"El Grande" prometió que ejecutaría a "La Barbie", a su jefe Arturo Beltrán Leyva, "el Jefe de jefes"

Sergio Villarreal Beltrán, El Grande, jefe del Cártel de Sinaloa, recordó “como un padre” a Arturo Beltrán Leyva, El Jefe de jefes.

Al colocar tres mensajes y cinco arreglos florales en donde fue abatido por la Marina el pasado 16 de diciembre, en Cuernavaca, esto, sin que aparentemente nadie se diera cuenta de que al menos 15 sicarios que viajaban en tres camionetas de lujo.

Acudieron afuera de la entrada principal del complejo habitacional de lujo Altitude y hacer la entrega correspondiente, una hora después de los hechos, aproximadamente a las seis horas de ayer, sin que nuevamente funcionara la cámara de videovigilancia.

Colocada sobre la avenida Poder Legislativo de la colonia Lomas de la Selva, arribaron elementos de las policías de Cuernavaca y de Morelos, así como elementos del Ejército mexicano.

Según información proporcionada de manera extraoficial, en la entrada principal de los edificios Altitude –que presuntamente cuenta con seguridad privada– los seguidores de Sergio Villarreal Beltrán, El Grande, todavía tuvieron tiempo de rezar un padre nuestro en memoria de Beltrán Leyva.

Posteriormente, colocaron con cuidado y sin prisas las cinco coronas, cada una con un listón blanco con la leyenda: “Arriba el Jefe de jefes”, las que dejaron en la entrada principal para sorpresa de los habitantes de los condominios de lujo.

Posteriormente dejaron tres mantas, en las que se leía: “Para el Jefe de jefes, para un gran amigo al que nunca olvidaré: El Jefe de jefes, Don Arturo Beltrán Leyva, de su amigo El Grande (Sergio Villarreal Barragán), quien lo quiso como un padre. No descasaré hasta cumplir con mi promesa deacabar con el homosexual de Edgar Valdez Villarreal, La Barbie. ATTE. El Grande”.

Algunos vecinos de la calle Poder Legislativo informaron que pensaron que las coronas las habían dejado porque había muerto algún vecino; sin embargo, al acercarse observaron los mensajes y decidieron llamar a la policía, que llegó una hora después de los hechos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada