EN GUERRA: Retumbó el cielo "culichi" los hechos que causaron terror en Culiacán, Sinaloa

Culiacán, Sinaloa.- En Culiacán y Villa Juárez, Navolato se registraron enfrentamientos que causo temor entre la población. 

El primer hecho 

Un tiroteo a balazos registrado la madrugada de ayer en el fraccionamiento Villas del Real, dejó como saldo un elemento de la Marina y cinco presuntos delincuentes muertos.
De forma extraoficial se informó de dos marinos heridos, los cuales fueron llevados a un hospital.

En este hecho, también resultaron con impactos de bala por lo menos ocho casas y cinco vehículos.

De acuerdo con testigos, pasaban las 03:00 horas de ayer, cuando escucharon detonaciones de arma de fuego por las calles Princesa Amalia y Mariano Azuela. La balacera duró varios minutos, pero de pronto se escuchó como un “bazucazo”, y fue ese estruendo lo que le provocó más terror a muchas familias.

Momento en el que hacen el levantamiento de otro de los cuerpos que estaba en la camioneta.

Hubo quienes, en cuanto se terminó el tiroteo se asomaron para ver qué había pasado, y fue cuando en una casa ubicada en la esquina de la calle Princesa Amalia y Mariano Azuela vieron una camioneta negra baleada, debajo de la cual había un hombre muerto. A unos metros estaba una camioneta baleada de los marinos.

Datos

A los pocos minutos observaron que llegó una ambulancia, en la cual se presume que se llevaron al marino. Tras esto, helicópteros sobrevolaron la zona.

Personal de la Marina le pidió a las familias que no salieran. En la camioneta negra marca Acura, modelo 2016 —la cual tenía reporte de robo en el estado de Jalisco— estaban muertos dos jóvenes. Ellos traían armas AK-47 y AR-15. El conductor de esta camioneta, al intentar realizar una maniobra para tomar la calle Princesa Amalia, chocó un vocho que estaba estacionado frente a un domicilio, lugar donde fueron abatidos.

Uno de los presuntos pistoleros quedó muerto recostado sobre un rifle bajo la puerta del copiloto. La cachucha que traía estaba a unos centímetros.

Como características, la víctima era de tez blanca, traía pantalón de mezclilla, camiseta manga larga en color naranja y una pechera. El otro joven al parecer estaba arriba de la camioneta, y traía una playera blanca con las mangas azules o negras, así como un pantalón de mezclilla.

Corren por su vida

Otros tres jóvenes, que al parecer también iban en esta misma camioneta, se bajaron de la unidad y corrieron por la calle Mariano Azuela para entrar a una vivienda, marcada con el número 665, ubicada en la esquina de Mariano Azuela y Rey Jorge VI, donde perdieron la vida. Uno intentó esconderse en un cuarto en construcción y otro en la parte del lavadero, otro murió en el pasillo.

En este sitio murió uno de los presuntos  delincuentes heridos.

Al momento no se dijo dónde quedó muerto el elemento de la Marina Armada de México.
Hechos

A través de un boletín, la Procuraduría General de Justicia estatal informó que este enfrentamiento inició a las 03:40 horas de ayer, aunque vecinos dijeron que se suscitó más temprano: a las 03:00 horas.

Marinos que realizaban rondines fueron atacados a balazos por pistoleros que viajaba en varias camionetas. Se dijo que de la camioneta negra se bajó un individuo, el cual buscó esconderse en las viviendas, pero una de las unidades de los armados se regresó para rescatarlo.

Ayer, con horror algunas familias veían cómo las fachadas de sus casas estaban dañadas por los balazos. En dos domicilios las balas entraron al interior, por lo que los pobladores se sentían afortunados de no estar lesionados. “Si hubiéramos estado en la sala, no sé qué hubiera pasado”, comentó una vecina, en cuya casa había cuatro niños.

Cuatro personas mueren durante enfrentamiento en Villa Juárez

Minutos de pánico y terror vivieron cientos de vecinos de la sindicatura de Villa Juárez, Navolato, durante un enfrentamiento entre grupos de delincuentes, el cual dejó como saldo cuatro personas muertas, entre ellas una mujer embarazada, pero se presume que murieron 11 individuos más. 

Durante la balacera, varios domicilios resultaron dañados por las balas y además se aseguraron por lo menos siete camionetas. 
Los hechos

El reporte del enfrentamiento se registró aproximadamente a las 16:45 horas de ayer.

A decir de testigos, los primeros disparos se escucharon en la colonia Las Amapas. 

Delincuentes a bordo de varias camionetas de modelo reciente se enfrentaron a balazos y se inició una persecución hacia la colonia Quinta Bonita. 

Fue al llegar al puente que cruza un dren donde se encuentra una gasolinera, que se dio el enfrentamiento más fuerte. 

Personas que se armaron de valor y tomaron video  lograron observar cuando pasaban a toda velocidad las camionetas con gente armada en la caja.

Los delincuentes portaban casco y vestían ropa tipo militar y armas largas. 
En algunas de ellas también se pudo observar que iban individuos accionando los famosos rifles Barret antiblindaje. 

Las ráfagas hicieron que cientos de personas corrieran a refugiarse a sus hogares y donde podían. 

Las balas dañaron las fachadas de los domicilios, así como algunos vehículos. 
En la glorieta de la gasolinera, dos hombres quedaron muertos junto a una camioneta Explorer negra.

Uno de ellos quedó al frente de la unidad y el otro por un costado. 

A pocos metros, sobre el puente, quedaron una camioneta Tacoma blanca y una camioneta Colorado del mismo color, las cuales presentaban decenas de impactos de bala en los cristales y la carrocería. 

Cerca de ahí, otra camioneta Ford Lobo blanca quedó en las mismas condiciones.
La balacera duró varios minutos y la zona quedó desértica.

Los mismos testigos dijeron que el enfrentamiento fue horrible y que había cuerpos tirados por todos lados y también dentro de las camionetas. 

En cuanto cesaron los disparos, los mismos hombres armados empezaron a subir los cadáveres a otras camionetas y se los llevaron. 

La persecución se extendió sobre la carretera La 50 hacia el campo pesquero Las Puentes. En el cruce con la avenida Villa Benito Juárez, una mujer embarazada que iba pasando por el lugar fue víctima de las balas. 

La mujer cayó en la banqueta afuera de la refaccionaria y ferretería Varela. 
Por un par de horas, el cuerpo de la mujer estuvo sin resguardo policiaco a pesar de que las autoridades se encontraban cerca del lugar. 

Al lugar acudieron familiares de la víctima, quien no proporcionó su identidad.

A unos metros de donde quedó el cuerpo de la mujer asesinada, quedaron abandonadas dos bicicletas cuando presuntamente los sicarios en la huida pasaron por encima de ellas, a punto de atropellar a las personas que las llevaban. 

Los delincuentes siguieron la persecución sobre la misma carretera y, como a cinco kilómetros más hacia el sur, en ese sitio quedaron abandonadas dos camionetas. 

Sobre la carretera estaba una camioneta Frontier roja, placas UF-41803, la cual tenía las luces encendidas y el motor en marcha, además estaba dañada por los disparos. 

A pocos metros y a la orilla de la carretera, estaba un Jeep Sahara blanco con las puertas abiertas, placas VRY-9687, y en su interior había una pechera portacargadores negra.
En ese sitio y sobre la carretera habían decenas de casquillos de arma larga.

La persecución no terminó ahí, unos kilómetros más todavía hacia el sur, en las inmediaciones del campo Santa Martha y a la entrada de un empaque, se dio otro fuerte enfrentamiento. 
En ese sitio quedó muerto un presunto delincuente, a un costado de una camioneta Suburban negra, placas MFJ-5654 del Estado de México, la cual estaba blindada. 

La unidad presentaba decenas de impactos de bala, de los cuales algunos atravesaron los cristales y la carrocería tras ser atacada con rifles Barret. 

En el interior de la unidad se podían apreciar manchas de sangre. 

Al supuesto sicario se le apreciaban impactos de bala en distintas partes del cuerpo y la cabeza. Toda la masa encefálica de la víctima estaba por un lado del cuerpo. 

En algunas fotos que circularon por las distintas redes sociales, el presunto sicario portaba un chaleco portacargadores, una funda para pistola en la pierna y un cargador de rifle junto al cuerpo. 
Horas después de que sucedieron los hechos, el cuerpo del presunto sicario seguía tirado en el sitio donde fue asesinado sin que hubiera presencia de alguna autoridad.

Lo curioso fue que desaparecieron el chaleco, la funda para pistola y el cargador. 

Casi cuatro horas después de que fue reportado el enfrentamiento, el cuerpo del presunto sicario seguía abandonado tirado a un costado de la carretera.

De ese sitio y de donde quedaron la Frontier y el Jeep Sahara se dice que quedaron por lo menos ocho personas más asesinadas, pero que los cuerpos se los habrían llevado  los mismos delincuentes. 

También se dijo que tres de los sicarios que habían resultado heridos en la refriega fueron llevados a hospitales, pero que murieron en el trayecto y que también los cadáveres fueron rescatados por los delincuentes. 

Terror 

La sicosis se apoderó de los residentes y comerciantes de la sindicatura.

La mayoría de los negocios fueron cerrados al público, al igual que algunos puestos de vendimia cercanos al lugar.  

Las diligencias duraron varias horas hasta casi la medianoche de ayer. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...