"EL NEGRO LOBO"; La historia del humilde obrero convertido en PODEROSO Y MILLONARIO NARCO

Quienes conocen a Carlos Arnoldo el Negro Lobo lo definen como un hombre violento, astuto, fresco y mujeriego. 

La debilidad por las damas lo llevó a procrear 16 hijos, pero el perfil que maneja las autoridaes de Honduras que investigan el caso señala que convivía de forma oficial solo con dos de sus concubinas; aunque siempre estaba bajo la sombra de las que se involucraban sentimentalmente con él. 

Nació en Esparta, Atlántida, en 1975. De acuerdo con los investigadores del Ministerio Público, cuando solicitó su tarjeta de identidad en el Registro Nacional de las Personas, en 1997, declaró ser jornalero de profesión, un marino de bajos recursos económicos que trabajaba para un empresario no identificado de Roatán. Se manejó siempre de bajo perfil, se distinguió por ser un personaje solitario, no era de los de caravanas con guardaespaldas, su técnica fue siempre no llamar la atención. 

Pero en algo coinciden sus conocidos según el informe: no era de fiar, su lenguaje no conocía la palabra lealtad y la traición lo caracterizaba. 


Con una apariencia sencilla, este hombre que hace 14años era un humilde obrero, de la noche a la mañana amasó una enorme riqueza producto de las actividades ilícitas que se le acreditan en la investigación; pero esta personalidad no contrastaba con el lujo que lo rodeaba en las casas donde permanecía, las cuales estaban registradas a nombre de testaferros. 

De hecho, las Policías de Honduras y de Colombia investigaban si la lujosa casa en la que en enero de 2013 fue capturado el narco colombiano Amaury Smith Pomare, alias Mello pertenece al Negro Lobo.

Lobo se confió. Los investigadores aseguran que si había un lugar adonde se sentía seguro era en Honduras, por eso pese a que había un aparato de seguridad tras sus pasos, jamás imaginó que lo capturarían, siempre pensó que en el país estaba “blindado”. Las investigaciones El año 2006 marcó el inicio de las averiguaciones que la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) llevó a cabo sobre las operaciones que hacía Carlos Arnoldo, el Negro Lobo, quien desde Honduras apoyaba a las redes de narcotraficantes que trasiegan la droga desde San Andrés, Colombia, hacia Honduras. 

La misión que Lobo tenía en el país era establecer la ruta de tráfico y los contactos necesarios en círculos del Gobierno para tener paso libre para operar, explicó uno de los investigadores que le ha seguido los pasos y quien solicitó el anonimato. La investigación de las autoridades además reveló que para lograr su cometido, Lobo adquirió una amplia gama de embarcaciones, convirtiéndose en el principal transportista de droga desde Colombia a Centroamérica. 

Pese al seguimiento que la DLCN logró sobre las operaciones de Lobo, Honduras nunca emitió una orden de captura en su contra. Solo en Nicaragua, el 26 de septiembre de 2012, el Juzgado de Distrito Penal de Audiencias de ese país emitió la orden de aprehensión por los delitos de crimen organizado y otros, según consta en el expediente C156-12. La presión sobre Lobo aumentó desde 2011, cuando 32 de sus propiedades fueron confiscadas en tres de sus áreas de operación: San Pedro Sula, La Ceiba, y en Roatán, Islas de la Bahía. 

La expectativa en el país ahora es si el Negro Lobo se convertirá en el primer hondureño extraditado a Estados Unidos bajo el autoacordado aprobado en mayo de 2013 por el Congreso Nacional. En la actualidad hay nueve extraditables en Honduras, de los cuales a cinco se les ha nombrado juez natural. Su labor, aseguran los investigadores de la DLCN, era el trasiego de droga, la flota de embarcaciones que adquirió para transportar los cargamentos de droga fue de las mejores, lanchas ybarcos formaban parte de la red de apoyo que montó en La Mosquitia, Islas de la Bahía y Colón. Medidas de seguridad El Negro Lobo se encuentra en una de las celdas de máxima seguridad y bajo vigilancia policial las 24 horas en la Penitenciaría Nacional. 

El viernes en horas de la tarde, un juez nacional determinó enviarlo al centro penitenciario después de ser presentado a la audiencia de declaración de imputado, pues había sido capturado el día anterior en San Pedro Sula. Lobo fue capturado a eso de las 11:00 de la mañana del pasado jueves , en el barrio Río de Piedras de San Pedro Sula, en respuesta a una orden de captura librada por una jueza nombrada para conocer esta solicitud de extradición. Ese mismo día fue trasladado a Tegucigalpa, donde al día siguiente fue puesto a la orden del juez natural que conoce el caso. 

Mientras que el viernes, antes que se cumplieran las 24 horas de su captura, fue trasladado desde el Primer Batallón de Infantería a la sede de la Corte Suprema de Justicia, bajo fuertes medidas de seguridad. A eso de la una de la tarde fue enviado en un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña a la prisión. Desde que se conoció que el Negro Lobo sería enviado a la PN, un fuerte dispositivo de seguridad acordonó los alrededores de Támara. Las máximas autoridades de los centros penales comentaron que a raíz del ingreso de Lobo al reclusorio, “la seguridad se mantiene en los alrededores de la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto”. 

En los alrededores de las instalaciones permanecen varios anillos de seguridad compuestos por miembros del Ejército y de la Policía Nacional."

0 comentarios:

Publicar un comentario