"La Tuta" tiene 37 hijos con 8 mujeres; no quería fueran delincuentes ni políticos por eso les daba 15,000 mensuales

Servando Gómez Martínez, “La Tuta” o “El Profe”, no quería que ninguno de sus 37 hijos se inmiscuyera en el negocio del narcotráfico, pero tampoco en la política. 

Por esa razón les enviaba 15 mil pesos mensuales a cada uno, así como también ayudaba económicamente a sus ex parejas y hermanos.

Lo anterior se revela en un informe de la Procuraduría General de la República (PGR), filtrado en algunos detalles por el periodista Carlos Loret de Mola en su columna “Historias de reportero” de este miércoles en El Universal.

El capo del grupo delincuencial “Los Caballeros Templarios”, detenido el pasado 27 de febrero en Morelia, tuvo 37 hijos con ocho distintas mujeres, de los cuales tres con su primera esposa Ana Patiño López, también aprehendida el 22 de octubre anterior a la altura del AeropuertoInternacional “Francisco J. Múgica”, ubicado en el municipio michoacano de Álvaro Obregón.

De dicha unión, pese a que en el reporte de la PGR Servando Gómez no quería a sus descendientes como criminales, Huber Gómez Patiño fue capturado el 21 de junio último en Arteaga -lugar de nacimiento de “El Profe” y donde tiene múltiples propiedades- por efectivos de la Policía Federal (PF). De 22 años de edad entonces, amenazó de muerte a los elementos y lo acusaron de portación de arma prohibida y contra la salud, delitos por los cuales enfrenta juicio en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de El Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

También cayó Luis Servando Gómez Patiño, el 28 de enero de 2009, mediante un operativo de fuerzas federales en el mismo municipio de Arteaga, específicamente cuando se pretendía detener al líder de los Templarios en un palenque, pero éste pudo escabullirse, no así su hijo.

Mientras tanto, Alejandra Sayonara Gómez Patiño -la tercera hija de Servando Gómez y Ana Patiño-, fue a comparecer en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en Morelia, el 29 de octubre pasado. Sólo declaró y salió libre, pues no tenía orden de aprehensión.

En flagrancia, el 3 de marzo de 2014, fuerzas federales aprehendieron en el municipio de Los Reyes, Michoacán, a quien se identificó como hijo de "La Tuta", de nombre Luis Alfredo Aguilera Esquivel, de 23 años de edad, cuando pretendía cobrar el pago de extorsión a un aguacatero en la citada localidad. Servando Gómez nunca desmintió que no fuera su vástago.

Según el reporte de Loret de Mola, el líder criminal de Michoacán solía enviar 15 mil pesos mensuales a cada uno de sus 37 hijos e igual se encargaba de la manutención de sus parejas y ex parejas, así como de sus hermanos.

Precisamente su fraterno Flavio Gómez Martínez -detenido el mismo 27 de febrero pasado-, quien era el operador financiero del cártel michoacano, desde Mérida, Yucatán, a donde el líder templario envió también a su mamá a vivir, citó el periodista, le mandaba dinero en efectivo para mantener su círculo de seguridad. No usaban el sistema bancario, ni siquiera empleaban el teléfono celular para evitar que sus conversaciones fueran interceptadas y con ello descifrada su ubicación, agregó Carlos Loret en su columna.

Hoy Servando Gómez está recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de El Altiplano, acusado de ocho delitos relacionados a secuestro, extorsión, tráfico de armas y de droga, y a más tardar este jueves 5 de marzo en el Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, se le deberá definir su situación jurídica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada