LOS PEPOS (Policías Estatales) fueron humillados y desarmados en por Narcotraficantes en Tijuana

Policías estatales preventivos mejor conocidos como “Pepos” habrían sido humillados, desarmados y amenazados por un grupo de la delincuencia organizada hace unas semanas en la av. Alba Roja que pertenece a Delegación La Mesa en Tijuana.

Esta habría sido una de las causas por la cual los grupos de inteligencia de la policía estatal preventiva de Tijuana, Rosarito y Tecate están siendo concentrados en Mexicali.

Ya que miembros del crimen organizado los tienen plenamente ubicados, ya que “Los Pepos” en vez de estar haciendo su trabajo solo se dedican a la extorsión, baje de drogas y secuestro y en los últimos meses a violar mujeres.

Ademas de que solo atacan a los contrarios del cartel que ellos protegen, todo esto por ordenes del Gobernador Francisco Vega de la Madrid y el secretario de seguridad publica estatal Daniel de la Rosa y la protección de la procuradora PGJE Perla del Socorro Ibarra Leyva.

La policía estatal preventiva ya habría sido amenazada por el robo de la cocaína decomisada el pasado 8 de agosto, donde solo reportaron 631 paquetes con embalaje conteniendo cocaína con un peso aproximado de 631 kilogramos, 17 recipientes de plástico conteniendo al parecer cristal con un peso aproximado de 8.5 kilogramos y 2 vehículos.

Hay quienes aseguran que les falto reportar mas de 400 kilogramos, mismos que el día sábado 13 de agosto fueron sacados de la misma bodega ubicada en el parque industrial Pacífico, donde cinco días antes habían localizado el cargamento de cocaína del cártel de Sinaloa.

Ese día una persona anónima llamo al 089 para alertar que en la bodega cateada, la cual se encontraba sin vigilancia por parte de la PGR, había gente armada sacando droga.

Cuando la agentes de la procuraduria general de la república acudieron al reporte, en coordinación con el Ejército, ya no encontraron personas, pero sí un vehículo encendido, y más droga, por lo menos 84 kilos más de cocaína, y 24 de ‘cristal’.

Después de estos hechos el jueves 18 de agosto el ex elementos de la PEP, identificado como Jorge Santos Martha de 31 años de edad fue asesinado en las inmediaciones de la Colonia Villa Fontana, cunado circulaba a bordo de una camioneta tacoma gris, aseguran que fue ejecutado por andar vendiendo la droga que robaron durante el decomiso.

Días después por la frecuencia de policía la municipal se escucho el reporte que otro policía estatal habría sido atacado a disparos sin que los agresores cumplieran con su objetivo también en Villa Fontana.

El 26 de agosto José Enrique Cárdenas Pérez, quien habría salido de la corporación desde hace dosaños, fue ejecutado a balazos dentro de su automóvil en la avenida Hacienda Santa Alicia, de la colonia Terrazas del Valle Segunda Sección, aseguran que también habría participado en el robo de droga del decomiso.

En ese robo de droga también estarían involucrados los policías estatales suspendidos por violación, tortura y extorsión a una mujer de nombre Sonia “N” en el fraccionamiento Altabrisa, ellos son :

Jhonny Lopez Ruiz, Raúl Chávez Hernández, Reyes Lopez Felix, Martha Liliana Lizbeth Marín Macías y Jony Abram Felix ortiz y Juan Carlos Santos Martha, este ultimo hermano del ex policía estatal asesinado en Villa fontana de nombre Jorge Santos Martha.

Esto seria tal vez el inicio del fin de la policía estatal preventiva ya que sus resultados son solo eso baje de droga, extorsiones, secuestros, violaciones, etc., ya que el nuevo sistema de justicia penal los esta vomitando automáticamente. por que es una institución que todo lo hace bajo las viejas practicas de corrupción de la policía en México.

En Baja california especialmente en Tijuana sus victimas los tienen plenamente ubicados y ni elapoyo del gobernador Francisco Vega de la Madrid, como del secretario estatal Daniel de la Rosa y mucho menos la procuradora PGJE Perla del Socorro Leyva los podrá librar de las amenazas que les han sido hechas, ya que mas de una ya fue cumplida.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada