Era tan cabrón e hijo de la Chin... que hasta los Marinos le tenían miedo

Nacido el 12 de febrero de 1963 - 27 de Diciembre 2015 .. fue bautizado en la unión guerrero como nativo de la comunidad del naranjito poblado de la costa grande en los límites con Michoacán.

Reportes de inteligencia militar daban cuenta en el 2002 que el Flaquito como le conocían tiene una amplia extensión de terreno adaptada como su centro de recreo conocido como Rancho el capiri cerca de la playa, después de su captura en el 2004 se le decomisaron vehículos acuáticos y un arsenal que resguardaba en su rancho personal a su mando se difundió en ese tiempo que desde ahí se recibían los embarques de cocaína y se levantaban mochilas llenas de dólares para enviarlas a costarica donde se dice tenia sus enlaces con la mafia boliviana. 

El rancho estaba a cargo de su hermano Nicandro Rosales Mendoza y 14 elementos de la extinta AFI ( agencia federal de investigaciones ) a quienes se los trajo de una base de operaciones en Tamaulipas a trabajar con el en su rancho , al momento de su captura Carlos Rosales Mendoza era el secreto número dos del cartel del golfo sólo superado por el fundador Osiel Cárdenas Guillén.

El tísico o el flaco era un capo sanguinario y temido inclusive por la marina, en el 2004 protagonizó una de las fugas más expectaculares en la historia de los centros de readaptación social del país, durante la madrugada del 5 de enero un comando armadoencabezados por el propio Carlos Rosales al frente llegaron vestidos de elementos federales y algunos vestidos de verde olivo con cascos militares y G3 se presentaron ante el guardia de turno del penal de Apatzingan con una orden de trasladó, según testimonio de los policías detenidos después de los hechos, preguntaron por algunos de los internos identificados como Cipriano Mendoza Contreras, José Julio Mendoza Román, Alberto Guízar Reyes, Eleuterio Cázarez Ramos y Marco Aurelio Bejarano Hernández quienes se encontraban detenidos por un secuestro y asesinato de un abogado así como el ataque a una disco en uruapan , la gente era supuestamente el grupo de reacción de los zetas que operaba en la región en su guerra contra la gente del cartel de los valencia conocido entonces como cartel del milenio, según los hechos de ese 5 de enero en cuanto los policías sacaron las llaves para abrir las celdas fueron sometidos por el comando armado y encerrados en las llamadas celdas de la borracha, los custodios de las azoteas no pudieron reaccionar pues no se dieron cuenta que se trataba de una fuga y que los militares como los federales eran falsos , se dice que liberaron a todos los reos, les abrieron las puertas y les pidieron que corrieran en total fueron 67 reos prófugos , extrañamente la mayoría de los presos se nego a escapar y se mantuvieron en sus celdas, del grupo de los zetas de Rosales se identificó a 25 reos que escaparon ese día , más 5 reos contrarios y el resto sólo aprovecharon para huir, muchos fueron capturados en los días siguientes , los cinco contrarios fueron encontrados ejecutados en los días consecutivos de la fuga , dos fueron destazados en partes y 3 fueron quemados vivos y tirados por el rumbo de aguililla, un año antes en el 2003 Rosales ya había participado en un ensayo en Tamaulipas donde liberaron 4 peligrosos secuestradores también con documentos falso simulando un trasladó , Rosales llegó en esa ocasión vestido de coronel con uniforme militar acompañado por una docena de pistoleros vestidos de Federales y Militares, como le funcionó lo volvió aplicar en Michoacán en la recordada por muchos como '' La fuga del penal de Apatzingan "

Una foto del cadáver de Carlos Rosales Mendoza confirmó su identidad y apareció asesinado junto con otros tres hombres en Cuatro Caminos, municipio de Múgica. Fue líder criminal de una célula del Cártel del Golfo en Michoacán, bajo las órdenes de Osiel Cárdenas.

Carlos Rosales Mendoza lo llamaban “Carlitos” o el “Tísico”, por su complexión delgada. Dominó la actividad del narcotráfico en Michoacán durante varios años, batallando contra la banda de los hermanos Valencia, de Uruapan o mejor conocidos como el Cártel Milenio.

El Tísico fue pieza clave para que se formara la Familia Michoacana, pues trajo al estado de regreso a Nazario Moreno “El Chayo” y al “Chango” Méndez, posteriormente líderes de los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana.

No se le identifica como parte de la Familia Michoacana, sino sólo fundador de “La Empresa” pues siguió siendo leal al Cártel del Golfo de donde se desprenderían Los Zetas.

Duró 10 años en la cárcel federal de Puente Grande, pues en el 2003 lo capturó la PGR en un operativo realizado en la zona residencial de Santa María, donde tenía su fortaleza.

El Carlitos fue muy famoso en Morelia, donde radicó varios años hasta que fue capturado; una de las anécdotas más sobresaliente es que en el Palenque de la Feria de Morelia se encontró con la entonces Procuradora de Justicia Lucila Arteaga Garibay y le mando una botella de whiski como cortesía. La funcionaria no quiso enfrentarlo en el lugar.

También se hizo famoso por el asalto a la cárcel de Apatzingán, donde con un comando liberó a varios de sus cómplices y capturó a otros rivales. Debido al éxito del operativo planeaba asaltar el penal del Altiplano, para liberar a su jefe Osiel Cárdenas, pero fue detenido antes.

Después de su liberación, se le vio en varias partes de Michoacán acompañado siempre por un grupo pequeño de sujetos, por lo que no se descartaba que siguiera en las actividades del narcotráfico por su cuenta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada