Fotografías; Sigue cacería a los ÁNTRAX "El Melquiades" y Jesús son ejecutados, se durmieron, no alcanzaron a accionar sus armas


Culiacán, Sinaloa.- Otros dos integrantes del grupo de sicarios denominado “Los Ántrax”, brazo armado del Cártel de Sinaloa que dirige Ismael “El Mayo” Zambada, fueron asesinados de carro a carro por un comando de gatilleros que los interceptó en la colonia Francisco I. Madero.


Durante el ataque, los pistoleros intentaron repeler la agresión con una pistola y una subametralladora MP5 calibre 9mm, pero no pudieron accionarlas ante el sorpresivo ataque. Quedaron muertos con las armas en las manos.



Las policías Ministerial del estado y municipal informaron que los sicarios asesinados son Melquiades Antonio Silva Rodríguez, de 25 años, con domicilio en la colonia Los Huizaches; y Jesús Antonio Franco Ibarra, de 27 años, alias El Güerito, de la misma colonia. 

Policías afirmaron que los dos presuntos delincuentes pertenecían al mismo grupo de “Los Ántrax” que fue abatido por el Ejército durante el enfrentamiento registrado la semana pasada en la colonia Miguel Hidalgo.


La información señala que Melquiades Antonio Silva había sido detenido por la Unidad Especializada en Aprehensiones en mayo de 2014 por el asesinato de un joven ocurrido en Año Nuevo en la colonia Guadalupe Victoria, pero por razones desconocidas fue dejado en libertad por el Juez que llevaba el caso.

Tres años antes, en septiembre del 2011, Silva Rodríguez fue sentenciado por el Juzgado Primero a purgar una condena de 4 años, 11 meses y 12 días por ser culpable del delito de robo a manoarmada en contra de una empresa cervecera, pero también por razones desconocidas fue dejado en libertad.


Mientras que Jesús Antonio Franco contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de robo a mano armada, expedida en el 2015.

El crimen de los gatilleros ocurrió alrededor de las 12:40 horas debajo del puente que cruza la avenida Álvaro Obregón, bulevar Las Minas y la calle Luis F. Molina, en la colonia Francisco I. Madero.

La información establece que Melquiades Antonio Silva, acompañado de Jesús Antonio Franco, conducía una camioneta Cherokee, robada con placas sobrepuestas. El primero portaba una subametralladora MP5 y el segundo una pistola calibre 9mm.


Al cruzar la Obregón de oriente a poniente por debajo del puente, los sicarios fueron atacados de carro a carro por un grupo armado que viajaba en una camioneta, y que les disparó con fusiles de asalto AK-47. Después del primer ataque, uno de los agresores bajó de la unidad para rematar a las víctimas con un cuerno de chivo.

Melquiades y Jesús Antonio no tuvieron tiempo de accionar sus armas.


Cometido el crimen, el grupo agresor huyó por las calles de la colonia.

Peritos de la Procuraduría General de Justicia levantaron como evidencia varios casquillos percutidos calibre 7.62, radios de comunicación, una pistola y una subametralladora MP5 calibre 9mm.

La agencia del Ministerio Público especializada en homicidios dolosos inició con las investigaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada