Ex-Militar mata a su esposa le quemo sus partes intimas le corto la cara y después se la coció al final se tomaba selfies en el féretro

El Universal.- Sin sentimientos de culpa cuando aún la tenía retenida, el hombre de 27 añosbuscaba a su familia haciéndoles creer que estaba desaparecida.

Martha Elena fue vista por última vez la madrugada del 18 de diciembre de 2016, luego de salir de una posada de su trabajo; el día 21, Mario Alberto la reportó como desaparecida y, a los dos días,uno de sus familiares la encontró en un lugar abandonado y dio aviso a las autoridades.

Su cuerpo fue velado hasta el 28 de diciembre y, según una prima de la mujer, su esposo tenía un comportamiento nada común, ya que se tomaba selfies con el féretro.


Además, tuvo una participación activa en Facebook, en donde le escribía y mandaba mensajes a suesposa expresándole cuanto la extrañaba; en la última publicación posteó:
“La última Foto de Elena”, en donde aparece otro hombre atrás de ella, la abraza.

El 9 de enero, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que Mario Alberto fue detenido por el presunto delito de feminicidio.

El cuerpo de la mujer presentaba golpes en el cuerpo; una cortada grande en la cara, la cual estaba cosida; un lado del rostro quemado, así como sus partes íntimas, y en el cuello tenía marcas de haber sido violentada con cables. Muerte por asfxia, determinó el médico forense de la fiscalía.

De acuerdo con los relatos de los familiares y el reporte de la fiscalía de Sonora, el especialista en psquiatría, Fernando Pérez Beltrán, estableció que el agresor tiene una personalidad psicópata, actuó sin arrepentimiento y sin culpa.

Hay personas que tienen personalidad sociopática, no tienen sentimientos, como el caso de Mario Alberto, pues el hecho de haberla torturado antes de matarla habla de un sadismo. Tampoco reflejó culpa, por eso se tomó selfies con el féretro, dijo el especialista.

“Refleja una personalidad paranoide y egoísta, sólo piensa en él, disfruta de hacer daño, a lo mejor en el Ejército aprendió algo, probablemente se sintió engañado y llevó la venganza a la exageración, reaccionó fuera de la normalidad”, indicó.

En su caso no puede alegar locura, la psicopatía no es una enfermedad mental, es una forma de ser.

Sobre los hijos del matrimonio, un niño de dos y una niña de cinco años de edad, pudiera ser que la menor presente algún problema en su conducta, porque desde los tres años el individuo empieza a recordar, consideró.

Los menores quedaron al cuidado de la abuela materna, en tanto Mario quedó preso en el Centro de Readaptación Social (Cereso) local, a disposición del Juez Oral del Distrito Judicial. El inculpado podría enfrentar una pena de 30 a 60 años de prisión por feminicidio.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...