VÍDEO; PGJE muestra los ultimos minutos de vida de Renato López antes de que sicarios lo emboscaran y fuera ejecutado

La supuesta oferta de empleo...¡ERA UN ENGAÑO!

El actor Renato López y su representante Omar Girón, viajaron la tarde del 23 de noviembre al Estado de México para una entrevista de trabajo.

La supuesta oferta de empleo era un engaño.

Al día siguiente ambos aparecieron muertos en un automóvil. La Fiscalía del Estado de México ha detenido este viernes a dos hombres sospechosos de participar en el plan para asesinar al actor. Además busca a tres hombres más: a dos sicarios y al autor intelectual del homicidio.

La emboscada contra Renato López, de 33 años, comenzó días antes cuando Mario Alberto “N”, ofreció al actor un empleo como la imagen de una empresa inmobiliaria.


Renato López y Omar Girón acordaron encontrarse con otro hombre en el municipio de Atizapán de Zaragoza, quien los guiaría hasta el supuesto lugar de la entrevista. Varias cámaras captaron que el automóvil del actor seguía a una camioneta negra durante varios minutos. El conductor y dueño del vehículo sospechoso era José Pedro “N”.

El coche se detuvo en el municipio de Jilotzingo (a 60 kilómetros de la Ciudad de México-) y allí un par de sicarios, contratados por Mario Alberto “N”, asesinaron sin piedad al actor y a su acompañante.

Auto de Renato López.

De acuerdo al portal El País, la Fiscalía ha revelado que los dos hombres han dado pistas sobre las causas del asesinato.

Un tercer hombre (al que las autoridades todavía buscan) habría planeado una venganza contra Renato López por una relación sentimental que el actor sostuvo con una mujer.

Los investigadores han descartado que el homicidio fuera ejecutado por algún grupo del crimen organizado o un cártel de la droga. Los detenidos enfrentan cargos por homicidio calificado y han sido trasladados al reclusorio de Tlalnepantla. 

El Fiscal del Estado de México, Alejandro Gómez, informó de que en la escena del crimen los dos cuerpos se encontraban dentro de su automóvil, en sus asientos, calzados y vestidos, y con el cinturón de seguridad abrochado. Tanto el actor como su representante tenían todas sus pertenencias con ellos, por lo que las autoridades descartaron que el homicidio fuese parte de un secuestro o un asalto.

Los asesinos iban por Renato López y no dudaron en matar a quemarropa con 13 balazos.

0 comentarios:

Publicar un comentario