Ejecutan a balazos a hondureño

Un comando armado que se había apostado en el crucero conocido como El Pichi, ejecutó a balazos a un centroamericano que presumiblemente estaría involucrado en diversos ilícitos en la región.

El ahora extinto fue identificado como Juan Alberto Rosales Zepeda, mejor conocido como “El Hondureño”, quien a la hora de los hechos iba a bordo de una “motoneta” sobre una carretera vecinal, ubicada a 70 kilómetros de la cabecera municipal.

Fue justo al llegar al crucero denominado como El Pichi y Francisco Villa, aún perteneciente al estado a poco kilómetros de los límites con Campeche, cuando varias personas con armas en mano, le marcaron el alto, a lo que el ahora occiso intentó huir a bordo de la frágil unidad.


Sin embargo, los sujetos armados fueron detrás de él y a l tenerlo a corta distancia accionaron sus armas y lo hirieron en el abdomen y en la cabeza

Tras haber recibido los tiros, José Alberto Rosales se desvaneció al piso, muriendo en el lugar de los hechos.

Luego del hecho diversas corporaciones policiacas llegaron a la escena del crimen para acordonar la zona.

Minutos después hizo acto de presencia el Fiscal del Ministerio Público para dar fe legal de lo ocurrido, de igual forma se ordenó el traslado del cuerpo del infortunado extranjero al Servicio Médico Forense para la necropsia de ley correspondiente.

Con ese suman 22 las personas que han sido ejecutadas durante el año 2015, en la entidad, en tanto que el 2014 cerró con 80 muertes por esta causa.

Esta es la segunda víctima que se registra en menos 72 horas, en la entidad. El pasado 30 de marzo fue ejecutado en Cárdenas un campesino de 45 años cuando quería adueñarse de una maleta con dinero que se encontró entre unos cañales.

Frontera peligrosa

El tráfico de indocumentados en la Frontera Sur ha provocado que integrantes de bandas criminales operen en la zona. Tan es así que es un sitio en donde los grupos delictivos que operan en los límites de México con Guatemala han tomado el control y se han dedicado al tráfico de personas, negocios que les reditúa ganancias, pero no sólo eso, sino que ahora también se matan entre ellos.

Tal situación pone en riesgo la seguridad de los ciudadanos, debido a que los delincuentes operan impunemente, sin que alguna autoridad los meta en cintura, para el bien de todos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada