Tardó más de 6 horas la PGJE en llegar a escena del crimen

El cuerpo de un hombre ejecutado permaneció en un terreno baldío de la colonia Campestre Murúa en Tijuana, durante más de seis horas sin que personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ni del Servicio Médico Forense (SEMEFO) acudieran a la escena del crimen. 

De acuerdo con testimonios de vecinos, éstos informaron al Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4) a través del número de emergencia, del hallazgo del cuerpo desde las 6:00 horas de este sábado 26 de noviembre. 

Solamente una patrulla de la Policía Municipal acudió al sitio para acordonar la Avenida del Fuerte, donde se encontraba el cuerpo sin vida. Según información extraoficial de la Procuraduría, la dependencia no recibió el reporte correspondiente, por lo que llegaron hasta las 12:25 al sitio. 


El cadáver se encontraba al costado de una construcción, entre basura dejada en un terreno baldío. En los alrededores de la colonia Campestre Murúa, actualmente pelean por el control de la plaza de venta de droga, dos grupos pertenecientes al Cártel de Sinaloa. Uno de éstos opera en la Colonia 10 de mayo y otro en la colonia Las Torres.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada