El narco que bendecía la droga para que no fuera decomisada y gastaba millones en lujos

El líder de una banda del narcotráfico de Colombia, que bendecía y encargaba conjuros paraproteger sus cargamentos de drogas de las autoridades, fue detenido por la policía, informó la institución este viernes. 

Alias "Camilo" fue capturado en un apartamento de un sector exclusivo de Medellín (noroeste), luego de meses de labores de investigación de la policía antinarcóticos. 

"Frecuentaba a un asesor esotérico al que solicitaba rezos, baños y menjurjes como medidas desesperadas para intentar proteger los cargamentos de droga, incrementar el flujo de dinero y supuestamente detectar las traiciones de sus subalternos", indicó la policía en un comunicado. 

"Camilo" se contactaba "permanentemente" vía telefónica con el brujo, a quien le revelaba la forma y el nombre de quienes trasladarían los cargamentos de cocaína, agregó. 
La banda del sujeto fue descubierta hace ocho meses en el marco de la operación "Agamenón", que realizan las autoridades contra el Clan del Golfo, la principal banda criminal del país. 

Desde entonces, las autoridades incautaron cuatro toneladas de cocaína a la banda de "Camilo", que trasladaba la droga en caravanas de camionetas de alta gama desde el departamento de Antioquia (noroeste). 

Integrantes de la bande de los detenidos.
La policía desmanteló la organización criminal tras capturar a otras nueve personas. 

Los cargamentos se enviaban hacia Estados Unidos y Europa, aunque parte de la cocaína se quedaba en Colombia para la distribución a bandas locales de Medellín y Bogotá. 

Colombia es el principal cultivador mundial de hoja de coca, materia prima de la cocaína, con 96.000 hectáreas de sembradíos, y también el mayor productor de esa droga, con 646 toneladas en 2015, según la ONU. 

‘Camilo’ fue ubicado en un exclusivo apartamento en El Tesoro, en Medellín. Sus excentricidades, gustos por los carros lujosos e infidelidades lo pusieron en evidencia y condujeron a su localización.

Los investigadores que le seguían la pista establecieron que hace 15 días compró una motocicletaDucati, por 100 millones de pesos, y en apenas ocho días, le invirtió más de 5 millones de pesos. El desenfrenado impulso por adquirir y cambiar de vehículos, sirvió para dimensionar el patrimonio ilícito que manejaba.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada