SE REESTRUCTURAL LOS CARTELES ANTE LA LEGALIZACIÓN DE LA MARIHUANA

California pasó de ser el Estado donde más marihuana se confiscaba en Estados Unidos, al primero en la frontera con México donde su consumo con fines recreativos es legal. 

Además de las ganancias millonarias que dejará la industria del cannabis, investigadores y autoridades de Seguridad Pública en Baja California prevén un repunte en el tráfico de drogas duras como la heroína y una diversificación de delitos por parte de los cárteles, que perderán uno de sus mercados más redituables 

A pesar de la ventanilla y de la puerta, ambas a prueba de balas, el olor a marihuana se percibe a pasos de distancia. Un guardia de seguridad privada conduce una sencilla revisión a quien se anuncie en la bocina para ingresar al lugar. Entre una casa de cambio y una tienda duty free, A Green Alternative abrió sus puertas en marzo de 2015. 

Desde entonces, ha atendido a más de 7 mil pacientes con licencia médica para consumir marihuana. Zach Lazarus, uno de los tres socios del dispensario de marihuana más cercano a la frontera con México, explica que este motivo lo llevó a elegir la ubicación de su tienda. “Hay un gran mercado en la comunidad de Tijuana”, dice a la reportera de ZETA. 

El establecimiento se encuentra a 600 metros del cruce fronterizo de Otay Mesa, una de las cinco garitas, aeropuertos y puertos del sureste de California, donde en el año fiscal 2015, agentes federales frenaron el ingreso de 79 toneladas de marihuana desde Baja California. La cargaequivale al peso máximo que puede transportar un camión de doble remolque en México. Una caminata de cinco minutos representa la diferencia entre romper la Ley al comprar marihuana en Tijuana y hacerlo de manera legal en San Diego, a través de una licencia que puede ser adquirida por un ciudadano estadounidense luego de una consulta médica. Dulces, barras, carne seca, brownies, chocolates, cremas cupcakes, bebidas y frutas, algunos de los productos para los usuarios de marihuana medicinal en el dispensario A Green Alternative en Otay Mesa 

El dueño del establecimiento estima que alrededor de un 25 por ciento de sus clientes son de origen latino, y de esa cifra, la gran mayoría son fronterizos que radican en Tijuana, adonderegresan con la hierba. 

Durante su primer año de operaciones, A Green Alternative reportó ventas por 2 millones de dólares, asegura Lazarus. El monto, convertida a pesos, es el salario anual -incluidas prestaciones, compensaciones, aguinaldos y demás- del ministro presidente y de siete de los diez ministros que integran la Suprema Corte de Justicia de la Nación en México. 

El empresario del cannabis espera que esa cantidad se multiplique por cuatro a partir del 1 de enero de 2018, cuando entre en vigor la legislación recién aprobada por los electores californianos para permitir la venta de marihuana con fines recreativos. Sus cálculos se basan primeramente en el incremento de ventas registrado en Colorado en 2014, cuando la industria de la marihuana se amplió de fines medicinales a recreativos. 

Información proporcionada por el Departamento Fiscal de Colorado, muestra cómo los ingresos por impuestos, licencias y cuotas relacionados con la venta de marihuana aumentaron en un 31%  de 2015 a 2016. Tomando como muestra el periodo de enero a septiembre, en 2015 se reportaron 98 millones 331 mil 611 dólares de ingresos y, en 2016, la cifra llegó a 144 millones 209 mil 506 dólares. Si bien, hasta 2014, Colorado contaba solo 5.3 millones de habitantes, ese mismo año, California contabilizó una población siete veces mayor, con 38.8 millones de personas. 

Esto convierte al “Estado Dorado” en un escenario todavía más redituable para la industria del cannabis. De acuerdo con un informe de la Drug Policy Alliance en California, publicado en 2006, desde 1996 -año en que se legalizó el consumo medicinal de la marihuana-, este mercado ha dejado ventas por 1.3 billones de dólares. Según reportes oficiales, en mayor medida, el Cártel de Sinaloa es el principal traficante de marihuana hacia California, a través de la frontera con Baja California. Y éste podría ser el más golpeado con la legalización de la hierba en California.   La creatividad que invertirá los flujos de tráfico de droga Abierto los siete días de la semana, el dispensario A Green Alternative atiende principalmente a pacientes de artritis, fibromialgia, migraña crónica, fracturas, cáncer y problemas digestivos. 

También ofrece servicio a domicilio. “La idea era facilitar el tratamiento a una comunidad que no estaba siendo atendida en esta área”, comenta Zach mientras transita del área de venta a su oficina. Conforme continúa la entrevista, clientes llegan al lugar, empleados pesan la hierba para empaquetarla y colocan nueva mercancía en los exhibidores y refrigeradores. Uno de ellos comenta que iniciaron el negocio solo con cinco variedades de dulces, hoy ofrecen más de 100 artículos diferentes: hierba que va de los 10 a los 55 dólares por gramo, chocolates, dulces, bebidas, aceites, pipas, papel envoltorio e incluso productos para mascotas. 

Con la venta a partir del 1 de enero de 2018, los cárteles verón drósticamente reducidos sus cargamentos hacia California El profesor David A. Shirk, de la Universidad de San Diego, apunta que esta variedad de productos puede ser una de las razones para que los flujos de trasiego de droga varíen de Norte a Sur. “No sabemos si va a haber mercados especiales para productos californianos en México, por la calidad y por la creatividad de los productos que ya existen o que van a existir, es posible que los flujos empiecen a revertirse”, comenta en entrevista. Si bien actualmente en Tijuana existe un sector de la población que consume estos productos que son traídos desde San Diego, el tráfico podría volverse más común al abrir las puertas de la compra a cualquier ciudadano norteamericano e incluso extranjero que se encuentre en California. 

La titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Perla del Socorro Ibarra Leyva, consideró: “Es una problemática para nuestro Estado, específicamente el ingreso de la droga de Estados Unidos a México, porque en nuestro Estado y en la República no está legalizado el consumo”. Sin embargo, admitió que respecto al tema “todavía no tenemos ninguna estrategia, pero estamos trabajando en el tema”. Un gramo de marihuana tiene un precio promedio de 32.5 dólares (634 pesos) cuando se adquiere de manera legal en un dispensario de San Diego, en Tijuana la misma cantidad cuesta entre 12 y 25 pesos. Ahora bien, los actuales costos del cannabis en San Diego aumentarán debido a la aplicación de nuevos impuestos que están contemplados en la nueva legislación. 

El primero de ellos es un impuesto estatal para el cultivo de 9.25 dólares por onza de flores secas de marihuana y de 2.75 dólares por onza de hojas secas de marihuana. También se tributará 15% a la venta por menudeo, además del ya existente del 8%. Para algunos investigadores, como el doctor Vicente Sánchez Munguía, la diferencia de precios entre México y Estados Unidos será un importante inhibidor para que se invierta el flujo del trasiego. Sin embargo, para el especialista en políticas públicas, específicamente aquellas relacionadas con seguridad pública en la frontera, la legalización de la marihuana trae otras implicaciones al combate a las drogas en México.   

El auge en el tráfico de las drogas sintéticas “El riesgo mayor es que las organizaciones que tienen utilidades por esa actividad, diversificarán su menú de actividades ilícitas, como extorsión o secuestro, para compensar esa pérdida”, detalla el doctor Sánchez Munguía. El investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF) explica que esto responderá al hecho de que no cruzará la misma cantidad de marihuana de México a Estados Unidos, porque quedará desarticulado el mercado de California. Otra de las consecuencias para las organizaciones criminales mexicanas en Estados Unidos, es que “el negocio se debilita y la marihuana tendrá que quedarse en territorio mexicano, lo cual implica que se va a abaratar porque hay mayor oferta”. 

Tanto el doctor David A. Shirk como el doctor Víctor Sánchez Munguía coinciden en que, ante el declive del mercado de la marihuana en California, los cárteles recalibrarán la producción y distribución de heroína y otras drogas sintéticas como el cristal. “Hemos visto un incremento de las capturas de heroína y en el consumo de la heroína. Eso refleja la transformación de la industria ilícita de estupefacientes en México”, apunta el profesor Shirk, quien dirige el Centro de Justicia para México de la Universidad de San Diego. 

De acuerdo con un informe de la Agencia Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), de 2010 a 2014, Estados Unidos registró un incremento del 248% en muertes relacionadas con sobredosis de heroína. También creció el número de decomisos con 6.7 toneladas confiscadas en 2015, en comparación con las 2.7 incautadas en 2010.   …  y el declive del cannabis Al revisar estadísticas de la DEA, California se coloca como el Estado en la Unión Americana donde más decomisos de marihuana ocurren. A través del programa de Erradicación de Cannabis, cuyo objetivo es desarticular a los cárteles de droga involucrados en el cultivo de marihuana, la DEA inició en 1979 con la búsqueda de plantíos en California y Hawái. Para 1985, la agencia federal había extendido el programa a los 50 Estados. De los 4 millones 257 mil 220 plantas decomisadas en todo el país como resultado de este programa en 2015, el 62% correspondieron a California. 

La relación se mantiene en años anteriores, con el mismo porcentaje en 2014 y el 66% en 2013. “El efecto principal para la industria ilícita que ya existe en la producción de la marihuana, es un declive de importación de marihuana ilícita de México a Estados Unidos. Lo hemos visto desde que Colorado legalizó el consumo de marihuana, empezó un proceso de crear un mercado legal en Estados Unidos y ese mercado legal ha seguido creciendo sobre los últimos años”, explica David A. Shirk en entrevista desde la Universidad de San Diego. “La disminución de importación de marihuana desde México, se nota por el declive de los cateos de marihuana en la frontera”, continúa el profesor en Ciencias Políticas. 

Para el doctor Sánchez Munguía, la tendencia a la baja en decomisos de marihuana, comenzó en 2000. Según cifras dadas a conocer por la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), en el marco del Cuarto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto, mientras en el año 2000 se erradicaron 24 mil 505 hectáreas de marihuana, para el 31 de junio de 2016, tal cantidad había bajado un 90%, con solo 2 mil 398 hectáreas destruidas. Lo mismo ocurrió con los aseguramientos de marihuana, que en 16 años, bajaron en un 75%, al pasar de mil 305 toneladas, a apenas 325 toneladas. 

De igual forma, en el año fiscal 2016, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) decomisó poco más de 66 millones de toneladas, en comparación con las 79 confiscadas en el año fiscal 2015. En 2014 se había reportado un descenso del 26% respecto a los decomisos de marihuana en el año fiscal 2013. 

Aunque la marihuana sigue siendo la droga más encontrada por la Patrulla Fronteriza en Estados Unidos, las incautaciones también tuvieron una disminución de 2014 a 2015, según reportes oficiales. Mientras que en el año fiscal 2014 (del 1 de octubre al 30 de septiembre) las nueve estaciones de esta agencia federal distribuidas en la frontera con México, decomisaron 871 toneladas de marihuana, en 2015 ese número bajó a 696 toneladas, es decir, una reducción del 20%. Con la legalización de la marihuana, ambos investigadores pronostican registros más bajos en estos decomisos.   

El alto a la criminalización La principal organización en Estados Unidos en contra de la guerra contra las drogas, Drug Policy Alliance (DPA), reportó que entre 2006 y 2015, alrededor de medio millón de personas fueron encarceladas por posesión de marihuana en California. Hasta antes del cambio de legislación, la posesión mínima de marihuana, pero con fines de venta, era considerado un delito en California y castigado con hasta tres años de prisión. Previamente, en 2001, la posesión de marihuana para uso personal pasó de ser un delito menor a una simple infracción. 

Tan solo en 2015, 8 mil 866 personas fueron arrestadas en el Estado por felonías relacionadas con posesión de esta droga. Cuando la DPA clasificó las detenciones respecto a la etnia o raza, encontró que por cada 100 mil arrestos en 2015, 111 correspondieron a personas afroamericanas, 42 a latinos y solo 31 a la comunidad blanca. Un estudio similar, realizado por la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG, por sus siglas en inglés) y difundido en noviembre de 2016, se basó en 617 hombres arrestados en San Diego durante 2015. Luego de ser seleccionados de manera aleatoria en las primeras 48 horas de arresto, los participantes aceptaron responder a la encuesta y dar muestras de orina para exámenes clínicos. 

De éstos, el 52%  resultó positivo en marihuana de acuerdo a los exámenes antidopaje, aunque uno de cada cuatro de los detenidos contaba con una licencia médica para ello. Esto representa un incremento del 7% en cuanto a las estadísticas correspondientes a 2014. Una vez que a los detenidos se les cuestionó sobre el consumo de marihuana, el 88% dijo haberla probado, con 14 años como la edad más temprana de inicio en comparación a las otras drogas. Solamente uno de cada diez, admitió cruzar a México para adquirir las drogas que consumen, en un 31% de los casos se trató de marihuana, y en un 27%, de metanfetaminas. 

De manera adicional, el 16% confesó haber sido contactado para transportar, traficar o esconder drogas para introducirlas de México a Estados Unidos. Con la legalización de esta droga, se revocarán las sentencias de aquellos en prisión por posesión simple o consumo, además de que se borrarán los expedientes criminales de aquellos que ya fueron liberados.   Por el momento, consumir sí, pero vender no La Ley del Uso de Marihuana en Adultos, aprobada el martes 8 de noviembre de 2016, permite poseer, cultivar y consumir la hierba a los californianos mayores de 21 años. 

Aunque los establecimientos legales para su venta comenzarán hasta el 1 de enero de 2018, fecha límite que tiene el gobierno estatal para emitir las licencias de operación, ya se permite el consumo, así como poseer, transportar y comprar hasta 28.5 gramos de marihuana y 8 gramos de marihuana concentrada como hachís. También se permite cultivar, en espacios cerrados y no públicos, hasta seis plantas de marihuana. 

Lo que se mantendrá prohibido es el consumo en lugares públicos, a un radio de 300 metros de distancia de escuelas, guarderías o centros juveniles, donde haya menores presentes. De acuerdo a la Propuesta 64, aprobada por más del 50% de los votantes, la Oficina de Control de Marihuana será la responsable de la regulación y el otorgamiento de licencias a los comercios de marihuana no medicinal. Otras agencias, como el Departamento de Alimentos y Agricultura, y el Departamento de Salud Pública, estarán a cargo de regular a los cultivadores de marihuana y a los fabricantes de productos de marihuana comestibles, respectivamente. Según la encuesta más reciente del Instituto Nacional acerca del Abuso de Drogas, la cual data de 2013 y fue aplicada a 67 mil 800 personas mayores de 12 años en todo el país, la droga más utilizada por los norteamericanos es la marihuana. 

La dependencia federal determinó que de los 24.6 millones de usuarios de drogas, 19.8 habían consumido marihuana, por lo menos un mes antes de ser encuestados. Mientras que, en 2007, un 5.8% de la población consumía la hierba; para 2013 había aumentado a 7.5%. El doctor Vicente Sánchez apunta que los primeros meses tendrán un “carácter experimental en un principio, a la medida que se vea cómo se orientan los consumos, se puede reformar el marco regulatorio”.     

Académica de Ibero afirma que amenaza de Trump es real  La doctora Patricia de los Ríos, académica de tiempo completo del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana (Ibero), señaló que su impresión es que las promesas de campaña del Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no tuvieron un fin meramente “electorero”. Al contrario, considera que realmente existirá una amenaza contra los mexicanos residentes en el país vecino como no se ha visto en décadas. Dicha intimidación no proviene únicamente de las políticas prometidas por el magnate, sino que el discurso de odio que ha hecho de los mexicanos y demás minorías, se ha convertido el chivo expiatorio de los problemas de Estados Unidos. 

A su vez, esto ha despertado al sector de la ciudadanía con ideología de odio y supremacía blanca. “Cualquiera se siente con todo el derecho de decirle cualquier cosa a un mexicano o a una mujer musulmana, a un afroamericano que pueden estar ahí desde mucho antes que otras personas que probablemente hoy los van a insultar”, reflexionó la politóloga. “La amenaza contra nuestros compatriotas de aquel lado es real y viene de los dos lados, del gobierno de Trump y de los gobiernos estatales que en su mayoría están en manos de republicanos”. 

A esa situación se suma la posibilidad de la creación de ciudades y universidades santuario en territorios más tolerantes, como lo pueden ser Chicago, Los Ángeles, Nueva York o Boston, donde los mexicanos viven en condiciones muy diferentes a las que existen en el resto de la Unión Americana. Otro tema que debe preocupar, opinó De los Ríos, principalmente en la zona fronteriza, es la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo cual representaría un duro golpe económico para México, ya que podría subir las tasas de interés aplicadas en la deuda externa, sobre todo tomando en cuenta la situación actual de la divisa mexicana. 

Por último, agregó que gracias a la mayoría republicana en el Senado, no habrá gran oposición de los congresistas en cuanto a las políticas propuestas por el próximo Presidente de Estados Unidos. Héctor Ortiz   “Momentos de incertidumbre” para mexicanos en EU: cónsul en San Diego Marcela Celorio, cónsul de México en Estados Unidos, declaró respecto a la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca: “Los momentos por los que estamos pasando son de incertidumbre, pero nos llevan a la calma por parte de la función consular. Los mexicanos en el exterior van a contar con las herramientas adecuadas para que se puedan proteger y puedan navegar en el sistema”. 

La diplomática se refería a las once acciones difundidas a través de un comunicado de prensa, por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), encaminadas a proteger a la comunidad mexicana en Estados Unidos, especialmente para evitar sean víctimas de abusos y fraudes. El anuncio se da a una semana de que Trump fuera electo Presidente de la Unión Americana y las medidas se aplicarán tanto a través de la Embajada General de México en Estados Unidos, como en las 50 oficinas consulares de ese país. Entre las recomendaciones por parte del gobierno mexicano, resalta el “llamado a las comunidades a evitar toda situación de conflicto y a no incurrir en acciones que puedan derivar en sanciones administrativas o penales”, así como “estrechar la relación con organizaciones de derechos civiles”. 

La mayoría de los puntos se enfocan en difundir las líneas de comunicación para los connacionales. Por ejemplo, el número telefónico del Centro de Información de Atención a Mexicanos (CIAM), el cual se marca desde Estados Unidos sin costo: 185-5463-6395, y consiste en el primer punto de contacto con el gobierno de México para quien requiera asistencia, información y protección consular. Además, se activó una línea directa 1-800, disponible 24 horas, para atender cualquier duda sobre medidas migratorias o reportar incidentes. De igual forma, la SRE buscará fomentar el uso de la aplicación para dispositivos móviles MiConsulmex, que contiene información migratoria, así como datos de contacto de los consulados y prestadores de servicios migratorios. Algunos de las acciones a ejercer son: 

* Se aumentará el número de citas para realizar trámites de matrícula consular, pasaportes y actas de nacimiento. 

* Intensificar la promoción del registro y expedición de actas de nacimiento, de hijos de nacionales mexicanos nacidos en Estados Unidos. 

* Extender el horario de los departamentos de protección de los consulados para atender un mayor número de casos. 

* Acelerar la apertura de Ventanillas de Asesoría Financiera y fortalecer la campaña de bancarización en toda la red consular. Respecto a las medidas dadas a conocer por la SRE, Celorio consideró que entre las principales está la instalación de consulados móviles, los cuales “van a las comunidades más vulnerables en la circunscripción consular a llevar servicios de documentación, de registro civil, de doble nacionalidad, obtener el pasaporte, la matrícula consular, referencias en materia de salud, referencias en temas financieros, asesoría legal en todos los temas: migratorio, administrativo y civil”. 

Sobre las reacciones de la comunidad mexicana en el Sur de California con relación a la próxima administración federal, la cónsul comentó: “Lo que hemos hecho es tener pláticas con diferentes grupos, ya sean estudiantes o padres de familia. Al interactuar con ellos y al contestar sus dudas muy específicas, la incertidumbre, esta zozobra empezó a apaciguarse, porque la gente al contar con información ya sabe cómo conducirse”. Por lo tanto, “una de mis principales labores y la del Consulado de México será informar”. 

Según la diplomática, el Consulado no ha registrado ningún aumento en agresiones contra mexicanos en la ciudad de San Diego y, para concluir, aseguró que el triunfo de Trump no debe hacer caer al país ni en la zozobra ni en la desesperación, pero advirtió: “Ese mensaje de tranquilidad no significa que bajemos la guardia, hay que ser firmes en nuestras posiciones”. Héctor Ortiz/Inés García.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada