Una mujer es la responsable de la guerra del narco

México.- El desamor que sufrió Carlos Rosales, "El Tísico", por parte de Inés fue la principal causa de la ruptura entre los Valencia y el Cártel del Golfo y que a la postre culminó con la creación de la organización criminal más violenta que actualmente opera en México, el Cártel Jalisco Nueva Generación.

Horizontal o vertical, elige tu manera de ver imágenes Disfruta las mejores imágenes en espacios públicos con la nueva pantalla LG Ultra Stretch. Su panel de 86 pulgadas te permitirá vivir las mejores experiencias tanto de manera vertical como...

El periodista J. Jesús Lemus, quien pasó tres años en el penal de máxima seguridad en Puente Grande, Jalisco, narró en su libro, “Los Malditos 2: El último infierno”, cómo fue que una mujer se convirtió en la responsable del inicio de la creación del Cártel Jalisco Nueva Generación y la guerra del narco que se disputa.

En una parte del libro, Lemus habla sobre Carlos Rosales, quien es conocido como “El Tísico”, operador de Osiel Cárdenas Guillén en Michoacán y uno de los fundadores de la Familia Michoacana.

En su relato informa cómo fue la relación que él tuvo con la familia Valencia, así de que cómo fue la llegada del Cártel del Golfo a Michoacán.

Los Valencia son los principales vendedores de droga en la zona y es algo que jamás pensó que llegaría a suceder.

En una de las platicas, “El Tísico” le contó a Lemus: “Nunca imaginé que aquella amistad entre Osiel, Armando Valencia y yo fuera a terminar en desgracia. El amor de una mujer terminó separándonos”.

Todo esto ocurrió cuando “El Mencho” (Nemesio Oseguera Cervantes) le presentó a Carlos Rosales a su prima Inés.

Carlos e Inés iniciaron una relación, de la cual surgió un hijo. Esta unión fue clave para que los negocios entre los Valencia y el Cártel del Golfo fluyeran, algo que no dudaría mucho tiempo.

La violencia inició cuando Inés se enamoró de Armando Valencia y terminó la relación con Carlos  Rosales, lo que conllevó la inminente ruptura del Cártel del Golfo.

El conflicto creció después de que Rosales fue apoyado por Osiel Cárdenas con una letal legión de sicarios de Los Zetas, quienes tenían la encomienda de liquidar a los Valencia.

Pero con lo que no contaban Rosales y Osiel es que el Cártel de Sinaloa pactaría con los Valencia, hecho que empeoró la situación y dio paso para que se formara el Cártel Jalisco Nueva Generación.

En diciembre del 2015 Rosales fue asesinado en Parácuaro, Michoacán, después de pasar 10 añostras las rejas en el Puente Grande, pero las consecuencias de su relación fallida con la prima de “El Mencho” sigue causando repercusiones hoy en día.
Con información de Unión Jalisco.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada