“No era un juego lo de el levanton... le sacaron los ojos”

El pequeño Cristopher Raymundo Márquez Alvarado, de 6 años de edad, no fue víctima de un juego de secuestro, “le quitaron los ojos, le partieron el labio.

Le rebanaron el cachete y le dieron hasta 27 puñaladas en la espalda”, aseguró Rita Isela Alvarado, tía del menor. Familiares del pequeño asesinado y enterrado por cinco adolescentes en Chihuahua, aseguraron que ni Tania Concepción Mora Alvarado, la madre de Cristopher Raymundo.



Pudo ver el cuerpo de su hijo por las terribles lesiones que le provocaron durante el supuesto “juego de secuestro”. El crimen, Fue la tarde del pasado sábado que el niño de seis años fue encontrado asesinado y sepultado en el cauce de un arroyo de la colonia Laderas de San Guillermo.

Cristopher estaba reportado como desaparecido desde la tarde del pasado jueves, cuando salió a jugar con algunos de sus “amigos”.

La investigación por la desaparición condujo a las autoridades hacia los menores con quienes fue visto por última vez. Fue la madre de uno de ellos quien finalmente contó a los agentes que su hijo le había confesado que él y otros cuatro jóvenes habían asesinado y sepultado al pequeño.

Fue así que los elementos de la fiscalía presentaron ante el Agente del Ministerio Público a cinco menores, dos jovencitas de 13 años, una de 11 y dos varones de 15, quienes confesaron la forma en que le dieron muerte a Cristopher. Dijeron que lo asesinaron mientras “jugaban al secuestro”.

La fiscalía detalló que los cinco menores amarraron, le pusieron un palo en el cuello y lo golpearon con piedras y un palo de espinas. Luego, al ver que estaba muerto, lo apuñalaron en la espalda y cavaron un hoyo donde lo sepultaron y cubrieron el cuerpo con tierra, maleza y un animal muerto.

Exigen justicia


“Que se haga justicia y que esto no quede impune porque ellos eran cinco de entre 11 y 15 años, mi niño de 6 años qué les podía hacer, lo ataron, lo acuchillaron, lo apalearon… es algo que no puedo concebir y pido justicia, que no los dejen libres”, exigió Claudia Alvarado, abuela de Cristopher.

A los familiares, se unieron amigos con pancartas en las que sentenciaron los hechos: “¡No mataron a un perro! Era un niño de tan solo 6 años”. Mientras que otros exigían a las autoridades que no dejen libres a los responsables. “No fue un juego, queremos justicia”, exigían los manifestantes.

Por otra parte, trascendió que los mismos agresores “ayudaron” en la búsqueda de Cristopher, luego de que el menor desapareciera el pasado jueves. La madre de Cristopher aseguró también que están emparentados con los agresores pues una de las involucradas es sobrina de su suegro.

“Se burlaron de nosotros, tuvieron el descaro de decir yo te ayudo a buscarlo”, contó la madre.

Detallaron además, que los restos del pequeño fueron colocados (por los presuntos homicidas) en una bolsa de plástico acelerando su estado de descomposición, por lo que el día de ayer tuvo que ser velado en la funeraria Nueva Luz, en la calle 16 de septiembre de la colonia ‘Villa Juárez’.

Christopher ya descansa

De la funeraria partió el cortejo fúnebre hacia la iglesia del poblado de Santa Eulalia donde el sacerdote Armando Sánchez presidió la ceremonia de cuerpo presente, y ofreció un mensaje de consuelo a sus familiares y amigos. La marcha fúnebre concluyó en el panteón de ese mismo poblado donde el pequeño Cristopher Raymundo fue enterrado entre escenas y gritos de dolor.

Sólo dos de los cinco menores implicados serán procesados

Sólo los dos adolescentes de 15 años de edad, señalados como implicados en el asesinato de Christopher, podrán ser recluidos en caso de ser declarados culpables, el resto recibirá otra clase de sanciones al ser inimputables ya que tienen entre 11 y 13 años de edad, y por ley no pueden ser confinados en un centro para menores infractores, informó la Fiscalía General de Estado (FGE).

El vocero de la dependencia explicó que la ley vigente para los menores infractores establece que solamente los jóvenes mayores de 14 años pueden recibir sentencia de reclusión, por lo que de los cinco implicados solo dos alcanzan la edad para ser internados en un centro para menores.

Descartó que esto signifique que los otros tres involucrados en el homicidio vayan a quedar impunes; mencionó que será la autoridad correspondiente la que determine qué sanciones recibirán, pero dijo que hay varias medidas que si bien no implican la detención, sí representan una sanción.

Dijo que los nombres de los menores involucrados están protegidos por la ley, y que actualmente se está definiendo la participación de cada uno de ellos, ya que de esto depende la pena que podrían recibir los menores de 15 años de edad, por quienes se pueden pedir hasta 15 años de detención.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada