Pablo Escobar versus el Chapo Guzmán. ¿Quién es el mayor capo de la droga de todos los tiempos?

Con la segunda fuga del Chapo Guzmán de una cárcel mexicana, muchos lo han empezado a considerar cómo el mayor narcotraficante de la la historia. 

Sin embargo sus cifras y su nivel de terror aún quedan muy lejos de las del colombiano Pablo Escobar abatido por las fuerzas de seguridad colombianas el 2 de diciembre de 1993.

Aunque el negocio del narcotráfico cambió bastante entre la época en la que reinó Escobar y en la que ha reinado Guzmán, hay algunos parámetros que se repiten. Ambos consiguieron dominar el mercado de la cocaína en los EEUU, el colombiano llegando a tener un 80% de cuota de mercado y el mexicano un 50%. Ambos actuaban cómo una especie de marca franquicia que agrupaba a otros capos mafiosos. 

A Escobar le acompañaban en el cartel de Medellín  Gonzalo Rodríguez Gacha, Carlos Lehder y los hermanos Ochoa, entre otros. Guzmán dominador del terrible cartel de Sinaloa está acompañado por ‘El Mayo’ Ismael Zambada García, ‘El Azul’ Juan José Esparragoza Moreno, y los hermanos Beltrán Leyva. 


En el fondo sigue funcionando el esquema de confederación de narcotraficantes que se agrupan para realizar los envíos de coca a los EEUU con lo que en parte diversifican así el riesgo de que puede suponer que caiga un gran cargamento al repartirse las pérdidas que esto supone.

A partir de aquí empiezan las diferencias. Escobar llegó a amasar una fortuna de $25 mil millones ocupando el puesto 7 de la lista Forbes cómo hombre más rico del mundo. La fortuna de Guzman no es desdeñable, cerca de 1.153 millones ocupando el puesto 67 del ranking Forbes de los hombres más poderosos y el mil y pico entre los más ricos.

La aplicación del nivel de terror también ha sido diferente entre los dos capos del narcotráfico. Guzmán ha centrado su violencia la lucha contra otros carteles del narcotráfico mientras que Escobar la extendió a una lucha contra el Estado Colombiano asesinando a 2 ministros de justicia, cuatro candidatos presidenciales, y 11 magistrados de la corte suprema, y sembrando el país de atentados con coches bomba, técnica terrorista que aprendió directamente de ETA. Entre otros derribó en pleno vuelo un avión de Avianca con 110 pasajeros.

Responsable directo o indirecto de más de 10.000 muertes, finalmente Escobar logró que el Estado Colombiano cambiara su Constitución para prohibir la extradición a los EEUU. Sólo finalmente, cuando el Estado Colombiano junto con los EEUU, optaron por iniciar una guerra subterránea contra Escobar apoyándose en otros grupos de narcotráficantes lograron finalmente debilitarlo y abatirlo. Lo cuál no deja una moraleja. Si un narcotraficante con el poder que llegó a acumular Escobar fue finalmente abatido, tarde o temprando, no hay señor de la droga de cierta relevancia, que no acabe capturado o muerto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada