Si no cae “El Tequilero” no hay clases, dijeron maestros. Sigue suelto. Van 2 meses sin trabajar “

Tenemos un gran problema en el sector educativo, vale más perder un día de clases a perder otravida, basta ya de injusticias, de shows mediáticos que nos hacen una y otra vez a este pueblo que no ha descansado de la violencia”, expresaron maestros de de San Miguel Totolapan, en Guerrero ante funcionarios estatales. 

Advirtieron que no volverán a clases si el Gobierno no detiene a Raybel Jacobo de Almonte, “El Tequilero”, un criminal que mantiene asolada a la población con extorsiones, secuestros y asaltos. Ayer, datos de la Segob informaron que el estado de Guerrero se convirtió en el primer lugar nacional en asesinatos y pasó al cuarto en secuestros.

Ciudad de México, San Miguel Totolapan, 22 de febrero (SinEmbargo/ElSur).– Maestros de San Miguel Totolapan, en Guerrero, no volverán a clases si el Gobierno no detiene a Raybel Jacobo de Almonte, “El Tequilero”, informaron a los titulares de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y de Seguridad Pública (SSP), durante una reunión en esta cabecera municipal.

“Tenemos un gran problema en el sector educativo, vale más perder un día de clases a perder otra vida, basta ya de injusticias, de shows mediáticos que nos hacen una y otra vez a este pueblo que no ha descansado de la violencia”, expresó un poblador fundador del Movimiento por la Paz.

Unos 200 maestros se reunieron con los funcionarios estatales en la escuela secundaria Técnica 38, que está cerrada desde hace dos meses, para tratar asuntos laborales y de seguridad.

A la reunión llegaron en un helicóptero de la Policía del Estado, el titular de la SEG, José Luis González de la Vega Otero y el de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes, para reunirse con los profesores que laboran en San Miguel Totolapan y con integrantes del Movimiento por la Paz y analizar el regreso a clases.

Los funcionarios estatales escucharon más de dos horas los testimonios de comerciantes, profesores, padres de familia y profesionistas, que han vivido la violencia en ese municipio de TierraCaliente en los últimos ocho años.

En la cancha de la escuela se encontraban al menos cien efectivos del Ejército y policías estatales que iban a ser presentados por las autoridades como parte de un nuevo “operativo” para detener al grupo delictivo conocido como Los Tequileros.

Las autoridades llegaron a San Miguel Totolapan para garantizar el regreso a clases. Para eso anunciaron la operación especial que consiste en desplegar 15 grupos operativos con 75 policías estatales y 250 efectivos militares que realizarán recorridos de vigilancia en las comunidades del municipio y en las escuelas donde la banda de “El Tequilero” ha cometido decenas de secuestros.

Un comerciante que fue secuestrado reveló en su testimonio que se “estaban llevando a nuestrasmujeres, nos organizamos y nos levantamos en armas por el bien de nuestros hijos, ya se acabaron al pueblo, teníamos que defender a mi mujer y mis hijos, nos pedían cuota, hay un personaje siniestro y oscuro (en referencia a Raybel Jacobo), si no hubiese reventado esto nadie lo hubiera nombrado, aquí en el pueblo sabemos qué pasa, no hemos descansado, hemos aportado elementospara detenerlo a los militares, a la Policía Estatal y parece que protegen a los delincuentes y no a nuestras familias, les pido que se sensibilicen”.

Una maestra de la zona escolar 165 de una primaria de la zona rural dijo que de diez escuelas que hay, cinco han cerrado “porque los padres de familia abandonan sus pueblos, las escuelas están solas”.

Se quejó de que “ya no regresaron a su centro de trabajo porque están espantados, en octubre en San Francisco un maestro de San José Poliutla también fue secuestrado y nos organizamos e hicimos cooperación económica, hasta los niños cooperaban aunque se quedaran sin dinero para el recreo, nadie nos garantiza que si salimos a trabajar vamos a regresar sanos y salvos”.

Otra maestra que fue secuestrada junto con su hijo de 10 años en el 2014, clamó que han sido “muy lastimados, fui secuestrada con mi hijo cuando regresaba de mi centro de trabajo”.

La joven profesora dijo que “¡tenía miedo por mi hijo y mi niña que se quedó en casa, tenía 3 años, gracias a la comunidad se pagó un rescate y regresé con vida, pónganse un poco en nuestro lugar, estuvimos 12 días durmiendo en el piso, todas las noches veía al cielo y pedía a Dios mi vida por la de mi hijo, fue muy fuerte, les pido que sientan lo que sentimos!”.

La mayoría de los testimonios de maestros y pobladores exigían acabar con el grupo de Los Tequileros y expresaron su “cansancio” y “coraje” y reprocharon el engaño de las autoridades al no detenerlos.

“Que sepa el Presidente (Enrique Peña Nieto) lo que está sucediendo, no somos un grupo de delincuentes, somos un grupo de autodefensa que está harto de esa banda de secuestradores”, pronunció un integrante de la autodefensa formada en diciembre luego del secuestro del ingeniero Isauro de Paz Duque.

Pidieron que se deje de “simular y se detenga de una vez por todas a todos los tequileros y se haga cumplir la ley”. Foto: ElSur.

Otro profesor de primaria narró la historia de una señora y su hijo, que fueron asesinados presuntamente por Los Tequileros.

“Los niños quedaron afectados por esta tragedia, los criminales siguen impunes, por eso pedimos que venga el gobernador a ver cómo está el municipio, si no hay condiciones de seguridad no vamos a regresar a clases”.

Luego de varios minutos de testimonios y quejas por la inseguridad, el ingeniero Isauro de Paz Duque leyó un documento con la postura de los pobladores y maestros que exigen la captura de El Tequilero y la advertencia de que no regresarán los niños a clases si no se extermina al grupo delictivo.

“Los centros de trabajo de educación permanecerán cerrados en perjuicio de toda la población y el único responsable de ese daño es el gobierno estatal y federal, así como los secretarios de Educación de los dos niveles de Gobierno, por no prestar atención al problema de inseguridad en este municipio”, dice el documento.

Pidieron que se deje de “simular y se detenga de una vez por todas a todos los tequileros y se haga cumplir la ley”.

Por su parte el secretario de Educación, González de la Vega Otero, dijo que el gobierno quiere “encontrar soluciones, queremos que nuestros hijos tengan mejor educación, que los maestros acudan a clases, que van a cumplir su misión de generadores de cambio, que sea una primera de muchas reuniones, si no damos seguimiento no daremos resultados, queremos contribuir a solucionar las cosas”.

Afirmó que con el nuevo operativo se busca dar soluciones con la presencia del “Ejército y estén seguros, hay un enorme reconocimiento a esta tierra, tienen visión de futuro, es de las mejores regiones, es la mejor evaluada, son un magisterio excepcional a pesar de las difíciles condiciones, comparto el sentimiento esperanzador de buscar soluciones en conjunto, en alianza, de cada una de sus palabras tendrá conocimiento el gobernador, Héctor Astudillo y tendrán una respuesta satisfactoria, dennos la oportunidad de dar una solución de fondo e integral”.

El secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes, admitió que “hay denuncias en curso que aparentemente no han recibido la atención que esperan, sabemos que el sistema de justicia tiene sus tiempos y procedimientos, les invito que tengamos paciencia y esperemos resultados”.

Pidió que no se menosprecie “el trabajo que se ha estado realizando, se va a reforzar el operativo que se tiene desde noviembre, se triplica el efectivo de la Policía del Estado, con el apoyo solidario del Ejército”.

El Secretario de Seguridad solicitó al sector educativo que reflexionara sobre su decisión de no regresar a clases; “en materia de seguridad estaremos aquí”.

Finalmente el mando especial del Ejército en la zona, Raúl Güereca Valenzuela señaló que “hay interés de que vivamos en paz, dar seguridad, tranquilidad, actuar contra los delincuentes, llevamos cinco operaciones con 300 gentes para localizar a ese delincuente y su grupo, pareciera lento, pero seguiremos actuando, ayer iniciamos otra operación, debemos tener confianza en las instituciones, los primeros interesados en terminar con esta situación somos nosotros, no se va a militarizar este municipio y necesitamos de ustedes, los maestros”.

Al finalizar la reunión algunos maestros se acercaron al secretario de Educación para pedir sus cambios de zona y otros al secretario de Seguridad Pública para pedirle armas y garantizarle que “en tres días (con buenas armas) terminan con Los Tequileros.

0 comentarios:

Publicar un comentario