"El Chapo", vestido de traje carcelario azul marino de manga corta, y sin esposas, se mostró tranquilo e inexpresivo y se declaro inocente

"El Chapo", vestido de traje carcelario azul marino de manga corta, y sin esposas, se mostró tranquilo e inexpresivo y se declaro inocente.

Emma Coronel, esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán y y su abogada en México, Silvia Delgado, estuvieron presentes en la audiencia. Sus abogados dijeron que su cliente permanece encerrado durante 23 horas del día en una unidad especial de la cárcel. Agregaron que las autoridades de la cárcel no le permiten recibir visitas de su esposa ni del abogado mexicano de Guzmán.

Joaquín “El Chapo” Guzmán compareció hoy ante un Tribunal federal del distrito de Brooklyn, en Nueva York, donde sus abogados protestaron por las condiciones de encarcelamiento que sufre el narcotraficante mexicano.

La defensa cuestionó además los documentos sobre la extradición a Estados Unidos de “El Chapo”, que presenció la sesión en persona y vestido con el traje azul de la prisión.

A la audiencia, celebrada en medio de un gran despliegue de seguridad, asistieron la esposa del narcotraficante, Emma Coronel, y su abogada en México, Silvia Delgado.

Los abogados del narcotraficante mexicano se quejaron de que sus condiciones en la cárcel de la ciudad de Nueva York son demasiado estrictas. Guzmán, quien escapó en varias ocasiones en México, apareció el viernes en un tribunal federal en Brooklyn.

Sus abogados dijeron que su cliente permanece encerrado durante 23 horas del día en una unidad especial de la cárcel. Agregaron que las autoridades de la cárcel no le permiten recibir visitas de su esposa ni del abogado mexicano de Guzmán. El juez se negó a sopesar las condiciones de Guzmán en prisión.

La esposa del capo, Emma Coronel, se sentó en la parte frontal de la tribuna durante la comparecencia de Guzmán en la corte. La miró y sonrió.

Guzmán se ha declarado inocente de los cargos de dirigir una operación masiva de narcotráfico que blanqueó miles de millones de dólares y supervisó asesinatos y secuestros.

Guzmán, que logró escaparse en dos ocasiones de penales de alta seguridad, fue extraditado semanas atrás a Estados Unidos desde México. Está acusado de dirigir un cartel de drogas con miles de integrantes que obtiene ganancias por miles de millones de dólares. La acusación del distrito este de Nueva York también asegura que el capo y otros miembros del cartel de Sinaloa han utilizado sicarios para asesinar, secuestrar y torturar.

Inicialmente arrestado en 1993, Guzmán escapó en 2001 de una prisión de máxima seguridad de México, al parecer en un carrito de lavandería, y se convirtió en leyenda popular entre algunos mexicanos, inmortalizado en canciones. Fue reaprehendido en 2014 pero volvió a escapar, esta vez mediante un agujero en la ducha de su celda.

0 comentarios:

Publicar un comentario