Acusan de "ZETA" a coronel detenido en Zacatecas por desaparicioones

Aunque a nivel mundial casos de decapitados han causado gran conmoción; en México ya nada sorprende; el caso Calera está transcurriendo sin gran impacto mediático aparente, a pesar de que este podría ser el peor escándalo del Ejército Mexicano en el sexenio, pues por primera vez se está reconociendo la responsabilidad de un alto mando de la Sedena, quien estaría siendo encarcelado y procesado no sólo por la desaparición y asesinato de siete personas, sino también por sus vínculos con el Cártel de Los Zetas.

Fue el pasado 7 de julio cuando el Coronel del 97 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano, Martín Pérez Reséndiz, personalmente encabezó un comando de militares que entraron a un departamento de Calera, Zacatecas, de donde extrajeron a siete personas, incluidas dos mujeres, dos adolecentes menores de edad y un ex militar llamado Germán Martín García González.

Al cumplirse una semana sin noticias de los desaparecidos, familiares realizaron una marcha, lo que atrajó por primera vez la atención de los medios; no pasaron ni 48 horas y los primeros cuatro cuerpos fueron encontrados, y dos días más tarde los tres restantes.


Posteriormente el pasado 21 de julio autoridades confirmaban de forma oficial, que los siete cuerpos correspondían con los 7 desaparecidos de Calera; casi de forma paralela, comenzó a circular en redes sociales imágenes de un video donde presuntamente se observa a Germán Martín, el exmilitar levantado, encabezando a un grupo de sicarios que se muestran torturando y decapitando a civiles.

Presuntamente Germán Martín encabezaba una célula de sicarios del Cártel del Golfo, quienes en el video se graban a si mismos torturando a presuntos miembros del Cártel de Los Zetas.

En una investigación de la periodista Verónica Espinosa, publicada en Proceso; se afirma que diversas fuentes internas del ejército confirmaron que al general Pérez Reséndiz lo están indagando por sus vínculos con el Cártel de los Zetas, lo cual habría sido también el origen del levantamiento y posterior ejecución de los siete jóvenes en Calera, pues presuntamente pertenecían al bando rival.

Los acusaciones son bastante serias pues se afirma también que el coronel Pérez Reséndiz se jactaba de ser compadre del general Salvador Cienfuegos; y aunque esto no está confirmado, si existen varios testimonios que hablan de una buena relación entre los mandos militares; señalando que incluso al coronel se le concedió el inusual privilegio de evitar su traslado; pues Pérez Reséndiz pidió de forma especial que lo mantuvieran al frente del Batallón de Fresnillo, lo cual le fue concedido.

Aunque a pesar de su relación con la cúpula militar, Pérez Reséndiz se encuentra encarcelado y siendo procesado junto con otros tres militares, subalternos suyos quienes tienen también una larga trayectoria de servicio al coronel, a quien también le concidieron el capricho de enviarlos a Fresnillo desde Apatzingán, Michoacán, donde los había conocido.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada