Grabaciones de la reunión entre "El Chapo" y agentes del FBI

La televisora WCVB 5 de Boston presentó de forma exclusiva videos que fueron resultado de tres años de investigación realizada por el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), en los que se observan a agentes encubiertos de la corporación de seguridad estadounidense sosteniendo reuniones con miembros del cártel de Sinaloa, mientras eran grabados con cámarasocultas.

De acuerdo con el reportaje firmado por Karen Anderson, estos agentes encubiertos del FBI pudieron reunirse con el capo Joaquín “El Chapo” Guzmán en uno de sus escondites “en las montañas de Sinaloa”, gracias a la ayuda de uno de sus primos, Jesús Gutiérrez Guzmán, y –obvio– antes de que fuera capturado en un hotel de Mazatlán.

Las grabaciones secretas de la operación de alcance internacional fueron realizadas en Nueva Inglaterra, con agentes provenientes de Boston y New Hampshire. Estas pruebas en video llevaron a la condena de siete miembros del cártel de Sinaloa en la Corte de Distrito de Estados Unidos en New Hampshire.

“Quiero que entiendas, antes de empezar, que esta habitación está limpia, que tenía a mi gente aquí el día de hoy y les puedo asegurar que podemos hablar libremente”, le dice en uno de los videos un agente encubierto a un representante del cártel.

Los miembros del grupo delictivo se reunieron con agentes del FBI, quienes se hicieron pasar por mafiosos italianos, prometiendo su ayuda en la apertura de un nueva vía para exportar drogas a Europa.

La televisora hace énfasis en que en los videos no se observan armas ni situaciones de violencia. Sin embargo, las horas de grabación son grandes pláticas de logística y finanzas.

“Ellos tienen un director general, tienen lugartenientes que tienen responsabilidades específicas, conocen de precios, comparan costos, tienen personas asignadas al transporte, a las finanzas, al lavado de dinero”, le dijo a la televisora, Donald Fieth, representante del secretario de Justicia de Estados Unidos en New Hampshire.

La investigación que surgió de la oficina en Boston del FBI abarcó la mitad del planeta, indica el medio local, incluyendo reuniones en Madrid, México, las Islas Vírgenes de Estados Unidos, Boston y Portsmouth, New Hampshire.

Una de las reuniones, en un almuerzo en el hotel Marriott Long Wharf, de Boston, sólo fue grabada en audio. Los narcotraficantes elaboraron un sistema en código para hablar sobre el lavado de dinero y otros detalles.

Otra de las reuniones se realizó en el hotel Wentworth, a las afueras de Portsmouth, donde un operador del cártel de Sinaloa les entregó un mensaje del “famoso” capo Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El mensaje de “El Chapo” estaba escrito a mano sobre un desgarrado billete de 100 euros, una “forma antigua de su submundo de comunicación”, dice el reportaje de la televisora.

En este punto de la operación, indica el medio estadounidense, el cártel de Sinaloa tenía la intención de enviar mil kilogramos de cocaína a Europa.

Sus supuestos socios italianos iban a proveer otros 200 kilos de la droga para el cargamento.

“Vas a tener clientes en Europa … y Estados Unidos”, dijo el agente encubierto en una de las conversaciones grabadas en video. “No te vas a arrepentir”, le dice a un par de miembros del cártelmexicano.

La asociación de los mafiosos continúa con un regalo de los agentes encubiertos para el operador del cártel: una sudadera estampada con el lema de New Hampshire, “Live Free or Die” (Vive libre o muere).

El operador, indica WCVB 5, es un primo de “El Chapo” Guzmán, una conexión que ayudó al FBI a acercarse al jefe del crimen en México, ya que en un momento dado, durante una reunión en las Islas Vírgenes de Estados Unidos, un agente encubierto habló por teléfono con el capo, quien estaba en el otro extremo de la línea.

En otra reunión, un informante del FBI tuvo una reunión cara a cara con “El Chapo” Guzmán en uno de sus escondites en las montañas, asegura el reportaje firmado por Anderson.
“Aquí se trataba de su último proveedor”, asegura Fieth.

John Bailey, profesor emérito en la Universidad de Georgetown, quien ha estudiado las organizaciones criminales en México, llamó a Guzmán un “fenómeno”.

“El hecho de que este grupo tuviera una reunión cara a cara con el capo es inusual”, dijo Bailey.
La investigación llegó a su fin en 2012, cuando un barco zarpó desde un puerto en Brasil y llegó a España con 760 libras de cocaína a bordo.

En última instancia, siete personas fueron acusados en un tribunal federal de New Hampshire, incluyendo “El Chapo” Guzmán.

Tres de ellos han sido condenados o se declararon culpables. Tres más están prófugos. “El Chapo” Guzmán fue arrestado el año pasado en México, donde permanece en la cárcel.

“New Hampshire es un pequeño distrito, es un lugar pequeño. Pero no hay lugar que no esté afectado por estas organizaciones de la droga”, dijo el representante del secretario de Justicia de Estados Unidos en aquella localidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada