POR VENGANZA Y ORDENES DEL CDS, SOLDADOS EJECUTARON AL TALIBÁN Y MIEMBROS ANTRAX

Un enfrentamiento entre civiles armados y militares registrado en la colonia Miguel Hidalgo durante la madrugada de ayer dejó saldo de tres muertos, tres heridos y seis detenidos.

Así como el aseguramiento de diversas armas, De acuerdo con fuentes militares, los abatidos fueron René N, conocido como Sargento Phoenix o el Gato Negro; otro de ellos apodado El Chuy y, un tercero sin identificar.

Los dos últimos sin darse a conocer sus nombres, Sólo se informó que todos eran considerados cabezas importantes del grupo criminal Los Ántrax, al servicio del Cártel de Sinaloa, Estos hombres quedaron muertos dentro de dos camionetas de modelo reciente, una de ellas blindada.


Heridos.

De los tres baleados, dos fueron reconocidos como José Javier N, de 25 años de edad, y Juan Carlos N, de 32. De un tercero se desconocía su identidad, pero su estado de salud era reportado como grave. Todos fueron llevados al Hospital General, en donde militares mantenían un fuerte cinturón de seguridad que abarcaba varias calles.

Según las autoridades, este hecho se registró alrededor de las 04:00 horas de ayer sobre el bulevar Miguel Hidalgo, entre las calles Esteban Flores y Alejandro Quijano.

De acuerdo con la información brindada, los castrenses circulaban por el lugar mencionado, pero no iban por Los Ántrax, sólo acudían a brindar apoyo a Sanalona, donde les informaron que había gente armada.

Al llegar al sitio en mención, personas que convivían en una lujosa residencia empezaron a salir en vehículos a toda velocidad, intentando darse a la fuga. Con esto, los militares se pusieron alerta.

En su intento de huida, los sujetos empezaron a disparar contra los militares, quienes repelieron la agresión, provocando que perdieran la vida tres hombres.

Uno de los cadáveres, al cual se le apreciaba un rifle de grueso poder, estaba en una lujosa camioneta de color blanco, la cual quedó sobre el camellón y presentaba decenas de impactos de bala.

En otra camioneta, una Tacoma de color rojo, la cual quedó atravesada en el bulevar frente al domicilio en donde estaban conviviendo, quedaron los otros cuerpos en los asientos traseros, uno de ellos era del Phoenix.

La forma en la que fue identificado fue porque se dijo que “tenía barba larga y la cabeza rapada”.

Todos los cuerpos fueron retirados del sitio cinco horas después de ocurrido el hecho, por lo que ya presentaban rigidez. De los detenidos se informó que algunos intentaron huir brincando los techos y escondiéndose en los patios traseros de algunos domicilios, pero fueron detectados y aprehendidos.

Fue a las 10:40 horas de ayer cuando tres hombres fueron sacados del domicilio de donde presuntamente salieron El Chuy y el Phoenix, y fueron subidos a los vehículos militarse sin informarse por qué motivos se los llevaban.

De manera hermética y cautelosa, peritos federales durante varias horas realizaron trabajos de investigación. Se dijo que recogieron casquillos percutidos, entre ellos de rifles AK-47, de los conocidos ‘cuerno de chivo’, pero no se informó la cantidad.
Resguardo.

Tras el hecho, durante más de 12 horas el sitio fue resguardado por militares. Hubo personas que no pudieron salir de sus domicilios hasta varias horas después de la balacera.

Se informó que, tras el enfrentamiento, los militares pidieron que se retiraran los agentes de todas las corporaciones, uno de los motivos era la desconfianza.

Todo el que se acercaba al sitio era investigado de forma celosa por los militares.

Este hecho ocurrió a un mes de que los militares fueron emboscados en la zona norte de la ciudad.

Vecinos del lugar se mostraban cautelosos de dar cualquier información y preferían guardar silencio sobre los muertos.

Sólo indicaban que no habían salido durante la balacera y que ignoraban quienes vivían en la casa en donde ocurrieron los hechos. Lo único que indicaban era que allí había fiestas de forma seguida.

Según reportes recibidos por personas cercanas al echo las cuales pidieron el anonimato y tras observar las imágenes aquí presentadas el Sargento Phoenix o Talibán mas otros miembros de los Antrax fueron ejecutados por militares.

En algunas Imágenes se observa como las armas prácticamente están sobre puestas, los testigos afirman que el grupo de los Antrax no se encontraba Armado, al parecer la venganza del ejercito sigue en pie y van con todo.

Pero a la vez pareciera que solo se trata de una limpia al interior del Cartel, este supuesto enfrentamiento al parecer se dio por un reporte anónimo, cercanos al interior del cartel afirman que el reporte salio desde dentro, en pocas palabras el propio Cartel de Sinaloa habría puesto en charola de plata al Phoenix.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada