FGE detiene al ‘El Colorado’ Zar de la cocaína en Tepeaca

El Colorado’ era conocido en Tepeaca no sólo por tener una carnicería en una de las principales calles del municipio, sino por ser el principal operador y distribuidor de cocaína de la región. Su fama de ser un hombre peligroso y estar rodeado de gente armada le precedía. No por nada, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) montó un impresionante operativo policial con el objetivo de cazarlo en un momento de descuido.

Desde hace meses, ‘El Colorado’ era vigilado por la Agencia Estatal de Investigación a través de la labores de inteligencia, al ubicarlo como el dueño del mercado de distribución de cocaína. Una vez que se confirmaron sus características físicas e identidad, la policía llevó a cabo un operativo especial de captura.

La cacería de ‘El Colorado’

Un impresionante operativo de seguridad se desplegó en la Avenida Francisco I. Madero y Miguel Negrete, a fin de interceptar a un hombre vestido con sudadera verde y pantalón de mezclilla, quien viajaba a bordo de una camioneta de lujo Ford Eco Sport con placas de Puebla. Según los testigos, en este punto tenía una carnicería y había acudido a hacer las cuentas del día.

Al ver el despliegue policial, la imagen de tipo duro y peligroso, -de la que los uniformados tenían referencia-, quedó reducida al de un hombre resignado que no tuvo más remedio que entregarse pacíficamente. Una vez esposado y puesto en una camioneta, el convoy de patrullas salió a toda velocidad de Tepeaca, con rumbo a la capital del estado.

Un pez gordo

El Colorado fue identificado como Roberto R. de 53 años de edad y de acuerdo con los informes policiales, era la principal cabeza de una red de distribución de cocaína que operaba desde hace varios años en Tepeaca, bajo la protección de las autoridades locales. En días anteriores, algunos integrantes de su banda fueron detenidos por policías ministeriales, quienes en el interrogatorio, señalaron a ‘El Colorado’ como el principal distribuidor de droga en la zona.

Las labores de inteligencia no tardaron mucho en dar con él. El lunes pasado cerca de las 6 de la tarde, el sujeto fue interceptado cuando conducía una camioneta de lujo. No hubo disparos ni persecución alguna. Los oficiales le mostraron la orden de aprehensión concedida por un juez federal y aquel tipo duro y peligroso, no tuvo más remedio que entregarse.

0 comentarios:

Publicar un comentario