Sicarios Atacan a Grupo que Viajaba a la Frontera de Texas; Secretaria de Juez Federal Muere

MATAMOROS, Tamaulipas – Hombres armados del cártel que intentaban detener a una camioneta, dispararon sus armas a un grupo que viajaba hacia esta ciudad fronteriza. 

Una mujer que iba en el asiento trasero murió después de ser baleada varias veces mientras que sus familiares trataban de alejarse de las ráfagas de disparos de los sicarios del cártel.

El asesinato ocurrió el martes cuando Rosa Delia Gómez, de 46 años secretaria de Juez Federal, su marido y algunos compañeros de trabajo viajaban de Ciudad Victoria a esta ciudad fronteriza. Cuando el vehículo llegó al municipio de San Fernando, un grupo de pistoleros del cártel intentó detenerlos en un aparente robo en carretera.

El marido de Gómez trató de alejarse por velocidad en un intento de escapar de los pistoleros del cártel que comenzaron a disparar sus ametralladoras contra los pasajeros en la camioneta. 

A medida que las víctimas se dirigían hacia Matamoros, pidieron ayuda del personal médico de emergencia. Un destacamento de paramédicos y personal de rescate liderado por Manuel Alejandro Hernández se apresuró a reunirse con ellos en una comunidad rural en las afueras de Matamoros. 

El personal médico trató de salvar a la mujer pero no pudo hacerlo. Según la información de la aplicación de la ley revelada, Gómez fue baleada una vez en su espalda y otra mas en su brazo.

San Fernando, el área donde ocurrió el fatal incidente es un territorio de drogas muy codiciado que ha sido combatido por el Cártel del Golfo y Los Zetas. Los Zetas han sido responsables de dos masacres separadas en San Fernando. En 2010, Los Zetas asesinaron a 72 inmigrantes ilegales que buscaban llegar a Estados Unidos. 

Las autoridades mexicanas descubrieron sus restos en una bodega en un rancho utilizado por Los Zetas. Apenas meses después, a principios de 2011, las autoridades mexicanas descubrieron decenas de fosas clandestinas donde al menos 190 víctimas fueron enterradas por Los Zetas.

La falta de condiciones de seguridad a lo largo de las carreteras en Tamaulipas llevó a la Policía Federal de México a establecer un programa llamado “Escalón”. La operación ahora detenida pidió a oficiales de policía fuertemente armados escoltar a los convoyes de viajeros que buscan moverse de la parte central de Tamaulipas a las ciudades fronterizas y de regreso. 

El programa fue detenido en los últimos meses por las autoridades federales que afirman que están reevaluando su estrategia. Sin el programa Escalón, los viajeros en Tamaulipas han vuelto a quedar a merced de los despiadados pistoleros del cártel.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada