Zetas usaban a secuestrados para recrear peleas del coliseo Romano

La violencia de los cárteles mexicanos ha llegado al grado de obligar a personas secuestradas a imitar las peleas de gladiadores de la antigua Roma, según el testimonio de un miembro del cártelde los Zetas.

Houston Chronicle entrevistó a un miembro en activo del grupo de los Zetas, quien reveló que este cártel obliga a personas secuestradas de camiones de pasajeros en la zona de Tamaulipas a protagonizar peleas a muerte como las que se suscitaban en el Coliseo Romano entre gladiadores para elegir a su nuevo asesino a sueldo.

El rotativo asegura que fuentes judiciales estadounidenses confirmaron que el entrevistado pertenece a dicho cártel, pero que no se le considera como fugitivo al no contar con cargos.

Según “Juan”, el narcotraficante que dice tener más de 10 años en el negocio, tras secuestrar a los pasajeros de los camiones, los ancianos son asesinados, las mujeres jóvenes son violadas y a los hombres sanos se les dan martillos, machetes y palos y son obligados a combatir hasta la muerte.

Los miembros del cártel de los Zetas, dice, han empujado a los pasajeros a un deporte sangriento de la antigua Roma con un moderno giro mexicano, que ellos llaman “¿Quién será el próximo asesino a sueldo?”

La fuente dijo que las víctimas son probablemente algunos de los cientos de personas encontradas en fosas clandestinas halladas en el municipio de San Fernando, Tamaulipas, durante los últimos meses.

A finales del mes de abril, funcionarios federales y estatales que participan en las investigaciones sobre las fosas clandestinas de San Fernando revelaron que más de 130 de las 183 personas, cuyos restos fueron hallados en ese lugar, murieron a consecuencia de golpes con objetos contundentes que les provocaron, en muchos casos, traumatismos craneoencefálicos.

Sobre ese tema, The Washington Post publicó que “la mayoría murió de trauma contundente en la cabeza y se cree que un martillo encontrado en la escena del crimen fue sido utilizado en las ejecuciones, de acuerdo con los investigadores mexicanos y los funcionarios estatales.”

Durante una visita a Texas, el narcotraficante reveló que quienes sobreviven a estos enfrentamientos son llevados cautivos y finalmente obligados a realizar misiones suicidas como internarse a ciudades controladas por bandas rivales y disparar en el lugar.

Peter Hanna, un exagente del FBI cuya carrera se centra en los cárteles de México, considera que matar gente a golpes sería lento e ineficiente para los Zetas, “sería más para la diversión”, sugirió y agregó: “Yo no lo veo como la intimidación o una manera exitosa para reclutar gente”.

El narcotraficante entrevistado asegura que con el reciente asesinato del agente estadounidense del ICE en territorio mexicano y otros ataques, los Zetas también están rompiendo la regla de oro para los traficantes mexicanos: No matar a ciudadanos estadounidenses.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada