BARBARIE: El ‘secreto’ de Patrocinio: calcinaban hombres, mujeres y hasta niños

Saltillo, Coahuila.- Un perro rascaba en la superficie de dos kilómetros, escarbaba en silencio. Era el sitio que buscó por semanas el Grupo Vida (Víctimas por sus Desaparecidos en Acción). Era el lugar que habían confundido con Santa Lidia. 

Era justo ahí, donde yacían los fragmentos de los cuerpos de hombres, mujeres y niños que habían sido calcinados, era Patrocinio.

La comunidad en el municipio de San Pedro de las Colonias, con clima semidesértico y con menos de 300 habitantes, guardaba el secreto de un crimen: la muerte de personas a manos de delincuentes de un grupo criminal, que utilizaban formas sádicas para acabar con la vida de sus víctimas.

Silvia Ortiz, integrante del grupo Vida, y quien busca a su hija Fanny desaparecida en Torreón hace más de 11 años, llegó al sitio en 2015 junto con sus compañeros del colectivo, los que no cesan de buscar a sus familiares.

Desde hace años recorren la Región Laguna buscando cualquier información. 

Acompañados por la Procuraduría General de Justicia del Estado y de la Procuraduría General de la República y guiados por la información que “alguien” les dijo, cerca de 20 personas se reúnen cada sábado para caminar por el desierto. Cualquier dato es válido, cualquier indicio significa una esperanza.

“La primera vez que nos hablaron de Patrocinio lo llamaban como Santa Lidia, en la tercera ocasión que fuimos, escudriñamos, no dábamos. Nuestros mejores informantes son los chiveros, y nos dice un señor: ahí y apunta, cual fue la sorpresa en encontrarnos ese día tres osamentas semicompletas, porque la manera de trabajar fue la calcinación”, relató la activista.

En ese sitio un perro rascaba las cenizas, mezcladas con la tierra. Comenzó la búsqueda. El primer cuerpo encontrado tenía esposas; unos pasos más adelante estaban dos cadáveres más, uno encima del otro, también esposado. El hallazgo era un logro, un avance para conocer la identidad de quienes murieron sometidos a grados de violencia inimaginables.

RESTOS DE LA BARBARIE

Pocos hablan, pocos quieren recordar y contar lo que pasó hace cuatro o tres años. Entonces la zona era invadida por delincuentes y quienes fueron testigos de la masacre, guardaban silencio por temor, por cuidar su vida.

“Hace dos semanas vinieron de la PGR para ir al ejido y se quedaron asustados de lo que nosotros les estábamos mostrando, traían una antropóloga y estaba desesperada de quererse llevar los restos y no había las herramientas necesarias, lo que hicieron fue señalar los puntos donde estaba la evidencia a la vista, pero no está acordonado, no hay policías cuidando”, señaló Ortiz.


Pero la búsqueda de la verdad sigue, una verdad a medias dice Silvia Ortiz. “A la gente no puedes llegar a presionarla y que diga... ¿Quién vio? ¿A qué persona con su familia le dices que te diga sin que se ponga en riesgo? Al contrario das las gracias a quien se compadezca y nos pueda decir algo, poco a poco el hallazgo sale, no dejamos de buscar, no vamos a dejar de buscar”. 

“El año pasado cuando encontramos el lugar la Procuraduría dijo que recuperamos 341 restos de los cuales 25 fueron idóneos para sacarles ADN, el resto no, pero se me hacen poquitos para la primera vez. Este año dicen que son 3 mil 147 que hemos ayudado a buscar y de los que 36 fueron idóneos para el ADN, porque están muy calcinados, es muy difícil saber cuántas personas fallecieron allá”.

CAMPO DE RESTOS

La zona de dos kilómetros en Patrocinio se convirtió en una cocina de la delincuencia. Ahí llegaron muchos para ser exterminados. El objetivo era no dejar huella, desaparecer el rastro de su identidad. El trabajo fue cuidadoso y no se sabe cuántos delincuentes fueron los encargados de calcinar los cuerpos.

Encontraron dos tambos industriales, de 200 litros, pero los testimonios apuntan a que son 90, que en ellos “cocinaron” a decenas de personas. No se sabe a cuantas, pero se sabe que eran niños, hombres y mujeres de diversas edades.

Después de haber sido calcinados, los cuerpos o lo que quedó de ellos fueron quebrados con palas, luego los tambos fueron vaciados en el desierto. Los restos quedaron esparcidos por toda el área que hasta ahora suma dos kilómetros.

En Coahuila fue de 2011 a 2013 cuando se vivió la mayor crisis de seguridad, el índice de asesinatos se llegó a quintuplicar comparado con el 2006, y alcanzó la cifra de 771 asesinatos y 24 secuestros.

La zona de la Comarca Lagunera fue una de las más afectadas por la violencia. En el estado de Durango las cifras del crimen crecieron de uno a dos años antes que en Coahuila, pues mientras que el mayor índice de violencia en la última década Durango lo vivió en 2010, en Coahuila se presentó hasta 2012.

Y Patrocinio es una confirmación de las atrocidades de los grupos criminales. Silvia Ortiz asegura que los testimonios y las declaraciones de los propios delincuentes que se encuentran detenidos confirman que es el municipio de San Pedro, el que mayor número de fosas y restos podría registrar.

Silvia Ortiz asegura que la investigación de Patrocino no se cerró. Está abierta la averiguación, no ha parado, el lugar es muy extenso, la misma PGR nos dijo que no se va a acabar pronto, habíamos hecho un cálculo que es un aproximado de dos años para que se termine, es una zona muy extensa, el caso no se ha cerrado, nos siguen apoyando en la Procuraduría del Estado”.

“Nosotros nos hemos dado a la tarea de investigar de quién se trataba, quiénes murieron… fueron hombres, mujeres y niños, hubo pequeños, bebés, y esto también nos lo dijo la autoridad, los delincuentes les han dicho que su zona donde mataban es en San Pedro, y por ejemplo ahí en Patrocinio puedes hacer lo que quieras y nadie se va a dar cuenta”, concluyó.

OSAMENTAS EN TORREÓN 

A través de una llamada anónima integrantes del colectivo de búsqueda de personas desaparecidas Grupo Vida localizó dos osamentas humanas semienterradas en un predio de la colonia Santa Sofía, en Torreón. 

Silvia Ortiz, dirigente de este colectivo, relató que la llamada la recibió directamente y de inmediato activaron el operativo de búsqueda en coordinación con las autoridades de la PGJE. 

Por su parte, el secretario de Gobierno, Víctor Zamora Rodríguez, confirmó dicho hallazgo y aseguró que la PGJE ya realiza las investigaciones pertinentes para la identificación de los restos. 

“Hubo dos cuerpos en una colonia de Torreón, ya está la PGJE haciendo las pruebas periciales de los cuerpos encontrados en coordinación con la Policía Científica como lo hacen en estos casos” dijo el funcionario.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada