones previas por delincuencia organizada y portación de arma prohibida, precisó el vocero.

En los mismos operativos fueron capturados Rodolfo Campbell Encinas, regiomontano, de 30 años; Juan Pablo Téllez de la Cerda, de 41, de Monclova; Ricardo Aurelio Torres Rodríguez, de 59, de Matamoros, Tamaulipas, y Miguel Ángel Azandúa Meléndez, de 27, procedente de Reynosa, Tamaulipas.

Todos ellos fueron puestos a disposición de la SEIDO, donde les practicaron exámenes psicométricos de identificación y psicológicos.

Después de la explicación que dio Rubido sobre la captura, acompañado del director de la 
Agencia de Investigación Criminal de la PGR, Tomás Zerón de Lucio, los detenidos fueron descendidos de un avión de la Fuerza Aérea Mexicana y presentados ante los medios de comunicación.

Posteriormente fueron conducidos a camionetas blindadas, donde fueron retirados del hangar de la PGR.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada