Balea narco a un adicto porque le debe $1,900

Un cargador del Centro Comercial Agropecuario fue herido de un balazo en un pie, como “advertencia” por una deuda de 1,900 pesos.

Que tiene con un integrante de una célula criminal denominada “Los Monkikis” y que opera en la colonia Macías Arellano, por la compra de droga conocida como cristal.

 Horas más tarde, policías preventivos arrestaron al sospechoso de la agresión y le aseguraron una importante dosis de marihuana que pretendía vender entre los viciosos.

Quien actualmente se encuentra sujeto a investigación en la Agencia del Ministerio Público No. 7 de la Dirección de Averiguaciones Previas, es Paul Gilberto Herrera Jiménez, alias “El Betillo”, de 25 años, con domicilio en la calle Río Candelaria del fraccionamiento Villas del Río y/o en la calle “D” de la colonia Macías Arellano.


Aproximadamente a las 13:00 horas del martes, se reportó a la PME que en la Clínica No. 10 del IMSS se encontraba recibiendo atención médica Miguel Ángel Ubario Jiménez, de 26 años, con domicilio en el fraccionamiento El Cóbano, quien había resultado lesionado de un balazo en el pie derecho.

Agentes del Grupo Homicidios de la PME se trasladaron a dicha clínica donde interrogaron al lesionado, quien narró que a las 11:45 horas caminaba por la avenida El Cóbano, ya que se dirigía a su domicilio.

Al llegar a la esquina con la calle “D” de la colonia Macías Arellano, fue interceptado por una camioneta Ford Expedition, color azul, con placas de circulación del estado de Texas, USA, de la cual descendió un sujeto identificado como Paul Gilberto Herrera Jiménez, alias “El Betillo”, integrante de una banda conocida como “Los Monkikis”, quien le cobró una deuda de 1,900 pesos, que tiene con él desde hace tres meses, por la compra de droga conocida como cristal.

Al pedirle que lo esperara ya que en toda la semana no había tenido trabajo, dicho sujeto se molestó y le disparó con una pistola tipo escuadra pequeña que sacó de entre sus ropas, logrando herirlo en el pie derecho.

Luego de la agresión, el sospechoso escapó con rumbo desconocido, mientras que el lesionado se trasladó en un taxi a recibir atención médica a la Clínica No. 10 del IMSS.

PREVENTIVOS DETIENEN AL SOSPECHOSO “EL BETILLO”

Cabe destacar, que aproximadamente a las 18:35 horas, policías preventivos que realizaban labores de vigilancia por calles del fraccionamiento Cumbres III, detectaron la camioneta Ford Expedition, color azul turquesa y con placas de circulación 3XI-K006 del estado de Texas, USA, en la cual viajaban dos hombres.

Los policías preventivos fueron en su persecución, lograron interceptar a los sospechosos a la altura del Parque “México”, en la colonia Progreso.

Al someter al conductor y a su acompañante a una revisión de rutina no les encontraron nada sospechoso. Pero cuando registraron el interior de la camioneta, encontraron en medio de los asientos una bolsa conteniendo marihuana.

Paul Gilberto Herrera Jiménez confesó dedicarse a la compraventa de droga y que al momento de ser detenido pretendía vender la marihuana entre los viciosos.

Los agentes del Grupo Homicidios de la PME fueron informados sobre la captura de Paul Gilberto Herrera Jiménez por parte de policías preventivos.
Sin embargo, no pudieron interrogarlo con relación a la agresión de Miguel Ángel Ubario, toda vez que se encontraba bajo investigación en la Fiscalía de Combate al Narcomenudeo.

Al revisarse los antecedentes penales del sospechoso, se descubrió que en febrero del 2015 había sido detenido por policías estatales que fungen como escoltas del titular de la SSPEA, cuando viajaba a bordo de la misma camioneta Ford Expedition.

En esa fecha, se descubrió que Paul Gilberto Herrera Jiménez contaba con una orden de reaprehensión por el delito de lesiones dolosas.

Y es que en el mes de marzo del año 2013, dicho sujeto lesionó de un balazo en el abdomen a un integrante de la banda de “Los Monkikis”, identificado como Jesús Omar Reyes González, durante un fallido intento de ejecución.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada