El Cártel de Sinaloa también opera por redes sociales

En México existen entre 75 y 80 cuentas en redes sociales que podrían ser manejadas por hijos de los grandes capos o personas relacionadas con el Cártel de Sinaloa y que a través de ellas no sólo exhiben sus lujos y riquezas, sino que también envían mensajes claros sobre su ubicación y actividades, de acuerdo con un rastreo de dos años a distintos personajes que se mueven en Facebook, Twitter e Instagram.

Este seguimiento forma parte del trabajo que realizó el periodista y escritor José Luis Montenegro, quien identificó como si bien es cierto que los herederos de la mafia sinaloense no usan códigospara identificarse en redes sociales, en ocasiones, por ejemplo usan canales como Facebook para informar el número de radios de telecomunicación que tiene cada uno o en ocasiones las zonas en las que van a operar para mover los cargamentos.

“Operan en tiempo real para el Cártel de Sinaloa, lo mismo postean los números de radio que identificación de las zonas estratégicas, como Badiraguato y Mazatlán, dos regiones específicas de Sinaloa; Baja California; Durango; Las Vegas, Nevada, y el estado de California, en Estados Unidos.

Las redes sociales tienen mucho impacto y mucha relevancia porque las usan como un método más de comunicación”, expresó Montenegro.

Su investigación quedó plasmada en el libro digital Narcojuniors que, según comentó, culmina con un “mapa criminal que espanta” porque “si se dice que tenemos tanta estrategia de seguridad y métodos de intervención e intercepción para poder atrapar capos de la talla de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera o Ismael Zambada García, “El Mayo, ¿por qué si hay tantas cuentas a la vista no ha hecho nada el Gobierno mexicano? Y además decir: ‘bueno, tenemos esta cuenta vamos a ver si son ellos y vincular y poder dar con ellos en dos segundos’”, cuestionó.

Montenegro pudo establecer la conexión gracias a que no solamente se siguen unos a otros, y a la vez están vinculados a cuentas de artistas gruperos como Larry Hernández, Alfredo Ríos El Komander [@El_N1]  y Gerardo Ortiz [@gerardoortiznet], al que incluso se le han entregado premios en Estados Unidos, como el llamado “Lo Nuestro”, por el corrido “Dámaso” [que se refiere a otro narcotraficante mexicano], sino también gracias a que algunos tenían activa en Twitter la opción de geolocalización, por lo que pudo apreciar que algunos tuits se operaban desde zonas estratégicas en las que realiza operaciones la organización delictiva, como ciudades de Sinaloa, Durango y Estados Unidos, entre otros.

La temporalidad es el tercer factor que le permitió al autor establecer el mapa de las narcocuentas, ya que una gran parte están activas desde 2008.

“Geolicalización, temporalidad y vinculación son los métodos que a mí, sin ser agente de al DEA [Drug Enforcement Administration] o del Cisen [Centro de Investigación y Seguridad Nacional], me sirvieron para localizarlas”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada