Los SUPER AUTOS decomisados a El Chapo por la MARINA regresaron a sus dueños originales,no eran de El Capo

Durante los operativos previos a la captura de Joaquín el Chapo Guzmán en 2014, la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró vehículos de lujo en Culiacán y señaló a dos presuntos prestanombres, pero a uno de ellos sin fundamentos.

El Juez Segundo de Distrito ordenó esta semana al Agente del Ministerio Público de la Federación dejar insubsistente el aseguramiento de un vehículo Mercedes Benz G63 AMG Biturbo, modelo 2013, color designo magno platinum, valuado en 2 millones 650 mil pesos.
Mercedes decomisado 1
El vehículo está registrado a nombre de Venancio Higuera Rocha, quien se presentó como propietario de la unidad y solicitó al Juzgado Segundo un amparo contra el decomiso.


En febrero de 2014, la PGR dio a conocer el aseguramiento de 21 vehículos de lujo al ChapoGuzmán en la agencia Mercedes Benz y que dos estaban registrados por prestanombres y señaló a Venancio y a Alma Delia López Arredondo.

El vehículo a nombre de López Arredondo es un Mercedes Benz SL63 AMG, con valor de 2 millones 639 mil pesos.

El Juez de Distrito inició el juicio solicitado por Higuera Rocha el 6 de febrero de 2015, luego de que el Agente del Ministerio Público mantenía decomisado el vehículo desde hacía un año y el lunes pasado el Juez dictó sentencia en la que ordena levantar el aseguramiento.

El Ministerio Público, menciona el Juez, no especificó por qué el vehículo constituye un instrumento para la comisión de delitos ni cómo establece que está relacionado con la comisión de los delitos de violación a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, y violación a la Ley General de Salud, ni expone las pruebas que se consideraron para el decomiso.

“De igual forma, en el acto reclamado se omite indicar cómo llegó a la conclusión que con los vehículos asegurados, en particular con el que es materia de este juicio de garantías, son utilizados para la distribución de narcóticos, realizar ‘levantones’ o el cumplimiento de algún otro fin criminal de alguna organización.

“Incluso, no se indica cómo se llegó a la conclusión de la existencia de alguna organización criminal y cómo se desprende que ésta utiliza esos vehículos para tales fines”, indica la sentencia.

El decomiso fue el 19 de febrero de 2014 en la agencia Mercedes Benz, ubicada en el bulevar Pedro Infante, en el desarrollo Tres Ríos.

En ese operativo, elementos de la Secretaría de Marina (Semar) aseguraron 21 vehículos y una motocicleta.

De acuerdo con el parte de los agentes de la Semar, ubicaron ese sitio después de que ese día por la mañana detuvieron a dos miembros del Cártel de Sinaloa.

Los arrestados, según los marinos, dijeron que en esa agencia automotriz guardaban vehículos de lujo del Cártel de Sinaloa que eran usados para transportar droga, y se trasladaron al lugar.

“Casi al llegar observamos que en la salida de la agencia salió un vehículo color blanco que llevaba los cristales por debajo, observándose que en el interior del vehículo iban personas armadas con armas largas, razón por la cual uno de nuestros vehículos procedió a su persecución, sin poder darles alcance”, narran los infantes de marina en el parte.

De la agencia, prosiguen, salieron personas armadas a las que tampoco pudieron detener.

El documento señala que los agentes ingresaron al inmueble para verificar si se encontraban bien las personas en el interior.

“Se nos hizo raro que existieran muchos vehículos llenos de polvo como si estuvieran abandonados, razón por la cual se le preguntó a las personas que se encontraban en ese lugar, quiénes eran los propietarios de esos automotores, refiriendo que simplemente llegaban personas y los dejaban y que cada periodo de tiempo pasaban a recogerlos y los volvían a regresar, pero desconocían su número de teléfono y dirección”, mencionan.

Los marinos revisaron las unidades abandonadas y a través de los cristales observaron que en los asientos de algunos había cartuchos y todos tenían residuos de mariguana.

El agente del Ministerio Publico de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada, aseguró los 21 vehículos y una motocicleta.

Entre esos vehículos se encontraba el Mercedes Benz, propiedad de Higuera Rocha, quien presentó la demanda de amparo contra el decomiso.

“En las relatadas circunstancias, a fin de restituir a la parte quejosa, en el pleno goce de los derechos fundamentales vulnerados, lo procedente es conceder la protección constitucional solicitada para el efecto de que la autoridad responsable Agente del Ministerio Público de la Federación deje insubsistente el aseguramiento decretado en autos”, resolvió el Juez.

La Procuraduría General de la República se inconformó con la sentencia en el Tribunal Colegiado en Materia Penal y tras analizar el expediente, los magistrados confirmaron la resolución que había dictado el Juez para que se levante el aseguramiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada