Cura hacía orgías y prostituía mujeres "por amor a Dios"; Tenía un harén de 15 mujeres para tener sexo ¡a toda hora!

Italia.- Un sacerdote de 48 años de la ciudad italiana de Padua fue suspendido de su cargo, luego de ser acusado por organizar orgías, grabarlas y prostituir a numerosas amantes.

El párroco Andrea Contin fue denunciado por "vivir con medios inmorales" y causar daño psicológico a las víctimas. Medios locales destacaron que el “harén” llegaría a las 15 mujeres, sin embargo, aún no ha sido detenido.
Víctimas

Las denuncias de tres mujeres contra el sacerdote llegaron al obispo local el verano pasado, pero las autoridades eclesiales no las derivaron a la policía, informando a su vez que ya llevarían a cabo su propia investigación.

La mujer que lo denunció bajo anonimato, según publicó el periódico local Il Mattino di Padova, reveló a fines de diciembre que “siempre había un montón de mujeres dando vueltas” y que tenían “relaciones sexuales en la parroquia a toda hora. Mañana, tarde y noche”.

En un principio, la Policía no intervino al no ser un delito llevar una vida sexual activa. Sin embargo, las acusaciones de proxenetismo por las denuncias de tres mujeres cerraron el círculo sobre Contin, y se está tratando de determinar si el cura recibió pagos por los encuentros.

También se está tratando de identificar a otras presuntas víctimas e identificar a los hombres que participaron en los encuentros organizados por el cura.

Contin habría usado páginas web de citas sexuales para coordinar así los encuentros entre sus amantes y otros hombres, que se realizaban en un balneario en Cap d'Agde, al sur de Francia. 

La segunda denuncia, según informa Mattino di Padova, fue por parte de una de las mujeres que confirmaron tener relaciones con Contin.

"Las relaciones siempre fueron extremas y violentas, había bofetadas, escupidas y juegos eróticos", confiesa y agrega que pretendía que [Contin] tenga relaciones con otros hombres pero se negaba
La Policía encontró entre las pertenencias del párroco de la Iglesia San Lázaro en Padua, numerosas grabaciones -guardadas en cajas de supuestos videos religiosos- y juguetes sexuales que probarían el caso. Aseguran que las convencía diciéndoles que era "por amor a Dios".

La diócesis local expresó, a través de un comunicado, que "los hechos bajo investigación son muy graves y duelen al obispo y a la comunidad cristiana". También recuerda que la "investigación preliminar" aún no ha terminado, y pide respetar el derecho al honor y a la intimidad tanto del párroco como de sus presuntas víctimas.

En tanto, Contin partió en los últimos días hacia Croacia, destino al que, según autoridades locales, suele viajar con su familia.
"Están tratando de protegerlo del clamor que alcanzó esta historia", indicó el alcalde Paolo Tonin.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada