EU PONE EN LA MIRA AL CÁRTEL DE LAREDO

Estados Unidos designó hoy a los hermanos Job, Ismael y Rubén Laredo Donjuan, presuntos líderes del cártel de los Laredo, en su lista negra de narcotraficantes.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro designó a otros cinco mexicanos por sus actividades criminales en apoyo o en nombre del cártel de los Laredo o sus líderes.

La medida congela bienes que posean en EU y prohíbe a estadunidenses realizar negocios con las personas señaladas.

"La organización de tráfico de drogas los Laredo es responsable de contribuir a la epidemia de estupefacientes y al preocupante aumento del consumo de heroína, en este país", expresó el director Interino de la OFAC, John E. Smith.

Aseguró que el Departamento del Tesoro está comprometido a trabajar con nuestros socios en la procuración de justicia para desmantelar las organizaciones criminales que facilitan el trasiego de drogas ilícitas a Estados Unidos.

Desde 2008, el cártel de los Laredo ha estado involucrado en la fabricación, importación y distribución de heroína desde México a los Estados Unidos, así como en el lavado de las ganancias de la droga de los Estados Unidos a México.

El cártel de los Laredo tiene sede en México y está dirigido por los hermanos Job e Ismael Laredo Donjuan, quienes fueron incluidos en una acusación federal presentada el año pasado por la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Pensilvania, indica.
Job e Ismael Laredo Donjuan fueron acusados de ser los principales líderes de una organización criminal activa, entre los cargos federales adicionales relacionados con el tráfico de drogas y lavado de dinero.

La acusación también incluye a sus respectivas esposas Mercedes Barrios Hernández y Daniela Gómez Velázquez por múltiples cargos relacionados con el lavado de dinero, junto con AntonioMarcelo Barragán a quien se acusa de tráfico de drogas. Los miembros adicionales de Laredo DTO designados hoy incluyen a Rubén Laredo Donjuan, Andrés Laredo Estrada e Ismael Reyna Félix.

En un comunicado de prensa difundido por la Embajada de Estados Unidos en México, se establece que esta acción se llevó a cabo en coordinación con la División en Filadelfia y la Oficina en México de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), la División en Filadelfia de la Oficina Federal de Investigación (FBI, por su siglas en inglés), y la Policía Federal de México que es parte de la Comisión Nacional de Seguridad.

"Esta designación es parte de un trabajo mayor, en colaboración con el gobierno de México, para utilizar las sanciones financieras agresivamente con el fin de quebrantar las organizaciones mexicanas de tráfico de drogas", señala el comunicado.

Desde junio de 2000, más de mil 800 empresas e individuos han sido designados conforme a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico (Kingpin Act) por su participación en el tráfico internacional de narcóticos.

Las sanciones por violaciones a esta ley fluctúan desde penas civiles de hasta un millón 75 mil dólares por cada violación hasta penas criminales más severas y el castigo para directivos de empresas puede ser de hasta 30 años de prisión y multas de hasta 5 millones de dólares.

Las multas criminales para empresas pueden llegar a 10 millones de dólares. Otros individuos pueden enfrentar hasta 10 años de prisión y multas de conformidad con el Título 18 del Código Penal de los Estados Unidos por violaciones criminales a esta ley.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada