EL "MENCHO y el CJNG INSACIABLES", TAMBIÉN QUIEREN GUANAJUATO

El Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) es la organización criminal que tiene mayor presencia en Guanajuato.

La presencia de esta organización delictiva se ha consolidado en la entidad a raíz del debilitamiento de otros grupos criminales como es el caso de los Zetas y los Caballeros Templarios.

Las autoridades mexicanas han identificado a Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, como el máximo líder del CJNG.

Durante los últimos años, Nueva Generación –que es considerado como el cártel más violento en México- ha extendido su presencia a ocho estados del país: Jalisco, Colima, Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos y Veracruz.

Nemesio Oseguera es originario de Michoacán; en 1994 fue condenado a tres años de cárcel en Estados Unidos por tráfico de heroína.

A su regreso a México, Nemesio Oseguera Cervantes agente policial en los municipios jaliscienses de Cabo Corrientes y Tomatlán. Poco después se unió a los hermanos Valencia y conformó con ellos el Cártel del Milenio.

En el inicio de sus actividades criminales, los hermanos Valencia y ‘El Mencho’ se aliaron al Cártel del Golfo (CDG), a quien distribuían marihuana en su incursión a Michoacán.

La relación entre el CDG, entonces encabezado por Osiel Cárdenas Guillén, y el Cártel del Milenio fue operada por Carlos Rosales, alias ‘El Tísico’ o el ‘Mata amigos’.

De acuerdo con lo publicado por el periodista J. Jesús Lemus en su libro “Los Malditos 2. El último infierno”, cuando eran socios, Nemesio Oseguera Cervantes le presentó a Rosales a su prima Inés. Ambos se enamoraron y tuvieron un hijo; esa relación personal impulsó la relación de negocios entre los Valencia y el Cártel del Golfo.

Sin embargo, la prima de ‘El Mencho’ traicionó a Rosales y se enamoró de Armando Valencia, lo que provocó una violenta ruptura con el Cártel del Golfo.

Osiel Cárdenas apoyó a Rosales y puso a su disposición una legión de sicarios de Los Zetas para abatir a la familia Valencia, quienes a su vez pactaron con el Cártel de Sinaloa.

El acercamiento de los Valencia y ‘el Mencho’ con el Cártel de Sinaloa se realizó a través de Ignacio ‘Nacho’ Coronel. Y fue justo esta alianza la que empoderó al Cártel del Milenio y le dio mayor presencia en Jalisco.

En 2010, ‘Nacho’ Coronel fue abatido por elementos del Ejército en su residencia en Zapopan; ese mismo año fue detenido Óscar Orlando Nava Valencia, alias ‘El Lobo’, uno de los principales líderes del Cártel del Milenio.

Estos acontecimientos provocaron que el Cártel del Milenio se dividiera en dos facciones que fueron conocidos como “Los Torcidos” y “La Resistencia”.

Ambos grupos pelearon por controlar el tráfico y venta de drogas en Jalisco, Colima y parte de Michoacán, lo que desató una ola de violencia como ejecuciones con cadáveres mutilados y decapitados, además de desapariciones y secuestros.

“La Resistencia”, encabezada por Ramiro Pozos González alias ‘El Molcas’, se alió entonces a la Familia Michoacana y al Cártel del Golfo para dar batalla al CJNG.

‘El Molcas’ fue detenido en septiembre de 2012 en Metepec, Estado de México. Su caída debilitó a ‘La Resistencia’ y provocó que se consolidaran los Torcidos, quienes pasaron a denominarse el Cártel Jalisco Nueva Generación.

El CJNG es desde mayo de 2015 el objetivo prioritario de las autoridades federales, cuando un intento fallido por detener a Nemesio Osegura, se originó una serie de narcobloqueos por parte de esta organización criminal en Jalisco Michoacán, Colima y Guanajuato.
En la entidad guanajuetense, integrantes del CJNG incendiaron cuatro vehículos y varios locales en León.

En aquella ocasión, integrantes de Nueva Generación derribaron un helicóptero de la Fuerza Aérea en Villa Purificación, lo que dejó un saldo de ocho soldados muertos y un Policía Federal. 

A partir de entonces el gobierno federal inició la Operación Jalisco, con la finalidad de desarticular al CJNG y detener a sus principales líderes, entre ellos a Nemesio Oseguera.
En 2015, el Departamento del Tesoro agregó al 'Mencho' y sus cómplices 'Los Cuinis' a su lista de narcotraficantes designados; a partir de entonces se han incluido en dicha lista negra una serie de empresas y personas físicas vinculadas al CJNG.

En Guanajuato, la violencia se ha recrudecido a partir de la llegada del CJNG, lo que se ha reflejado en un aumento en los homicidios dolosos en la entidad. Respecto a 2015, se registra un incremento superior al 10% en este delito. (Con información de UN1ÓN Jalisco)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada