La historia de terror de la temible “China” y su novio “traidor”

El reinado de terror de Melissa Margarita Calderón Ojeda ‘La China’, una de las pocas mujeres que ha cobrado notoriedad en el mundo del narcotráfico.

Se vino abajo cuando estaba a punto de subirse a un avión para abandonar el estado de Baja California Sur. La delató su novio Pedro Héctor Gómez Camarena ‘El Chino’, detenido en julio pasado, durante años Calderón Ojeda –sobre la cual recaen las muertes de unas 170 personas.

Tuvo a su cargo las fuerzas especiales del cártel de Sinaloa, “Los Dámaso”, pero se independizó cuando anunciaron su descenso de categoría y decidió formar su propia organización criminal.

‘La China’ declaró la guerra a sus antiguos patrones y socios, e intentó tomar el control de La Paz y luego de Los Cabos. Con ella a la cabeza, ‘El Chino’ tomó el papel de segundo al mando; Sergio ‘El Scar’ Beltrán se convirtió en asesino en jefe; Rogelio ‘El Tyson’ Franco quedó como responsable de la logística, y Pedro ‘El Peter’ Cisneros fue nombrado jefe de ventas de narcóticos y de eliminación de cuerpos de enemigos.


Tras ser buscada durante años, Calderón Ojeda, que se dio a conocer por secuestrar a sus víctimas y desmembrar sus cuerpos, fue aprehendida el pasado sábado 19. Desde la captura de su novio Pedro Héctor Gómez Camarena, la temida mujer se vio más acorralada por las autoridades, que le tendieron un cerco cuando pretendía huir de Baja California Sur desde el aeródromo de Cabo San Lucas.

Con una reputación forjada a sangre y fuego, la “narcotraficante más poderosa de México” ya no pudo huir. Su reinado de terror cayó por una traición de su novio, que negoció mejores condiciones con las autoridades y la entregó. No obstante, el secretario de Gobierno de Baja California Sur, Álvaro de la Peña, destacó que hallaron a Melissa “gracias al intercambio de información de inteligencia”.

Su captura se hizo “de una manera totalmente limpia, sin armas de fuego, sin disparo alguno”, presumió.

A cambio de una reducción de la pena, ‘El Chino’ no sólo entregó a su pareja, también reveló detalles del funcionamiento de la organización liderada por ésta y reveló la ubicación del “cementerio” secreto, donde habían ocultado los cuerpos de sus víctimas.

Las fuerzas de seguridad llegaron a fosas clandestinas ordenadas por la asesina a sueldo, donde estaban enterrados dos hombres y tres mujeres en la comunidad de El Comitán, al norte de La Paz.

Según su declaración, el sicario “no recordó el punto exacto de la ubicación de las fosas”, pero expuso que el responsable de cavar las tumbas y enterrar a las víctimas había sido Pedro Cisneros Silva ‘El Peter’ o ‘El Chapo’, a quien describió así: “Es de 50 años, complexión delgada, tez clara, cabello corto y de 1.50 metros de altura aproximada”.

Durante el interrogatorio, develó que en el bajo mundo también solía presentarse como “Edgar Leonel Meraz Félix” y/o “Edgar Leonel Palacios”, quien ofreció incluso dos direcciones de casas de seguridad de su cómplice, a quien identificó como el “enterrador”.

El primero de los domicilios corresponde a la calle de San Ramón y Santa Isabel en la colonia Santa Fe, y el segundo en Bahía de La Paz en la colonia Fovissste de La Paz.

El criminal ofreció información clave sobre las redes de vínculos criminales de ‘La China’ con las policías municipal y estatal y dijo que había agentes involucrados en la organización delictiva.

Y así cayó ‘La China’, a quien el líder del cártel de Sinaloa, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, que el 31 de julio escapó por un túnel del penal de máxima segridad del Altiplano, le tenía gran confianza y la había puesto al mando de sus sicarios, pero finalmente la sociedad se rompió.

Melissa Margarita calderón Ojeda se encuentra en proceso de ser interrogada en la Ciudad de México y el próximo año enfrentará un juicio por los más de 150 asesinatos que supuestamente ella misma cometió.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada