fin de la era de Los Zetas; Nueva Generación inicia su expansión

Coaxaca de Juárez, 2 de enero. Por su forma de ejecutar y de infundir terror entre sus rivales –y a la población–, Los Zetas se convirtieron en el grupo criminal temido. También resultaron ser los más combatido por las fuerzas federales en los diez años que ha durado la llamada guerra contra el narcotráfico. 

De acuerdo con datos de la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR, obtenidos por Crónica vía transparencia, 856 integrantes del violento cártel fueron detenidos en esta década y otros abatidos por la Marina Armada de México y el Ejército en diversas operaciones. 

Es la cifra más alta entre los grupos criminales que han aparecido en ese periodo. Entre los detenidos se encuentran los fundadores de Los Zetas Miguel Ángel Treviño Morales, El Z41; Omar Treviño Morales, El Z42; Jesús Enrique Rejón Aguilar, El Mamito, y Mateo Díaz López, El Z16. Otros, como Heriberto Lazcano Lazcano, murieron en enfrentamientos con las fuerzas armadas. Mateo Díaz López (El Z16 quien también fue conocido como Comandante Mateo), fue jefe de plaza en Veracruz y Tabasco, pero fue detenido por fuerzas federales en julio de 2006 en el municipio tabasqueño de Canduacán. 


Eran los primeros meses de la guerra contra el narco. Horas después de la aprehensión, un comando con armamento de alto poder, intentó rescatar a su jefe en la cárcel de la localidad. Acciones como esa irían llamando la atención de las fuerzas federales sobre el grupo. 

En la época más álgida de la lucha contra el crimen organizado, en 2008, 2009 y 2010, Los Zetas dejaron su huella al asesinar, decapitar y realizar matanzas de indocumentados. También sembraron terror al cometer homicidios de alto impacto contra políticos, sus familiares y empresarios del noreste del país. 

Las detenciones. La relevancia de Los Zetas condujo a que el mayor número de detenciones se realizara en su contra. Los demás cárteles están en cifras mucho menores. La debilitada Familia Michoacana, por ejemplo, se ubica como el segundo grupo más combatido por el gobierno federal, pero en los últimos diez años se han capturado sólo a 330 de sus integrantes. De La Familia, destaca la detención el fundador de la organización criminal, José de Jesús Méndez, El Chango; Rafael Cedeño Hernández, El Ceda; Arnoldo Rueda Medina, La Minsa, entre otros. Del Cártel de los Beltrán Leyva, 380 de sus miembros han sido arrestados por diversas autoridades. Carlos Beltrán Leyva, se encuentra entre los apresados. 

Arturo Beltrán Leyva, uno de los jefes de jefes, fue abatido por elementos de la Marina en la ciudad de Cuernavaca en diciembre de 2009. Los Caballeros Templarios son el cuarto grupo  más combatido, principalmente por los Policía Federal, corporación que encabezó la estrategia para descabezar al grupo que surgió de la escisión de la Familia Michoacana. Los elementos federales capturaron a Servando Gómez Martínez, La Tuta en uno de sus mayores éxitos. La Armada de México abatió en 2010 en el municipio de Tumbiscatío al máximo líder, Nazario El Chayo Moreno González. 

Del Cártel Jalisco Nueva Generación suman hasta el momento 142 miembros tras las rejas en varias operaciones contra el narcotráfico. Actualmente la Procuraduría General de la República tiene detectadas 45 células que operan –en diferentes zona– para los cárteles mayores, entre éstos se encuentran los de Sinaloa; de los Arellano Félix; de Carrillo Fuentes; de los Beltrán Leyva; del Golfo; Caballeros Templarios y Jalisco Nueva Generación.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...