Las Moicas: son de MICHOACAN, trafican con heroína en EEUU, la DEA lo sabe y México no

En México nadie conoce a Las Moicas, pero han traficado heroína desde 2009 con un valor que supera los 17 millones de dólares. Sus líderes y fundadores han sido encarcelados y sentenciados, pero su trabajo no se detiene. Son originarios de Michoacán, estado costero del Pacífico mexicano, pero su radio de acción se ubica, principalmente, en la zona oeste de Estados Unidos.

La administración estadounidense para el control de drogas (DEA) los tiene bajo la mira desde hace siete años, pero en México la Procuraduría General de la República (PGR) encargada de investigar y perseguir los delitos de orden federal como narcotráfico, no tiene conocimiento de ellos, o por lo menos eso asegura a VICE News.

Esta es su historia. En julio de 2009, agentes antidrogas de EEUU detectaron a 21 individuos que traficaban heroína en Sacramento, California. No todos fueron detenidos, pero a los que pudieron capturar se les acusó de narcotráfico. El líder era Fabio Cazares Zamora, quien trabajaba con una organización asentada en Michoacán llamada Las Moicas.

'Es claro que no hay una comunicación adecuada entre las agencias estadounidenses y mexicanas'.

Esta organización, según se desprende de documentos oficiales de la DEA, operaba de una manera muy sencilla. Ocultaban la droga en compartimentos ocultos en motores de vehículosdiseñados especialmente para que pasaran desapercibidos los cargamentos en los controles aduanales fronterizos, luego vendían el producto en California, y el dinero en efectivo que ganaban, regresaba a Michoacán en los mismos compartimentos. Un círculo de distribución excepcional.

Para detenerlos, fue necesaria una operación que duró 18 meses, y requirió que las autoridades estadounidenses intervinieran múltiples llamadas telefónicas. También rastrearon la droga que ofrecían los 'dealers' en San Francisco, y así fue como descubrieron, tiempo después, que el origen era México.

Las investigaciones fechadas el 31 de julio de 2009, pusieron al descubierto el tráfico de aproximadamente 200 kilogramos de heroína a Estados Unidos y la intención de regresar a México 670.000 dólares en efectivo producto de la venta de drogas. Según estimaciones de la DEA, esa cantidad de heroína podría tener un valor de 17.5 millones de dólares en las calles. Días antes, las autoridades decomisaron 50 kilogramos de esa droga, 250.000 dólares en efectivo y tres vehículos.


En 31 mayo de 2011, casi dos añosdespués de su detención, Fabio Cazares de 37 años, fue sentenciado en la ciudad de Fresno por el juez de distrito Oliver W. Wanger a una pena de 14 años de prisión y cinco años de libertad bajo supervisión por tráfico de heroína. En el juicio también se hallaron culpables del mismo delito a Martha Garibay, Flor Loviano e Hipólito Briseño, según consta en documentos de la DEA, y en el caso número 1:09CR00272-001 de la Cortedel Distrito Este de California.

De los 21 involucrados con Las Moicas, en total 11 han sido encarcelados. Además de los antes mencionados, también se encuentran en prisión: Hugo Toscano Zamora, Florentino Gutiérrez, Abundio Hernández, Rene Gálvez, José Luis López, Sergio Vásquez, y Griselda Aguilar.

No obstante 10 permanecen fugitivos: los hermanos Rubén y José Román Montes; Selvin Castañón; y los hermanos Adrián, Leonardo y Mario Aguilar Magaña. También Mario Alberto Cazares Zamora, Migue Ángel Medina, Carlos Alarcón y Luis Félix Orrantia; la DEA presume que tal vez se encuentran escondidos en algún lugar de México.

Las Moicas van ganando terreno

A la vista de los documentos de la DEA, Las Moicas, han ganado cada vez más terreno en Estados Unidos y ahora se disputan la Costa Oeste de ese país nada más y nada menos que con el Cártel de Sinaloa, Los Caballeros Templarios y el Cártel Jalisco Nueva Generación. Los reportes de mayo de 2015, señalan que Las Moicas es un grupo que tiene vínculos con la Familia Michoacana.

A pesar de que la agencia menciona que la nueva organización criminal opera en menor escala que los cárteles mexicanos más significativos, no la coloca como una célula de éstos. Es más, en el informe Estados Unidos: Áreas de Influencia de las Principales Organizaciones Criminales Mexicanas, la ubica en un mapa como una de las ocho principales, al lado de el Cártel de Sinaloa, Los Zetas, el Cártel del Golfo, Los Caballeros Templarios, el Cártel de Juárez, la organización de los Beltrán Leyva, y el Cártel Jalisco Nueva Generación.

La ruta de la heroína mexicana: un 'viaje' en el que casi todos pierden. Leer más aquí.

En el año 2009, cuando el grupo fue detectado en California, vendían su producto en San Francisco, Oakland, San Jose, Palo Alto, Hayward y San Leandro. Han pasado casi siete años y el cártel está ganando terreno en las ciudades más importantes. Las Moicas operan actualmente en San Francisco, Sacramento, Bakersfield, Orange, San Ysidro e Imperial. Y su presencia también se ha detectado en Reno, Nevada.

Ciudad por ciudad los grupos de narcotraficantes mexicanos han cubierto casi completamente la Costa Oeste del país vecino, desde San Diego hasta Seattle.


En ese sentido, en EEUU se ha registrado un incremento tanto en la demanda como en la oferta de heroína, y esto ha disparado el número de muertes relacionadas por el abuso de dicha sustancia. En 2013, se registraron por lo menos 8.257 fallecimientos, tres veces más que en 2010.

La agencia antidrogas menciona que el mercado de la heroína ha estado históricamente dividido por el Río Mississippi. Del lado oeste, el mercado mexicano ha usado regularmente heroína de aspecto chocolatoso, de menor calidad, llamada coloquialmente Black Tar; pero en el lado este — que en el pasado fue controlado por droga proveniente de Asia — , se emplea heroína más pura.

'Quizá a México ni siquiera le interesa investigar'.
Sin embargo, la DEA explica que "desde que comenzaron a traficar heroína pura de Sudamérica, los cárteles mexicanos han sido capaces de ingresar al lucrativo mercado de esa sustancia más limpia en la región media-oeste y noreste del país".

"Las organizaciones mexicanas son las más prominentes en el incremento del mercado de heroína en Chicago, Nueva Jersey, Filadelfia, Washington, y tienen una gran presencia en el área de Nueva York".

Pero sin duda, el Cártel de Sinaloa es quien domina el tráfico de drogas en Estados Unidos. Sus áreas de influencia abarcan todas las regiones de ese país. Tiene presencia desde Miami hasta Los Ángeles, desde Nueva York hasta Phoenix. Operan en casi todas las ciudades principales: Tucson, Orlando, Dallas, Chicago, Denver, Oklahoma, Atlanta, Salt Lake City, Pittsburgh, Indianápolis, Búfalo, Kansas, Tampa, Detroit, Baltimore y otras.




En México, nadie sabe y nadie supo...

A pesar de que las autoridades de Estados Unidos tiene bien ubicadas a Las Moicas, las autoridades mexicanas no tienen registro de esta organización. La PGR, encargada de registrar los datos sobre narcotráfico, asegura no conocer a ese cártel.

Esto fue lo que respondió a nuestra solicitud de información, formulada a través del órgano de transparencia del gobienro mexicano, en la que se preguntó cuántos supuestos narcotraficantes relacionados con Las Moicas habían sido detenidos: "La unidad encargada de proporcionar respuesta con datos de su interés y conforme a sus facultades fue la Seido [unidad de la PGR encargada de investigar delitos relacionados con delincuencia organizada], quien no encontró registros cerca de la petición en cuestión", es decir a ninguno, informó la institución.

El hecho de que las autoridades mexicanas no sepan de la existencia de Las Moicas, refleja una debilidad institucional en las agencias encargadas de combatir a los grupos de narcotráfico en el país, opina la especialista Guadalupe Correa-Cabrera, profesora asociada del Departamento de Gobierno de la Universidad de Texas en Brownsville.

"Es claro que no hay una comunicación adecuada entre las agencias estadounidenses y mexicanas. Podríamos pensar, incluso, que la DEA no comparte información con las instituciones mexicanas porque puede ser usada de manera irresponsable, debido a la corrupción que existe en éstas; o quizá a México ni siquiera le interesa investigar", explica la especialista.

Señala que el desconocimiento del gobierno mexicano respecto a este grupo representa una falla en la seguridad nacional, "es una falla terrible, porque es un grupo que opera en su territorio [Michoacán] y trafica droga a su vecino del norte. No es un grupo que se haya inventado, su existencia se asienta en reportes de la DEA y en documentos de cortes estadounidenses".

"En siete años, las autoridades mexicanas no han dicho nada al respecto. Esto nos muestra la falta de capacitación para investigar, negligencia, y la falta de profesionalismo para revisar los reportes de las agencias internacionales, que es lo primero que deberían de hacer. ¿A poco en todo este tiempo al gobierno de México no le saltó a la vista lo que publicaban las agencias estadounidenses?".

Además, señala, no hay información suficiente para saber qué mecanismos de cooperación binacional están funcionando.

— ¿Qué permite que en Estados Unidos sigan operando y creciendo grupos como Las Moicas o el Cártel Jalisco Nueva Generación? — se le pregunta.

— Hay dos formas en que pueden crecer ese tipo de organizaciones en Estados Unidos: por la ineficiencia gubernamental que hay para combatirlas, o por la corrupción de las agencias antidrogas que sugiere un contubernio de las autoridades con los criminales — responde.

Los cárteles que operan según la PGR

En la lista de cárteles y células de éstos que la PGR también entregó a VICE News tampoco figuran Las Moicas. De acuerdo con información del 8 de marzo de este año, la Procuraduría tiene constancia de nueve cárteles del narcotráfico operando en México, de los cuales, se desprenden 36 células.

El Cártel del Sinaloa, también llamado el Cártel del Pacífico, es el que cuenta con el mayor número de células a su servicio, un total de 10: Gente Nueva, Los Cabrera, Cártel del Poniente, El Aquiles, El Tigre, Del 28, Los Artistas Asesinos, Los Mexicles, Los Salazar y Los Memos.

Los Beltrán Leyva tienen siete células: Los Mazaltecos, El 2000, Los Granados, Los Rojos, La Oficina, Los Ardillos y el Cártel Independiente de Acapulco. Igual número de células posee el Cártel del Golfo: Metros, Rojos, Grupo Dragones, Los Fresitas, Ciclones, Pelones y Talibanes.

'En siete años, las autoridades mexicanas no han dicho nada al respecto'.
Respecto a cárteles michoacanos, Los Caballeros Templarios trabajan con la célula de los Tena, Liderada por Fernando Cruz Mendoza alias El Tena, y con la liderada por Homero González Rodríguez alias El Gallito. Por otro lado, La Familia Michoacana opera con los Guerreros Unidos y La Empresa.

Con el cártel de los hermanos Arellano Félix se relaciona a los grupos de El Chan, El Jorquera, y El Kieto. Mientras que la organización de los Carrillo Fuentes trabaja con La Línea y Los Aztecas.

Los Zetas por su parte, tienen a su servicio al Grupo Operativo Los Zetas, al Grupo Operativo Zetas, y a las Fuerzas Especiales Zetas. Con el Cártel Jalisco Nueva Generación, el de mayor crecimiento en México en los últimos años, "no se identifican grupos, células o pandillas vinculadas a la organización".

Para la realización de este reportaje se solicitó entrevista con la PGR a través de Julio Adalid Herrera Lozano, director de Comunicación Social de la institución. No hubo respuesta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada