Desde El Mochomo pasando por "La Barbie" hasta El H-3; Así ha sido la caída de los Beltrán Leyva

Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “El H-2”, identificado como pieza importante del Cártel de los Beltrán Leyva, organización considera en los años 90 como uno de los grupos criminales más poderosos del país, murió abatido junto con otras siete personas, en un enfrentamiento en el que participaron elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), de la Secretaría de la Defensa Nacional y elementos de la Policía Federal.
Nacido como una empresa familiar, el Cartel de los Beltrán Leyva surgió en el estado de Sinaloa y logró posicionarse como uno de los principales actores en el mapa del crimen organizado.

De acuerdo con información de la Procuraduría General de la República, los hermanos Arturo, Alfredo, Héctor y Carlos Beltrán Leyva eran originarios de Badiraguato, Sinaloa, y en sus inicios trabajaron con Amado Carrillo, “El Señor de los Cielos”, líder del Cártel de Juárez. Luego de la muerte de éste, la DEA identificó a Arturo como uno de los líderes que ascendió en dicha organización.


Arturo Beltrán Leyva

Los hermanos Beltrán Leyva trabajaron de forma conjunta con el Cártel de Sinaloa, dirigido por Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, hoy recluido en Estados Unidos en espera de sentencia.

En 1993, cuando “El Chapo” fue recluido en Puente Grande, los hermanos Beltrán quedaron a cargo de su estructura, convirtiéndose en sus principales aliados.

Trabajando a la par de “El Chapo”, y otros narcotraficantes, en un frente que se conoció como “La Federación”, Arturo Beltrán Leyva se asoció con en 2001 Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, y juntos formaron el grupo criminal conocido como Los Pelones, con el cual disputaron las principales plazas del país.

El poderío de la organización era tan grande que se reportó que entre 2006 y 2009 recibían droga desde Colombia y Venezuela.

De acuerdo con informes de inteligencia, luego de una ruptura con Joaquín Guzmán Loera, “La Federación” sufrió en 2008 la separación de los hermanos Beltrán Leyva.

La razón del rompimiento se atribuye al arresto de Alfredo Beltrán Leyva “El Mochomo”; separación que desató una guerra entre la fracción comandada por Guzmán Loera y la encabezada por Arturo y Héctor Beltrán Leyva.

Según distintas versiones, los hermanos de “El Mochomo” responsabilizaron a “El Chapo” de la captura de Alfredo, por lo que habrían ordenado en ese mismo año el asesinato de Édgar Guzmán, hijo de “El Chapo”, fallecido en Culiacán, Sinaloa en mayo del 2008. 

Édgar Valdez Villarreal

Luego de la ruptura, los Beltrán Leyva se convirtieron en un cártel independiente.

Según informes de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, (SIEDO), los hermanos Beltrán Leyva extendieron su poder mediante el uso de la fuerza por medio de La Barbie, en Guerrero, Chiapas, Querétaro, Quintana Roo, Sonora, Sinaloa, Tamaulipas, Estado de México y la Ciudad de México. Además, consolidaron su propia red internacional, por lo que en Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá y Colombia, de acuerdo con el informe ”Evaluación de la Amenaza de la Droga a nivel nacional”, el cual fue dado a conocer por la DEA en 2013.

El declive del cártel puede rastrearse hasta 2009, el año el que cayó su líder principal, Arturo Beltrán Leyva, conocido como “El Jefe de jefes”.

De acuerdo con distintas versiones, el narcotraficante disfrutaba de una fiesta cerca de Cuernavaca cuando los militares lo abatieron en su casa.

Luego, en 2010 otro de los hermanos fue capturado, Carlos Beltrán Leyva, quien fue acusado de lavado de dinero, por lo que Héctor Beltrán Leyva, “El H”, asumió el liderazgo de la organización; éste fue aprendido el 1 de octubre de 2014.

Héctor era uno de los tres narcotraficantes más buscados de México.

Héctor Beltrán Leyva

A pesar de las detenciones, en 2013 la PGR todavía consideraba al cártel de los Beltrán Leyva como una de las ocho “grandes organizaciones del narcotráfico”; no obstante, advertía que había perdido el apoyo de sus bases, y se había escindido en 19 organizaciones, las cuales tienen presencia en 13 estados de la República.

Lo anterior de acuerdo con el informe “Células delictivas con presencia en el país”, del 2013.

Luego de la tercera captura de “El Chapo”, la organización de los Beltrán Leyva se ha extendido en diversas zonas del país y fortalecido su estructura.

Tras la detención de “El H”, informes de inteligencia señalaban que el liderazgo de la organización quedó a cargo de Juan Francisco Patrón Sánchez, “El H-2”, junto con Fausto Isidro Meza, también conocido como “El Chapito Isidro”, y Alfredo Beltrán Guzmán, “El Mochomito” quien fue detenido en diciembre pasado, y que en conjunto le disputan el territorio al Cártel de Sinaloa.

Carlos Beltrán Leyva

El día de ayer, Juan Francisco Patrón Sánchez fue abatido en un operativo conjunto de la Secretaría de Marina, de Defensa y Policía Federal. Desde 2011 la Procuraduría General de Justicia de Nayarit (PGJE) ubicaba a “El H-2” o "El Chico" entre los siete presuntos miembros de células del Cártel de los hermanos Beltrán Leyva, que controlaban Nayarit y el sur de Sinaloa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...