Ejercito encuentraen Rancho "Narcocampamento" de los Zetas y los reciben 20 sicarios a balazos

El portón abierto de un rancho en el kilómetro 115 de la Carretera Libre a Laredo fue suficiente para levantar las sospechas de los elementos de Fuerza Civil, en Vallecillo. 

Al tratar de verificar por qué estaba abierto, un comando de 15 a 20 delincuentes de Los Zetas los recibió a balazos.

El rancho abandonado era un narcocampamento de Los Zetas, iniciándose una persecución y balacera, que ahí dejó a un hombre abatido dentro de una camioneta como oportunamente les hemos informado.

Al continuar con el rastreo, horas más tarde los policías, con apoyo del Ejército, ubicaron a otro delincuente, quien también murió baleado y se aseguró otra camioneta.


Estos dos tiroteos se suman a los enfrentamientos que en los últimos meses han sostenido policías estatales y federales con delincuentes que operan en Tamaulipas, pero que se ocultan en esa zona del norte de Nuevo León.

Una fuente policiaca informó que alrededor de las 6:45 horas se descubrió el narcocampamento en el Rancho San Antonio, ubicado a la altura del kilómetro 115 de la vía a Laredo.

Señaló que un grupo de policías de Fuerza Civil realizaban patrullajes, cuando observaron que el portón del rancho estaba abierto. Los delincuentes les dispararon, para luego subir a cinco camionetas, agregó.

Los policías repelieron la agresión, abatiendo a un hombre que conducía una camioneta GMC Sierra modelo 2001, con placas del Estado de Tamaulipas.

Junto al vehículo quedó un fusil AR-15 y dentro del mismo se aseguró equipo y ropa táctica, así como una radiofrecuencia, en la que se escuchó a los delincuentes que decían que iban varios heridos.

Por la misma radiofrecuencia los hombres lanzaron amenazas de muerte contra los policías diciendo que "no sabían con quién se metieron". En la balacera el resto de los hombres escapó en cuatro vehículos, unos por brecha y otros entre el monte.

Más policías estatales, federales, ministeriales y personal del Ejército acudieron en apoyo de los elementos de Fuerza Civil, para rastrear a los prófugos.

Alrededor de las 15:30 horas, mencionó la fuente, policías de nuevo fueron atacados a balazos en la misma zona del Rancho San Antonio, a 6 kilómetros de donde se dio el primer enfrentamiento.

Los elementos de Fuerza Civil respondieron y abatieron a un segundo delincuente en una camioneta Chevrolet Tahoe, con placas de Texas. A un metro del vehículo quedó sin vida el hombre, que portaba un fusil AR-15.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada