Vamos por los 14 mil millones de dólares de “El Chapo”: Fiscal de NY

En Nueva York, el estado en el que será procesado “El Chapo” en una causa montada en colaboración con el de Florida, Guzmán está acusado de diecisiete delitos como líder del cártel de Sinaloa y por tráfico de drogas, uso ilegal de armas y blanqueo de dinero. 

Las autoridades contarán con los testimonios de un amplio abanico de testigos, incluidas docenas de personas que trataron cara a cara con “El Chapo”, entre ellos narcotraficantes colombianos, y abarcarán varias décadas, desde los inicios del cártel a finales de los años 80 hasta su transformación en un “imperio internacional”, incluida su expansión por América Central y Sudamérica y la apertura de centros de distribución de drogas en Estados Unidos.

Ciudad de México, 20 de enero (SinEmbargo/EFE/AP). – Fiscales estadounidenses no estaban enteradas de que México extraditaría el jueves al narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, a quien buscan decomisarle 14 mil millones de dólares.

El Fiscal federal en Nueva York, Robert Capers, dijo el viernes que las autoridades judiciales no estaban al tanto de lo que sucedería, sin embargo estaban preparados.

El asistente del fiscal general Kenneth Blanco agradeció a las autoridades mexicanas por su “firme apoyo y compromiso con la justicia”.

Las autoridades estadounidenses aceptaron no pedir la pena de muerte como condición a la extradición.

El gobierno estadounidense busca decomisar 14 mil millones de dólares como parte del proceso judicial contra el narcotraficante mexicano, dijo un fiscal en Nueva York.

El líder del cártel de Sinaloa fue trasladado el viernes en la mañana a un juzgado en Brooklyn a la espera de su lectura de cargos.

El fiscal federal Robert Capers, en conferencia de prensa con la fiscalía de Miami, comparó el tráfico de drogas con un tumor canceroso que se extiende y lleva a la “miseria” a legiones de estadounidenses.

Guzmán está acusado de encabezar una gigantesca operación de tráfico de drogas, de lavar miles de millones de dólares y ordenar secuestros y asesinatos. Escapó dos veces de prisiones de máxima seguridad, la más reciente en 2015.

El líder del cártel de Sinaloa será procesado en un corte en Brooklyn, su abogado dice que la extradición tiene motivos políticos.

Con esto “se ve claramente un contubernio entre el Gobierno federal con el Poder Judicial federal, y es una lástima”, valoróJosé Refugio Rodríguez tras darse a conocer el sorpresivo envío. “No es una sospecha, es evidente que había algo pactado”, agregó.

Pese a que el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales, había adelantado hace unos meses que la extradición se concretaría en enero o febrero de 2017, el abogado explicó que, aunque las autoridades pudieran solicitar el traslado del Chapo a EU, “el Poder Judicial es autónomo”.

LOS CARGOS

Joaquín “El Chapo” Guzmán se enfrenta en Estados Unidos a una extensa lista de cargos criminales y a una acusación meticulosamente preparada por las autoridades, que cuentan con una gran batería de testigos y pruebas para demostrar sus delitos y enviarle a la cárcel de por vida.

En Nueva York, el estado en el que será procesado “El Chapo” en una causa montada en colaboración con el de Florida, Guzmán está acusado de diecisiete delitos como líder del cártel de Sinaloa y por tráfico de drogas, uso ilegal de armas y blanqueo de dinero.

El primero de los cargos, el que le señala a la cabeza de una empresa criminal, ya acarrea una pena obligatoria de cadena perpetua, un castigo que también tendría garantizado aunque únicamente se le condenara por los principales crímenes de tráfico de drogas de los que se le acusa.

El caso contra Guzmán en Nueva York fue aprobado por un gran jurado el pasado mes de mayo y está explicado al detalle en un memorando publicado hoy por la Fiscalía federal para pedir al juez que mantenga al narcotraficante en prisión a la espera de juicio.

El documento, de 26 páginas y acompañado de un anexo con varias fotografías a modo de prueba, subraya la peligrosidad de “El Chapo”, su experiencia a la hora de huir de la Justicia, su desprecio por la ley y su inmensa fortuna como algunos de los argumentos para que no sea puesto en libertad bajo fianza.

“Es difícil imaginar a otra persona con un riesgo mayor de fuga que Joaquín Archivaldo Guzmán Loera”, concluye el mensaje de la Fiscalía.
Al mismo tiempo, el memorando da una idea de la estrategia que los fiscales prevén utilizar durante el juicio y de la preparada acusación que esperan poner sobre la mesa.

En primer lugar, las autoridades contarán con los testimonios de un amplio abanico de testigos, incluidas docenas de personas que trataron cara a cara con “El Chapo”, para demostrar “el poder, la corrupción y la violencia de Guzmán dentro del cártel de Sinaloa”.

Los testimonios abarcarán varias décadas, desde los inicios del cártel a finales de los años 80 hasta su transformación en un “imperio internacional”, incluida su expansión por América Central y Sudamérica y la apertura de centros de distribución de drogas en Estados Unidos.

Entre los testigos habrá varios líderes del narcotráfico colombiano que darán detalle de los cargamentos de toneladas de cocaína que enviaron a Guzmán, de las rutas utilizadas y de los “increíbles beneficios ilegales” que el mexicano logró con la venta de drogas, según el documentohecho público hoy.

La Fiscalía contará también con personas que transportaron drogas para el cártel de Sinaloa y con distribuidores en Estados Unidos, con testigos que pueden hablar del pago de sobornos a políticos y fuerzas del orden en México y con individuos que explicarán la violencia perpetrada por los sicarios y hombres armados de “El Chapo”.

Los últimos, siempre según las autoridades, detallarán asesinatos específicos ordenados por Guzmán, como los de miembros del propio cártel, de organizaciones rivales y de responsables del Gobierno y de la Justicia.

Por ejemplo, el caso de Julio Beltrán, un traficante que según la Fiscalía “El Chapo” encargó matar y que fue tiroteado en Culiacán.

Las autoridades basarán también su caso en numerosas pruebas físicas, desde grabaciones a cargamentos de droga y de armas incautados en los últimos años.

En conjunto, la fiscalía considera que el peso de la evidencia corrobora el retrato de Guzmán como “el jefe del cártel de narcotráfico más prolífico del mundo” y de su uso de la corrupción y la violencia para mantener su poder.

“Guzmán es el narcotraficante más notorio del mundo”, recuerda el memorando, que hace un repaso a sus casi tres décadas en el negocio y a sus evasiones de prisiones mexicanas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada