“Papá mataron a Alexis” una masacre anunciada; Si estas con ellos te va a cargar la chingada

Xalapa, Veracruz,.- “La dueña de La Madame por casi dos años cubrió “La cuota” con el crimen organizado. Si el antro era un peligro, tuvo que haber avisado a las autoridades. 

La masacre del 22 de mayo del 2016 se pudo evitar, no hubieran muerto estudiantes y a mi hijo tampoco lo hubieran agarrado como chivo expiatorio” declara Rosalba Godos, madre de Gabriel Martínez Godos, recluido en el penal de Pacho Viejo.

Blog Expediente obtuvo la declaración de la dueña del antro La Madame, Noris del Carmen Herrera Melo, obtenida de la carpeta de Investigación UIPJ/DX1/10º/1982/2016, con autorización de la familia del único detenido y sujeto a investigación por la matanza del pasado 22 de mayo, seis personas han perdido la vida hasta el momento y doce más permanecen heridos.


La dueña, de quien sólo se sabe, cuenta con estudios de licenciatura, confiesa que desde el mes de septiembre del año 2014 “pagó la tanda”, que eran mil pesos semanales que entregaba a personas que señala de edad joven.

Asegura que la persona que le subarrendó el sitio también le ofreció pactar con un presunto grupo delincuencial que había llegado a Xalapa. Noris del Carmen Herrera Melo asegura conocerlo de años, además de su trato laboral. Sin embargo, a la hora de declarar asegura que sólo sabe su primer nombre, Aurelio, sin recordar sus apellidos ni su domicilio.

Noris del Carmen Herrera Melo dicta un listado de centros nocturnos en la ciudad, de los más concurridos, como parte de un grupo que suelen avisarse cuando hay operativos de seguridad, incidencias nocturnas, incluso ofertas de alcohol.

La dueña de Madame, en una serie de contradiciones, tan sólo en la ampliación de denuncia ante el fiscal número 10 en la Unidad Integral de procuración de justicia del décimoprimer distrito judicial Xalapa, Veracruz, asegura que conoció en persona al presunto líder de la zona, apodado el equis, le ofreció bebidas en su negocio y ante el deseo carnal del hombre le advirtió que en Madame perdía tiempo, pues sólo abundaban “las machorras”.

Sin embargo, a la hora de declarar, no dicta una sola característica física de “El equis”. Por el contrario, asegura que uno de los sujetos que apuntaron a la gente la noche de la masacre corresponde a Gabriel Alfredo Martínez Godos.

En el antro La Madame había una norma para los empleados: estaba prohibido dar el nombre de la dueña, Noris del Carmen Herrera Melo. No fue sino hasta el 28 de mayo, seis días posteriores a uno de los hechos que se dio a conocer su nombre.

A continuación se presentan extractos de la declaración de Noris del Carmen Herrera Melo, respetando los errores ortográficos y de sintaxis que pudieran aparecer en el texto. Recalcando que la publicación se hizo con autorización de la familia Martínez Godos, carpeta de Investigación UIPJ/DX1/10º/1982/2016.
A PEGUNTAS EXPRESAS QUE RELIZA ESTA REPRESENTACIÓN SOCIAL:

1.- ¿Qué diga la declarante si podría realizar un retrato hablado de la persona que conoce como el X?
R.- Si, si podría intentar realizarlo.
2.- ¿Qué diga la declarante si tiene el número de la persona que le marcaba como el X? R.- No lo tengo ya que cambié de equipo porque lo perdí en día de los hechos.
3.- ¿Qué diga la declarante si podría describir a las personas que vio con armas afuera de MADAME?
R.-Solo puedo describir al que vi de frente que venía empuñando una pistola el cual; es de una estatura baja de complexión delgada, joven, tez morena, es muy parecida a la persona que sale en los medios de comunicación que está detenida por estos hechos de los otros 2 no los puedo describir porque uno estaba atrás de mi guardia de seguridad y el otro lo ví de reojo
4.- ¿Que diga la declarante como iba vestido la persona que conoce como el X?
R.- Traía gorra, pantalón de mezclilla y camisa negra
5.- ¿Qué diga la declarante si de las personas que vio con armas estaba el X?
R.- No podría ya que solo ví al que llegó de frente
 6.- ¿Qué diga la declarante si conoce el domicilio y nombre completo de la persona que le renta el lugar?
R.- Solo sé que se llama Aurelio y su domicilio no lo tengo ya que nos veíamos en MADAME
7.- ¿Qué diga la declarante como conoció a Aurelio?
R.- Lo conocí hace años por que una pareja de él era amiga de una mesera que trabajaba conmigo de nombre Carmen. Solo éramos conocidos yo lo vi para rentar el local
8.-¿Qué diga la declarante si sabe el nombre completo y domicilio del encargado del KING KONG?
R.- No desconozco el nombre y desconozco su domicilio. Se que está en el KING KONG, el table dance que está en las tranzas.
9.-¿Qué diga la declarante si tiene conocimiento quienes fueron las personas que perdieron la vida?
R.- Me dijo mi gerente general que fueron los chicos que pasaron por el dinero y decían ser de los malos
10.- ¿Qué diga la declarante porque no tenía cámaras de seguridad en su local?
R.- estaba pensando en ponerlas


Cuando nos encontrábamos en la anterior MADAME, no recuerdo el día con exactitud,  parece que fue a finales de septiembre o principios de octubre, aun trabajaba conmigo MI JEFE DE SEGURIDAD, él tenía ya más de 6 años trabajando.

En esas fechas, no sé qué día, me dijo que había llegado gente “de aquellos”, refiriéndose a los malos, a preguntar quién era el dueño del  lugar. Él sabía que tenía que contestar. Él dijo que no sabía, que solo era empleado.

Me dijo que fueron insistentes y él les respondió que podían verlo con él directo, que el encargado no estaba, a lo que MI JEFE DE SEGURIDAD me reportó que querían una lana semanal para que no nos pasara nada y nos dejaran trabajar.

No recuerdo el monto, en un principio le habían dicho una cantidad, pero alegó y les dijo que era un lugar chico, que iba puro estudiante, que subieran a ver que estaba casi vacío. La cosa es que quedamos les daríamos mil pesos semanales porque no alcanzaba para más.

El caso es que aceptaron, pero que solo MI JEFE DE SEGURIDAD, fuera el que se los diera. Que cuidado y avisábamos a la policía. Que nos tenían vigilados, yo le dije que  pues no era mucho y si eso nos evitaría problemas  ya qué se le hacía.

MI JEFE DE SEGURIDAD me dijo que él se los daba, que según con ésto no iban a entrar a molestarla y le dejaron un número de teléfono por si necesitábamos algo. Así pasaron las semanas, ellos pasaban por el dinero MI JEFE DE SEGURIDAD se los daba;  se sacaba el dinero de la caja con un vale que decía, en un principio, peñafiel u otra cosa para que no supiera la cajera. Después se le decía “tanda”. “Ya vienen por la tanda”,  me decían y ya sabía que eran esas personas.

Quiero hacer la aclaración que yo jamás los vi porque nunca bajé y no me asomaba a ver quiénes eran por temor a que me vieran y supieran que era mío MADAME. Así pasaron las semanas y se me volvió rutinario darles ese dinero.

Cuando decido pasarme al nuevo local, aquí en lázaro cárdenas tuve una diferencia con MI JEFE DE SEGURIDAD por haber  traicionado mi confianza, y pues en el lugar MI JEFE DE SEGURIDAD se queda MI JEFE DE SEGURIDAD DOS, quien ya era empleado del lugar y a quien le dije que semanalmente pasarían por mil pesos personas que se iban a identificar como de los malos.

Nos pasamos al nuevo local en el mes de febrero del 2015 y siguieron pasando ahí por los mil pesos semanales pero quien los atendía y se los daba era ya MI JEFE DE SEGURIDAD DOS,  yo nunca salí a ver de quien o quienes se trataban.


Una ocasión, platicando con MI GERENTE GENERAL, salió el tema y le dije, oye ¿tú sabes quiénes son los que vienen? ¿los has visto? Y le dije, un día que vengan salte y fúmate un cigarro afuera y checas para saber si es cierto que entregan el dinero.

MI GERENTE GENERAL observó que efectivamente MI JEFE DE SEGURIDAD DOS entregó el dinero a unos chavitos. A veces un  chavito y una chavita  y en algunas ocasiones iban acompañados de un señor. MI GERENTE GENERAL se dio cuenta que se bajaban de un taxi sin placas.

Fue hasta dos semanas antes de los hechos del día 21 de mayo del 2016 que MI GERENTE GENERAL me informa que estos chavitos entraron como clientes de forma prepotente, sin dejar que se les revisara y se quedaban a consumir en el antro en la mesa que ellos quisieran. Yo nunca los ubiqué físicamente, esas dos semanas asistieron como clientes.

El día viernes, no pidieron los mil pesos de la tanda, esto lo sé porque MI GERENTE GENERAL me lo comentó. Me dijo que solo pidieron una botella, vuelvo repetir que esto lo sé porque MI GERENTE GENERAL me avisa por mensaje ya que yo me había ido temprano a descansar.

El día 21 de mayo llego al local alrededor de las 10:30 junto con MI GERENTE GENERAL,  ya que nos habíamos ido a ver el partido a la Helodia; llegamos de manera normal y nos dispusimos a trabajar. MI JEFE DE SEGURIDAD DOS se quedaría cobrando en la taquilla, al primer corte lo relevaría yo, y después MI GERENTE GENERAL.

Entré al local a ver que todo estuviera listo para abrir a las 11:00 pm y me senté en la primera mesa de la izquierda, a esperar a que llegara la clientela, a las 10:40, creo, se acerca MI GERENTE GENERAL y me dice “oye, Norita nuevamente llegaron estos chamacos, pero ya son varios chavitos entre ellos mujeres y tampoco dejaron que se les revisara”.

MI GERENTE GENERAL me dijo que le dijo MI JEFE DE SEGURIDAD DOS, que los acompañaron otras personas, dejando a los chavitos en la entrada y se fueron, desconociendo en qué llegaron y que según MI GERENTE GENERAL, le dijeron que regresaban por la tanda entre 2 o 2:30.

En ese momento, le mandé mensaje vía whats app a LA PERSONA QUE ME SUBARRENDÓ EL LUGAR y me dijo que no sabía si los chavitos, los que pedían la tanda, eran de los mismos que estaban encargados de la zona, porque unas semanas antes de lo ocurrido LA PERSONA QUE ME SUBARRENDÓ EL LUGAR me dijo que ya habían llegado los nuevos encargados de la plaza, que ya lo habían contactado pero que no me preocupara que él no les dijo que era la dueña de la MADAME.

Yo, inmediatamente le dije que si estaban muy pesadas las cosas prefería cerrar a lo que él me dijo que estuviera tranquila que esta gente que había llegado no pediría nada pero que se tenía que estar al pendiente de los lugares y que él trataría con ellos para que no hubiera problemas.

No sé cuánto tiempo pasó, para que yo tuviera el primer contacto con estas personas. No recuerdo con exactitud la fecha, fue un viernes del mes de abril, yo me encontraba trabajando como siempre lo hacía, en la barra de bebidas, atendiendo a los clientes.

Casi a las 2 de la mañana, creo, se acercó mi cajera y me dijo Norita, tu cel. está prende y prende, creo te están marcando. Vi que tenía muchas llamadas perdidas de un número desconocido y de una persona que está como encargado del table dance KING KONG que está en las trancas.

Se me hizo raro porque casi no hablo con él por celular, se había hecho un grupo en Whats app en el que estábamos el dueño del antro ROUGE, CABARET XALAPA, SANTOS, DEL MESÓN, Y PAPI, y de más conocidos que trabajaban o tenían un negocio para estar atentos de operativos, situaciones que durante la noche sucedieran u ofertas de licor o refresco en tiendas etc.

Salí del local para llamarle AL DEL KING KONG y me dijo “¿Dónde estás?” Y le dije, “Aquí en MADAME. “Estoy en el estacionamiento”, contestó. Salí a buscarlo y me dijo, “Oye, te está marcando EL EQUIS.  Yo le dije, ¿quién? y el insistió pues EL EQUIS, EL EQUIS.

En ese momento, le entró una llamada AL DEL KING KONG y me dijo es EL EQUIS. Yo contesté. Era un hombre con una voz muy fuerte y agresiva y me dijo “¿Por qué chingados no contestas?” “¿quién putas es ese cabrón que está adentro de camisa de cuadros, con una mochila negra?  ¿por qué tiene una pistola?

Que si le estaba jugando al vergas, ¿qué quién era ese puto?”. Le dije que era conocido, que era el chofer de un cliente que conocía de años de nombre A.M. y le dije que tenía permiso para portar armas y me dijo “¿porque su camioneta está estacionada así?” Una Arcade, creo me dijo yo busqué una camioneta de esa marca y no había nada y le dije es una Edge y es color crema y me dijo si esa, dame las placas. “¿Es hijo de un hijo de diputado o qué?” yo contesté que era un muchacho común y corriente y me dijo “Conste, cabrones si ustedes lo conocen así queda. Estoy pendiente de todo”.

Cuando el encargado del KING KONG colgó me dijo “Oye, contéstale a este cabrón. No chingues” y yo ya encabronada le dije yo no sé quién es ese cabrón ¿por qué le dio mi número?

“Pues es EL EQUIS, ¿que no te dijo el que LA PERSONA QUE ME SUBARRENDÓ EL LUGAR? “Pensé que te había dicho quién era y te había pasado sus datos”.  Le dije háblele a LA PERSONA QUE ME SUBARRENDÓ EL LUGAR, porque esas mamadas”.

El DEL KING KONG le habló a LA PERSONA QUE ME SUBARRENDÓ EL LUGAR y le dijo lo sucedido. Solo escuché que el de KING KONG dijo “Ah caray, perdón ahorita checo eso aquí”. Colgó y me dijo “EL EQUIS, es quien cuida todos los antros y todo”.

Una semana antes de los hechos de la matanza, yo tuve contacto con esta persona, me entró una llamada, contesto y escucho: “estoy afuera del puto lugar y tu gente está levantando mucho polvo, no me dejan entrar o se los lleva la verga” yo creo que tardé un minuto en llegar a MADAME. Llego y veo a 3 tipos parados en la taquilla, los 3 traían gorra, uno de ellos se me acerca teniendo una complexión delgada, yo creo de un 1 metro y 79 centímetros, de tez morena oscuro, cabello negro, ojos obscuros. Pasamos al lugar y le hago señas a los de seguridad que no se acercaran, les ofrecí algo de tomar pero EL EQUIS me dijo que ellos no tomaban, que solo querían agua. Me preguntó si vendía droga y yo le dije que no, porque me daba miedo.

El volteó a ver el lugar y me dijo que podría esconderla muy bien, después se levantó y me dijo “aquí no vienen viejas guapas” y yo le dije “no, aquí vienen puras machorras, después caminaron a la salida y me repitieron que no le jugara al verga. Esto sucedió como las tres de la mañana del domingo 15 de mayo.

El día 21 de mayo, yo estaba en el local HELODIA, viendo un partido del América como a las 8 de la noche y me alcanzó MI GERENTE GENERAL, de ahí nos trasladamos  a MADAME, me puse  a revisar que estuviera todo en orden, abrimos a las 11:00 de manera normal y yo me encontraba en el interior del lugar, sentada en la primera mesa.

Como a las 11:30 MI GERENTE GENERAL me dijo que habían llegado nuevamente los chavitos, que venían “por la tanda”, pero me refirió que en esta ocasión eran más y venían dos chavas yo le pregunté que dónde estaban, ella me dijo que en el rincón. Me volví a sentar y a estar pendiente del lugar.

Como a las 11:45 recordé que EL EQUIS, me había dicho que tenía que avisarle todo lo que pasara en MADAME, por lo que le mandé un mensaje LA PERSONA QUE ME SUBARRENDÓ EL LUGAR y le dije que habían llegado los chavitos a pedir la tanda; diciendo que eran de los malos que si podía checar quienes eran.
Me dijo que el encargado del KING KONG se comunicaría conmigo, de ahí me mando un Whats app el KING KONG y me preguntó si estaban adentro, le dije que sí y me dijo que ahorita lo iba a checar.

A los minutos me manda un mensaje y me dice que ya le habían avisado EL EQUIS, que estuviera pendiente. Recibí la llamada del número desconocido me dijo ya estoy aquí. ¿Dónde estás? yo le dije. “Estoy en la entrada ya te vi. Camina derecho”.

Yo caminé y me encontré a una persona del sexo masculino y me di cuenta que era EL EQUIS, me preguntó “¿quiénes son esos hijos de la chingada? Que por qué estaban ahí?. Él entró al lugar y luego de 3 minutos se salió y me dijo que si estaba con ellos me iba a cargar la chingada también.

Eran como las 12:00, cuando vi que un carro venía de reversa hacia la entrada y se quedó estacionado por varios minutos. La gente seguía entrando al bar, yo registré 180 personas.

En ese momento, escucho un ruido y volteo y veo una maleta de color dorado. Quise ver quién era y fue el momento en el que abrieron la maleta y vi armas. Quise correr a otro lado. Frente de mi veo a  una persona que venía empuñando una pistola y empiezan a gritarnos  que nos metiéramos. Corro hacia la entrada y siento que me jalan del brazo y me meten a la taquilla.

Ya había más personas, es decir clientes. Casi inmediatamente escuche una ráfaga de disparos, luego muchos gritos. Llegó un momento en que se dejaron de escuchar los disparos, solo escuché gritos y correr gente.

Luego me asomo por la puerta y lo primero que veo es un cuerpo tirado, en ese momento escucho que se fue un carro. MI JEFE DE SEGURIDAD DOS cierra la puerta de la taquilla y nos quedamos sentados. Por lo que luego salgo. De inmediato llegó la policía y les dijo a las personas que si valoraban su vida que se fueran porque podían regresar. Por lo que la gente se fue. El policía me dijo que por ser la encargada no me podía ir.

Posteriormente veo a una chica con sangre en el pantalón y veo que mi empleado de Relaciones Públicas sale cojeando y observo que tenía el pantalón manchado de sangre. La chica llamó por teléfono y dijo “papá mataron a Alexis” y la policía comenzó a interrogarla.

Las ambulancias llegaron a los 15 min. Y empezaron a llevarse a los heridos. Se me acercó un policía y me preguntó lo que había pasado, le dije que habían entrado hombres armados y que dispararon un policía me dijo que me acercara a los muertos, que los viera bien pero les dije que no los conocía y después me preguntó si conocía a los otros y le dije que yo no había entrado, que no había visto a los de adentro.

Posteriormente me tuvieron en la entrada del lugar, donde tenían acordonada el área que desde entonces no he vuelto a entrar al lugar. Que es todo lo que tengo que declarar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada