LA GUERRA POR LA PLAZA DE LOS CABOS; CJNG EJECUTA a "El Coyote" líder del Cártel de Sinaloa

San José del Cabo, México.- Cuando alguien circula sobre las colonias de San José Viejo, San Carlos, El Zacatal, Puerto Nuevo, San Bernabé, Colosio, Buenos Aires, Guaymitas, Monte Real y Primero de Mayo, corre el riesgo de quedar atrapada en medio de una batalla que se desató entre células criminales del Cártel de Sinaloa y del Cártel Jalisco Nueva Generación en la cabecera municipal de Los Cabos, Baja California Sur.

“Yo iba entrar a cenar, cuando escuche balazos, me regresé y corrí hacia la terminal de autobuses, y me puse atrás de unos vehículos”, relató un testigo del tiroteo registrado la noche del tres de noviembre pasado dentro de la taquería “La Caperucita”, localizada sobre la calle Valerio González entre Magisterio y Primero de Mayo en San José del Cabo.

El hombre tiene poco de haber llegado a Los Cabos, y dice que de “sino me hubiera quedado a pedirle mi cambio al chofer del camión que me bajo en la esquina, ahorita estaría muerto”.

Descripciones como la de este testigo ocular, comienzan a ser tema de plática entre los pobladores de esta pequeña ciudad de 69 mil 788 habitantes, acostumbrada a la tranquilidad y gobernada por el alcalde de Los Cabos, Arturo de la Rosa Escalante, y quien luce más preocupado por coronar reynas en fiestas tradicionales que en la seguridad de la propia población.

La disputa sangrienta, y tan solo en las últimas 24 horas, dejó un saldo de 4 personas ejecutadas, dos de las cuales fueron identificadas como Kener Esteban Rodríguez “El Kener” y Esaú Soto Pérez “El Wachu”, asesinados en la taquería de “La Caperucita”.


La guerra que se veía venir comenzó el 8 de julio pasado, cuando el jefe de la plaza del narcomenudeo en San José del Cabo, José Guadalupe Acosta López “El Javier” o “El Javy” fue ejecutado en Culiacán, Sinaloa.

El jefe criminal y cabecilla del Cartel de Sinaloa (CDS) fue emboscado por sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en la calle de Isla Guadalupe entre Boulevard Sinaloa y El Dorado, quedando muerto a escaso metro de su lujosa camioneta de color blanco “Lincoln”.

Desde entonces la organización criminal de “Los Javieres”, entró en franca descomposición, generando división y estallando una guerra entre sus herederos por el control de la agrupación, y la cual se viene a sumar a las pugnas de La Paz y de Comondú.
Según el último mapa delictivo elaborado por autoridades federales y militares, los grupos que en este momento están chocando entre sí son los encabezados por:

1.- Alfredo García Torres "El Coyote", quien presuntamente era considerado el brazo derecho de “El Javier”, y actualmente célula criminal del CDS.

2.- Román, un sujeto que es el lugarteniente del otrora operador de “Los Javieres”, identificado con el alias de “El Güero Plaza”, y célula del CJNG.

La división dentro de la organización delictiva –según reportes de inteligencia federal y militar— había iniciado un par de meses atrás, cuando afloraron desacuerdos entre “El Javier” y “El Güero Plaza”, después de que el jefe criminal –y tras la recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán-- decidiera integrarse a la organización del capo del CDS, Dámaso López Serrano “El Licenciado”.

El principal argumento de “El Güero Plaza”, y de acuerdo al informe de inteligencia—es que “El Javier, con ese paso, se había subido en la guerra de Los Dámaso en La Paz, por lo que se estaba colocando en la mira de los grupos rivales”, lo que obviamente sucedió hasta que fue asesinado.

Después de su muerte, en el bajo mundo, comenzaron a correr nombres de los posibles sucesores del trono criminal, decidiendo los hermanos de “El Javier”, identificados en el último mapa delictivo, como Martín, Julián y Jesús Octavio de apellidos Acosta López, darle todo el respaldo a “El Coyote”, lo que obviamente generó una terrible división principalmente con “El Güero Plaza” y “Román”.

Lo Cazaron

Después de que desde principios del mes de octubre, detonara la guerra entre células delictivas, no había caído abatido por las balas un jefe criminal del nivel de Alfredo García Torres “El Coyote” en San José del Cabo.

La tarde de hoy –y según las primeras investigaciones oficiales—fue ejecutado, cuando viajaba a bordo de un automóvil de color blanco línea Corolla y marca Toyota, acompañado de su escolta, y de una hermana del ex jefe de la plaza del narcomenudeo en esta ciudad, José Guadalupe Acosta López “El Javier” o “El Javy”, ejecutado el 8 de julio pasado en Culiacán, Sinaloa.

El sucesor del mando criminal de “Los Javieres”, de acuerdo a las primeras investigaciones oficiales, fue cazado la mañana del 4 de noviembre sobre la carretera federal de San José del Cabo a La Paz, en el cruce de las calles Javier Sandoval y Ciencias Sociales en la colonia Guaymitas.

El líder de la organización delictiva --según testigos—venía sentado en el asiento del copiloto, su escolta manejaba, y la mujer identificada como Ileana Acosta López, estaba en la parte trasera del automóvil.

Los matones –y de acuerdo a las investigaciones— prácticamente ya los estaban esperando, después de observar que el vehículo de las víctimas bajaba por el Boulevard Don Guillermo, proveniente de la colonia Monte Real.

Las victimas doblaron al lado derecho, luego de finalizar la avenida, tomando la carretera federal, y no habían avanzado ni 500 metros, cuando sobrevino el ataque armado.

Los testigos revelaron que después de iniciado el tiroteo, el chofer de “El Coyote”, abrió rápidamente la puerta del automóvil, bajando, repeliendo la agresión y corriendo hacia la tienda de la gasolinera.

Por su parte, “El Coyote”, abrió la puerta y corrió hacia la gasolinera, en donde quiso acomodarse para disparar en contra de sus agresores, pero fue alcanzado por las balas criminales.

La hermana de “El Javier”, y durante el enfrentamiento, se quedó escondida en el asiento trasero del automóvil, y no salió hasta que paso todo.
Los sicarios –entonces—salieron rápidamente de la zona, en virtud de que el cuartel general de la policía municipal de San José del Cabo, estaba a escasas tres cuadras de la escena del crimen.

Cuando la policía preventiva municipal de Los Cabos, reaccionó y llegó a la zona de conflicto, el jefe de la plaza del narcomenudeo de San José del Cabo, ya había muerto.
El escolta y la hermana de “El Javy” fueron trasladados de inmediato al hospital general de San José del Cabo, y donde el hombre finalmente falleció, cuando recibía atención médica.

Lo que Viene

Luego del asesinato de Alfredo García Torres “El Coyote”, la organización delictiva de “Los Javieres”, prácticamente quedó descabezada.

Hasta este momento –y según reportes de inteligencia--- “no se vislumbra algún sucesor del mando criminal”, porque los hermanos de “El Javier”, salieron de San José del Cabo, desde el asesinato de su familiar y regresaron a vivir a Sinaloa.

Según un integrante del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública del Estado, existen dos hipótesis de lo que puede venir.

1.- La plaza del narcomenudeo de San José del Cabo, vaya a ser tomada por las células del Cártel Jalisco Nueva Generación, y las cuales tendrá que alinear a los vendedores de droga de “Los Javieres”, a fin de que trabajen para el nuevo jefe de la plaza que todo apunta habrá de ser “El Güero Plaza”.

2.- La reorganización del grupo de “Los Javieres”, y los cuales puedan salir a pelear por el control de su territorio por el apoyo logístico y económico de las Fuerzas Especiales de Los Dámaso.

Cualquier de estos dos escenario –y según el miembro del grupo interinstitucional—habrá de generar más violencia en el tiempo que dure el reacomodo criminal.

Con el asesinato de “El Coyote” y su escolta, sube a 19 el número de muertos en Los Cabos, y el cual ocupa el segundo lugar en la posición de las estadísticas de los crímenes, apenas por debajo de La Paz.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada