“Vamos por ti y tu familia, se los va a cargar la verg@”

“Vamos por ti y tu familia, se los va a cargar la verg@”, fue la primera amenaza que recibió Ilich Francisco Cuéllar, reportero del medio de comunicación Expreso de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Situación que sucedió el sábado pasado.

Dentro del mensaje se aseguró que Ilich formaba parte de los informantes de un cártel de la delincuencia organizada, por lo que se le responsabilizó “de una ola de secuestros de empresarios en Ciudad Victoria”.

Las amenazas continuaron, puesto que ese mismo sábado, horas más tarde, Ilich se percató que su fotografía había sido circulada por redes sociales, principalmente en facebook, con un mensaje más, que nuevamente contenía una amenaza.


“Les vamos a romper toda su madre, empieza la cacería de brujas y mochadera de cabezas”, decía el texto, además también se mencionaba en tono amenazante al padre de Ilich, Francisco Cuéllar, director editorial del Expreso de Ciudad Victoria, y Rosa María Rodríguez, periodista y coordinadora de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG).

Derivado de estos hechos, el mismo fin de semana -pasado-, el reportero junto a su familia salieron de Tamaulipas, para protegerse ante cualquier hecho violento en su contra, que ponga en riesgo la de alguno de ellos.

En Tamaulipas existen poco más de 20 mil personas desplazadas de manera forzosa a causa de la violencia, hoy Ilich forma parte de ellas; el reportero dio a conocer en su cuenta de Facebook, “nunca he sido partícipe de actividades ilegales, ni yo, ni mi familia. No conozco a las personas con las que se me pretende relacionar. Siempre he sido una persona que ha estado del lado de la ley, del orden y de la paz”.

El reportero, recién concluyó su maestría en periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién, a su vez, también aseguró ser una persona tranquila, abierta y transparente, dedicada a su trabajo y sin hacer daño a nadie. El caso de periodista es una más de las vidas que se han visto quebrantadas por la pugna entre los grupos delincuenciales Los Zetas y el Cártel del Golfo.

La entidad se ha caracterizado, desde el inicio del sexenio de Felipe Calderón, por ser uno de los territorios con altos índices de violencia que han derivado en muerte, donde los más afectados son los ciudadanos y periodistas. Cabe resaltar que Tamaulipas ocupa el segundo lugar con la mayor tasa de secuestros en el país, de acuerdo con datos del Observatorio Ciudadano.

Sobre el tema, Artículo 19 asegura sobre Tamaulipas, que de 2000 a 2015 hubo 13 periodistas asesinados (11 hombres y 2 mujeres) en la entidad. Del 2003 al 2015, seis periodistas desaparecieron en suelo tamaulipeco (5 hombres y 1 mujer).

Además, de 2009 al 2015, se documentaron en el estado agresiones a 36 hombres, 7 mujeres y 20 a medios, dando un total de 63 muestras de violencia a la prensa.

Ante los hechos, donde los tres periodistas fueron amenazados y hostigados en menos de una semana, organizaciones y redes a favor de los derechos humanos y de la libertad de expresión dieron a conocer su respaldo a los periodistas Rosa María Rodríguez Quintanilla, Francisco Cuéllar Cardona e Ilich Francisco Cuéllar.

Por su parte, la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) encabezó el pronunciamiento para “exigir protección para los comunicadores tamaulipecos”. El contenido del documento, fue dirigido a Enrique Peña Nieto y de Francisco García Cabeza de Vaca.

Desaprobando que existan amenazas que aún con lo graves que pueden llega a ser no se investiguen o no tienen resultados certeros, como ejemplo, el sábado 29 de octubre, en Facebook, el usuario Miguel Villegas publicó una amenaza de muerte contra Ilich Francisco Cuéllar, su padre el periodista Francisco Cuéllar Cardona y su madre la comunicadora Rosa María Rodríguez Quintanilla.

Luego de la denuncia, el gobierno federal activó el Mecanismo para la protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas de la Secretaría de Gobernación (Segob). La Policía Federal (PF) y las autoridades militares de la región también tomaron conocimiento del caso.

Cabe señalar que el periodista Francisco Cuéllar Cardona labora desde hace 22 años en Grupo Editorial Expreso-La Razón. Durante dos décadas ocupó el cargo de director editorial en la capital del estado y recientemente fue nombrado director ejecutivo de las publicaciones editadas en Victoria, El Mante, Matamoros y Tampico.

Luego de las amenazas recibidas, Francisco Cuéllar publicó el texto “Una pausa” en su columna La Talacha en el periódico Expreso. Ahí mencionó “los mecanismos y protocolos ante amenazas como ésta, nos indican que primero está la seguridad de la familia y la propia y a ellos nos vamos a ajustar”.

Por su parte, Rodríguez Quintanilla, publicó en su cuenta de Facebook: “Desconocemos el origen y lo que intentan quienes están atrás de este acto perverso, pero se refieren a mi esposo como director del periódico Expreso y a mí como coordinadora de la Red de Periodistas”. También se dio a conocer que no solamente Ilich y esposa e hijos, sino también sus padres abandonaron Tamaulipas.

La problemática también fue denunciada por la Red Nacional de Periodistas (RNP), la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos” (Red TDT) y Más de 131, quienes expresaron su solidaridad con los periodistas.

Además se unió a la desaprobación de los hechos, Acción Urgente para Defensores de Derechos Humanos, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias México, la Casa del Migrante de Saltillo, la Casa de los Derechos de los Periodistas y Propuesta Cívica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada