Atacan a siete jefes de policía en MICHOACAN en casi un año; asesinan también a exmando

De septiembre de 2016 a la fecha se han perpetrado por lo menos siete atentados en contra de directores, subdirectores y exmandos de Seguridad Pública en Michoacán, cinco de los cuales han terminado con la vida de las víctimas. 

Los ataques se han incrementado el último año en los municipios de Villamar, Turicato, Penjamillo, Tiquicheo, Sahuayo y en dos ocasiones Ziracuaretiro, donde apenas el viernes pasado atentaron contra el mando policiaco Bernardino Gómez Ávila.

El modus operandi de los ataques ha sido en su mayoría la emboscada de grupos fuertementearmados al vehículo en que se trasladan los mandos y sus escoltas.

Así sucedió con Gómez Ávila, quien fue interceptado y baleado mientras circulaba por la Autopista Siglo XXI. El director y dos escoltas que lo acompañaban resultaron heridos por los impactos de bala; sin embargo, los efectivos ya se recuperan de sus lesiones en un hospital de Uruapan.

Quien no corrió con la misma suerte fue Humberto D. asesinado la mañana del 23 de marzo pasado en la tenencia de Puruarán, a sólo un mes de haber dejado el cargo de director de Seguridad Pública del municipio de Turicato.
Isidro Mendoza Berree, quien fungía como director de Seguridad en Uruapan, también fue asesinado a balazos el 19 de diciembre de 2016. El ataque fue en esa misma autopista, en el kilómetro 87. Mendoza perdió la vida ahí mismo.

Otra persona que sufrió un atentado fue Iván Serrano Magaña, director de Seguridad en Tiquicheo, la tarde del 20 de agosto de 2016. Serrano Magaña fue atacado en el kilómetro 23 de la carretera Morelia-Mil Cumbres, en las inmediaciones de la comunidad del Vaquerito, donde fue interceptado por individuos armados quienes le dispararon en varias ocasiones; las balas en cráneo y tórax le provocaron muerte instantánea.

A estos decesos se suman los asesinatos de Francisco Barajas y Rodolfo P. subdirectores de Seguridad en Villamar y Sahuayo, respectivamente.

El comandante Francisco fue acribillado la noche del sábado 19 de noviembre. Mientras manejaba su automóvil, un grupo armado le cerró el paso y ahí lo acribilló.

El subdirector de Seguridad Pública de Villamar y dos agentes policiacos fueron emboscados cuando realizaban un patrullaje en la comunidad de Emiliano Zapata el pasado 30 de septiembre.

Veinte días antes del ataque contra el subdirector de Villamar, Sergio Polina Arriaga, director de Seguridad Pública de Penjamillo, también sufrió un atentado mientras viajaba sobre el tramo carretero Penjamillo-Angamacutiro.

0 comentarios:

Publicar un comentario