Gabriel Lozada de boxeador a integrante del cártel de Sinaloa

Como un boxeador venido a menos, Michael Gabriel Lozada Álvarez pasó de ser uno de los peleadores estrellas del "establo" del líder del Sindicato Nacional.

De Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Fernando Espino Arévalo, a un presunto integrante más del cártel de Sinaloa. Debido al apoyo que le dio el líder sindical, el boxeador se integró a la nómina del Metro obteniendo un salario de 7 mil 400 pesos mensuales.

Como asistente Administrativo A, además de más de dos mil 421 pesos como bono mensual. Este personaje estuvo cobrando en el transporte naranja hasta marzo pasado, fecha en que la Procuraduría del Estado de México lo detuvo por los delitos de homicidio y tráfico de drogas.

El nacido en Tijuana, Baja California, hoy está preso en el penal de Barrientos, Estado de México.

Es recordado por algunos trabajadores como un personaje distraído que siempre pensaba en cosas distintas al trabajo, pero que siempre era agresivo, presumía sus logros boxísticos y su cercanía con el "líder Espino".


De acuerdo con su trayectoria boxística, Michael tuvo un récord en una década de actividad de 39 peleas ganadas, 31 por nocaut, 10 perdidas y un empate.

El tijuanense se destacó desde muy joven en el boxeo e inició con una carrera prometedora. Su debut fue el 12 de julio del 2002 en Tlalnepantla y ahí comenzó una racha de 14 peleas invictas la mayoría por nocaut, lo que le valió presentarse en Las Vegas, Nevada, en Estados Unidos, donde ocurrió su primera derrota.

También destaca el pleito que tuvo en Tokio, Japón en enero del 2007, donde obtuvo una estrepitosa derrota por nocaut en el primer asalto.

Fue a principios del 2010 cuando Lozada Álvarez se incorporó al grupo de boxeadores de Fernando Espino, quien lo metió a la Nómina del Metro, luego de que el dirigente sindical y el padre del pujilista así lo convinieron.

Fue el 29 de marzo cuando la Procuraduría del Estado de México detuvo en el municipio del Tultitlán a Michael Lozada, durante un operativo para capturar a Francisco Javier Resillas Ríos, alias "La Víbora" acusado por la venta de drogas y la ejecución de rivales en los municipios de Tlalnepantla y Atizapán.

En su declaración ministerial el boxeador dijo haber participado en tres homicidios, uno de ellos recordó que tomó de los cabellos a un sujeto, mientras otra persona le cercenaba el cuello.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada