Semar utilizó un Black Hawk con metralleta calibre .50 para abatir al “H2”: periodista

La aeronave que utilizó la Secretaría de Marina y Armada de México (Semar) utilizó el pasado jueves durante un operativo donde murió abatido Juan Francisco Patrón Sánchez, alias el “H2”, presunto líder del Cártel de los Beltrán Leyva en Tepic, Nayarit, era un helicóptero Black Hawk, montado con una metralleta calibre .50.

 En redes sociales fue difundido un video, grabado por un ciudadano, donde se aprecia a la aeronave de la Marina sobrevolando la zona y desde donde elementos de las fuerzas armadas realizaron disparos con el arma de alto poder. 

Según lo dijo el periodista Humberto Padgett León, en el programa radiofónico de Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula, el Black Hawk utilizado es uno de los 26 adquiridos por la Semar el año pasado, cuyo precio oscila entre los 20 y 44 millones de dólares cada uno. El helicóptero Black Hawk, es un vehículo “robusto” que puede ser artillado para movilizar tropas, dijo Padgett. Asimismo la aeronave tiene una autonomía de vuelo de 500 kilómetros y transportar cuatro personas, dos pilotos y dos artilleros. Ayer, la periodista Denise Maerker Salmón, en el noticiero nocturno de Televisa, mostró imágenes del acceso del inmueble que fue blanco del operativo de la Marina, que el gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval Castañeda, calificó como “quirúrgico”. 

El inmueble en el cual se resguardaba “El H2”, presentaba puertas y ventanas rotas -aunque algunas eran blindadas-, además de paredes con múltiples impactos de bala y vehículos inservibles. La residencia de tres pisos, está ubicada en la calle Cardenal, casi esquina con Prolongación Universidad, de la colonia Ampliación Lindavista, en Tepic, misma que sigue acordonada y vigilada por la Policía estatal, mientras se llevan a cabo las indagatorias correspondientes. “En la fachada y en las ventanas, así como las paredes, se ven claramente los hoyos de las balas disparadas por el helicóptero de alta tecnología de enfrentamiento, perteneciente a la Marina Armada de México”, señaló el reportaje de Televisa. 

Además, da cuenta de una camioneta modelo Suburban, color gris, que se encontraba a un costado de la alberca, que resultó completamente baleada por el helicóptero artillado que utilizó la Marina para neutralizar a los presuntos agresores. 

En ese lugar también quedaron los cuerpos sin vida de tres presuntos integrantes del cártel de los Beltrán Leyva, incluído el de Juan Francisco Patrón Sánchez, el “H2”. “Desde el patio se puede entrar a la casa por una pequeña puerta de vidrio blindado que no resistió las balas ni las granadas lanzadas durante el enfrentamiento”, comentó la reportera. Televisa señaló que el operativo del pasado jueves tenía meses de planeación, pero que la Semar decidió ponerlo en marcha tras el hallazgo en la entidad, de 5 cuerpos con narcomensajes, el pasado 8 de febrero. Ayer, el secretario de Marina y Armada de México, el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, aseguró que el operativo no representó “un uso excesivo de la fuerza”, sino que fue para demostrarle a los presuntos integrantes del crimen organizado “que había con qué quitarles” el lugar preferente que tenían en el inmueble, desde el cual disparaban a los elementos de Marina. 

También afirmó que la muerte de los presuntos delincuentes no fue producto de disparos hechos desde el helicóptero, que participó desde el aire en el enfrentamiento, y subrayó que el volumen de fuego de los 15 elementos de Marina que tomaron parte en el operativo, correspondió a las armas que tenían los hombres atrincherados, quienes incluso tenían arsenal “para bajar” a la aeronave. 

Cuestionado sobre que el uso del helicóptero en el operativo en Nayarit constituyó una advertencia para el crimen organizado, el almirante respondió: “no es advertencia”, pero que ante los cuestionamientos de que si las Fuerzas Armadas están rebasadas por el crimen organizado, la autoridad está “muy por arriba de cualquier cártel u organización delictiva”. “Los quince efectivos que llegaron al domicilio fueron recibidos con fuego real, aunque se insistió desde que llegamos, se estuvo insistiendo durante toda la operación de que era la Secretaría de Marina y que pedíamos su rendición, jamás se rindieron”, afirmó Soberón Sanz, durante una posterior entrevista radiofónica con la periodista Denise Maerker. “Es una casa de tres pisos y exactamente en el alto de la azotea ellos tenían una posición muy favorable desde la cual estaban disparando a nuestro personal y tenían una vista de 360 grados. 

Al ver esto se pidió el apoyo de un helicóptero artillado”, dijo el almirante. “[La aeronave] hizo fuego por un tiempo no mayor a siete segundos, con el único objetivo de que se retiraran de la azotea, cosa que se logró, ya mi personal no estaba resistiendo la cantidad de fuego de precisión que estaban efectuando ellos”, explicó Soberón. 

“El objetivo no fue impactar a la gente, tanto es así que no hay uno solo, de esta gente, que haya sido abatido por el helicóptero, el objetivo simplemente era negarles el área de la azotea porque sí nos estaban causando mucho daño”, reiteró. “Después de que abandonaron la azotea bajaron a la parte de un terreno donde había una alberca y dos Suburban blindadas nivel 7 plus, donde igualmente las utilizaron para guarecerse de los disparos de Marina; ellos continuaron combatiendo, aunque en repetidas veces se les dijo que se rindieran, su contestación siempre fue con disparos”, narró Vidal Soberón. Según el diario El Universal, desde el pasado jueves suman 15 civiles muertos por tiroteos en la entidad: 12 abatidos por la Marina y 3 por la organización criminal del Cártel de Los Beltrán Leyva, de la cual Patrón Sánchez, “El H-2”, era líder regional, luego de que se había movido del estado de Sinaloa al de Nayarit.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada