Así fue la fuga de Javier Duarte

Xalapa, Veracruz.- El 14 de octubre de 2016, Javier Duarte de Ochoa, entonces gobernador con licencia del estado de Veracruz, hizo una llamada telefónica a Ricardo Casanova Morales, de la Dirección General de Aeronáutica en el aeropuerto El Lencero.

En esta llamada, Duarte de Ochoa le preguntó en qué tiempo tendría lista una aeronave, a lo que Casanova respondió que entre 40 y 50 minutos. Duarte aceptó e informó que se volvería a comunicar.

A las 16:30 horas de ese 14, dos días después de haber dejado el cargo, se volvió a comunicar. Ya no desde su teléfono celular, sino ahora con otro de lada de la Ciudad de México, desde donde instruyó que la aeronave se trasladara a la pista del Agrocentro, en la carretera Xalapa-Veracruz.

Tras esa llamada, Miguel Pablo Portugal, del departamento de despacho de El Lencero, instruyó a los pilotos Jesús Peregrina y Francisco Javier Herrera para que recogieran a Duarte de Ochoa.

Así lo hicieron, despegando entre las 16:50 y 17:00 horas del Lencero a Agrocentro, donde se encontraron con Duarte de Ochoa y una persona no identificada.

El vuelo sería inicialmente a Veracruz, pero ya en la aeronave, el exmandatario instruyó que lo llevaran a Coatzacoalcos, de donde es oriunda su esposa Karime Macías Tubilla y donde entonces vivían sus suegros, Antonio Macías Yazegey y Jazmín Tubilla Letayf.

Así lo hicieron saber los pilotos. Y emprendieron el viaje.

Posteriormente, aterrizaron en el estacionamiento del Centro de Convenciones, al poniente de Coatzacoalcos, donde ya una camioneta esperaba a Javier Duarte y su acompañante. Abordaron y desde ese momento, se le perdió la pista.

Así fue la fuga del exmandatario, de acuerdo con la investigación que la Fiscalía General del Estado desahoga contra Flavino Ríos Alvarado, exgobernador interino por los delitos de encubrimiento por favorecimiento, abuso de autoridad y tráfico de influencias.

La FGE acusa a Flavino Ríos de haber facilitado, en su calidad de interino, aeronaves del Gobierno del Estado al hoy prófugo de la justicia, Javier Duarte, para huir del estado.

Ríos Alvarado, ungido como gobernador el 12 de octubre cerca de la medianoche, se apersonó en la Dirección General de Aeronáutica del aeropuerto del Lencero el 13 de octubre entre las 09:00 y 10:00 horas, donde solicitó a Casanova Morales otorgarle facilidades a Duarte, a costa del erario y ya sin ser servidor público, para que pudiera abandonar la capital del Estado.

Así, la FGE lo acusa de ser el autor material de la comisión de un delito doloso, pues en su calidad de servidor público, incurrió en conductas contrarias a la ley

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando ...