Su sueño era ser cantante, su padre la manda matar

Esta es la historia de Mutlu Kaya, una joven con ganas de salir adelante, de buenos sentimientos y con muchas esperanzas de cumplir sus sueños. 

Su vida comenzó a cambiar en abril, cuando fue una de las concursantes del programa de talentos Sesin çok güzel (Suena muy bien) quien sobre el escenario, cantó una melodía llamada 'Heveslik Eyledim' del folklorista local Musa Eroglu la cual dejó a todos asombrados con su gran talento.

Cantó con tanto sentimiento, que la madre de Mutlu, y su hermano, se pasaron la actuación sollozando y abrazados. Lo raro es que el padre no estuvo presente para escucharla triunfar. El siempre se ausentó del sueño de su hija.

Poco después de su espectacular presentación, se publicó el periódico local "Posta" que la joven había empezado a recibir amenazas de muerte del clan de su padre...


Cuando se enteraron que efectivamente sí iba a entrar al concurso, la amenazaron de muerte.

Fue entonces que, en mayo de 2015, un grupo de hombres, integrantes del clan en el que estaba su padre, irrumpieron en el jardín de la vivienda de Kaya en Ergani en Turquía y, a través de una ventana de la humilde casa, dispararon a la joven, hiriéndola gravemente en la cabeza. 

Su estado fue muy crítico, y a pesar de que Mutla sobrevivió, lo cierto es que ya nunca más podrá cantar. 

La historia de Mutla se apega a tradiciones patriarcales ancestrales donde los hombres de la familia deciden la suerte de las mujeres del clan, escogen a los esposos y consideran que el lugar de la mujer es el hogar, un contexto religioso machista que dan lugar a los llamados "crímenes de honor" o "matanzas de honor", donde la mujeres son asesinadas por los hombres del clan en feminicidios que se ocultan a veces tras aparentes suicidios. 

No es la primera vez que en estos países se practican las "matanzas de honor", pues Saba Qaiser, una chica de paquistaní que fue víctima de su padre. Él le disparó, la metió en una bolsa y la arrojó a un río, porque en ese entonces, las leyes no la amparaban.

Actualmente, el Gobierno del primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, aprobará una ley contra los llamados "crímenes de honor", asesinatos cometidos por familiares por una afrenta moral, tras la muerte a manos de su hermano de Qandeel Baloch, una joven famosa por sus sensuales videos en Internet.

Lamentablemente, el hecho de que las leyes actuales en algunos países permiten que los asesinos literalmente se salgan con la suya cuando el honor es la excusa, los autores de asesinatos por honor, generalmente no son enjuiciados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada