"El Chapo Guzmán" financio campaña de Enrique Peña Nieto, ahora Peña devolvió el favor

Joaquín "El Chapo" Guzmán, el narcotraficante más buscado del mundo, quien fue capturado por la Marina, gastó millones de dólares en la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, cuyo gobierno logró finalmente dejarlo tras las rejas.


"La aprehensión de uno de los capos del narcotráfico más buscados a nivel internacional acredita la eficacia del Estado mexicano, pero de ninguna manera debe ser motivo para caer en triunfalismos", se congratuló el presidentito.

De acuerdo con el ex jefe de la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA) en El Paso, en la frontera con Ciudad Juárez, Phil Jordan, la caída del líder del Cártel de Sinaloa fue una sorpresa. "Nunca pensé que el PRI lo iba a arrestar, porque 'El Chapo' Guzmán metió mucho dinero a la campaña de Peña Nieto. Él siempre ha estado metido en política a través del dinero", aseguró, según consigna el periódico El Confidencial. Jordan agregó que la relación entre "El Chapo" y el PRI "está documentada por la Inteligencia de los Estados Unidos".

"En la DEA siempre teníamos mucho trabajo cuando queríamos arrestar a los padrinos de la droga. El sistema que tienen los cárteles de México, y también los de Colombia, es poder pagar por la protección que se da a los traficantes. Por eso, no sé por qué arrestaron a 'El Chapo' cuando él estaba pagando millones de dólares para que no lo detuvieran, pero es una victoria grande y hay que darle crédito a México", señaló el ex funcionario.

El diario El Confidencial remarca que tanto el Partido Revolucionario Institucional (PRI) como el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) "han tenido contacto con 'El Chapo' Guzmán y con otros cárteles".

"Las campañas mexicanas son las más caras del mundo. Por eso, todos los partidos aceptan dinero ilícito a través de las partidas de apoyo social de las empresas y organizaciones vinculadas al crimen organizado", añade el artículo. A cambio, la política contra los narcos se flexibiliza.

Samuel González, investigador y ex jefe de la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO), advirtió que durante la administración del PAN (2000-2012) hubo cierta tolerancia hacia el Cártel de Sinaloa.

"Hoy lo que tenemos es un cambio de viento debido a la presión de los EEUU", sostuvo. González resaltó que hay indicios claros de que el Cártel de Sinaloa fue la organización criminal consentida por el anterior gobierno liberal del PAN, con las presidencias de Vicente Fox y Felipe Calderón.

De hecho, "El Chapo" se fugó de prisión en 2001, durante el mandato de Fox. El ex presidente tuvo que volver a salir a defenderse. "Es claro que es una tontería de quienes argumentan que fui yo quien lo dejó salir o negoció su salida", afirmó en diálogo con la agencia de noticias EFE. Añadió que en su gobierno, al igual que en el de su sucesor, estuvieron "buscando volver a encerrarlo y fue hasta ahora que aflojó el cuerpo y qué bueno que ya está detenido".

Una serie de golpes contra el Cártel de Sinaloa

Durante el gobierno de Peña Nieto y antes de la caída de "El Chapo", México había sumado la captura de Serafín Zambada, hijo del número dos Ismael "El Mayo" Zambada, a finales de noviembre en la frontera con California. El 30 de diciembre de 2013, cayó "El Chino" Ántrax, jefe del escuadrón de sicarios del cártel, cuando llegó de un vuelo procedente de Ámsterdam, Holanda, uno de los 50 países en los operan las redes de "El Chapo".

El 18 de febrero, cayó en un operativo en el estado de Baja California el llamado "El 19", jefe de seguridad de Zambada, junto a "El Compa" Omar, encargado de organizar el traslado de las drogas desde México a los Estados Unidos. Otros 10 miembros del cártel fueron arrestados en esa operación.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada