Loading...

Dámaso, el hombre que quiso suplir al ‘Chapo’

Loading...
De policía, agente del ministerio público y subdirector de penales… a líder narco.De agente de la Policía Judicial del Estado, Dámaso López Núñez, el Licenciado, pasó a ser uno de los operadores más importantes del Cártel de Sinaloa y a ser considerado posible sucesor de Joaquín el Chapo Guzmán.

Para las autoridades es uno de los hombres más cercano al Chapo y uno de los responsables de la ola de violencia en Baja California Sur y en los municipios de Navolato y Culiacán, en Sinaloa.

El Licenciado estaba incluido en la lista de los 122 objetivos prioritarios del Gobierno Federal y era requerido por una corte de Estados Unidos.

Dámaso fue detenido cuando libraba una sangrienta pugna por el poder con Aureliano Guzmán Loera, el Guano; e Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar, hijos del Chapo; y cuando buscaba aliarse con el Cártel Jalisco Nueva Generación para hacer frente a los Chapitos.

La lucha interna en el cártel ha dejado este año 208 asesinatos en Culiacán y 81 en Navolato. De acuerdo con la Fiscalía General del Estado, la mayoría de las personas asesinadas eran narcomenudistas o punteros.

Desde la sindicatura de Eldorado, López Núñez logró consolidar un grupo fuerte dentro del Cártel de Sinaloa con un  brazo armado, Fuerzas Especiales de Dámaso, comandado por su hijo Dámaso López Serrano, el Mini Lic.

De acuerdo con informes de seguridad, los Dámaso, desarrollaron capacidades propias al abarcar parte importante del brazo operativo del grupo de Sinaloa e incidir en el lavado de dinero y el control de algunas de las plazas importantes de la organización.

Además lo señalan como el encargado de conservar y buscar la relación con autoridades locales, estatales y municipales.

Al Licenciado también lo ubican como el artífice de la fuga del Chapo Guzmán del penal de Puente Grande, en 2001.

Incondicional y compadre del Chapo, con la detención y extradición del líder del Cártel de Sinaloa, el Licenciado empezó a reclamar lo que consideraba ganado y se desató una guerra intestina por el control del grupo.

“La ola de violencia, que está adquiriendo una forma de guerra civil sinaloense, se debe a que los cambios en el grupo dominante de Sinaloa, y específicamente la recaptura de Guzmán, abrieron la oportunidad para que se desataran los demonios tanto internos, como la guerra por territorios entre Archivaldo Guzmán y los Dámaso, y los Beltrán Leyva contra Aureliano Guzmán Loera”, señala un informe del Senado.

En una supuesta carta pública, los Chapitos acusaron a Dámaso de traicionarlos y tenderles una trampa para intentar asesinarlos a ellos y a Ismael el Mayo Zambada, el 4 de febrero pasado.

Los Menores señalaron que junto con el Mayo habían resultado lesionados en esa agresión.

Días después, Dámaso aseguró que no había cometido el ataque y señaló a los Chapitos de ser quienes lo están provocando a él desde hace más de un año.

La pista del hacker

De acuerdo con la Procuraduría General de la República (PGR), desde hace meses se mantenía seguimiento a Dámaso después de que se reunió con un hacker que había contratado, pero éste ya había sido contactado por las autoridades para obtener información del Licenciado.

De esa reunión, el hacker obtuvo un video de López Núñez grabado con dispositivo instalado en su celular.

La madrugada del lunes pasado, la PGR ubicó a Dámaso en un departamento de la avenida Ejército Nacional, en la colonia Nueva Anzures, en la delegación Miguel Hidalgo, de la Ciudad de México.

El Licenciado fue detenido solo y sin que se haya disparado un solo tiro, según la PGR.

De manera simultánea capturaron a Víctor Giovanni González Sepúlveda, alías el Chómpiras, quien formaba parte del primer círculo de confianza y era operador logístico y financiero en la Ciudad de México.

Durante los cateos aseguraron tres armas cortas, una máquina contadora de dinero, teléfonos celulares, dos computadoras portátiles y bolsas con metanfetamina.

El Licenciado tenía orden de aprehensión por delitos de delincuencia organizada girada en febrero de 2016 por el Juez cuarto de Distrito en materia de Procesos Penales Federales en el estado de Jalisco.

Un día después de la detención fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social número 9 en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde estuvo recluido el Chapo Guzmán antes de ser extraditado a Estados unidos.

Según la PGR, el Licenciado se reuniría con miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación para formar una alianza.

Estados Unidos lo quiere

El Gobierno de Estados Unidos puso la mira en Dámaso López desde el 23 de noviembre de 2011, cuando fue acusado por un gran jurado en la Corte de Alexandria, en Virginia.

Aunque cuenta con una orden de extradición, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que de momento no piensan extraditarlo.

El Licenciado, señaló, cuenta con información “fresca” sobre la logística y finanzas del Cártel de Sinaloa en los últimos meses.

Según medios de comunicación de la Ciudad de México, Dámaso declaró ante las autoridades que prefiere ser extraditado que permanecer en una cárcel mexicana ya que teme ser asesinado.

El Departamento de Justicia lo acusa de conspiración para distribuir cocaína y para cometer lavado de dinero.

De ser encontrado responsable, se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua.

El Gobierno estadounidense señala que el Licenciado obtuvo ganancias de 280 millones de dólares producto de la venta de drogas.

En enero de 2013, el Departamento de la Oficina del Tesoro de Control de Activos Extranjeros prohibió realizar cualquier transacción financiera con Dámaso y congeló sus bienes en ese país al considerarlo responsable del envío de toneladas de narcóticos de México a Estados Unidos.

El Licenciado que venció a la PGR

El Licenciado estaba acusado de lavado de dinero desde 2009, pero la PGR falló.

Con un amparo, López Núñez logró revocar la orden de aprehensión que el Juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales había librado en su contra en 2011.

De acuerdo con el expediente de amparo, la PGR lo acusó de operación con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, después del decomiso de 5 millones 293 mil 750 dólares en Culiacán.

El dinero estaba en una casa ubicada en la calle Teófilo Noris, a un costado del Edificio Central de la UAS; y que hoy sirve como guardería para los hijos de los trabajadores de la Fiscalía General del Estado.

En el lugar supuestamente había dos hombres armados cuidando pero lograron huir cuando llegaron elementos del 94 Batallón de Infantería.

Dentro del inmueble localizaron una credencial a nombre de Dámaso, una libreta con los nombres de integrantes del cártel, una pistola calibre 38 súper con cachas doradas y piedras, una .9 milímetros, un búho y la leyenda LIC, y una camioneta Chevrolet Avalanche y una Lobo Harley.

En  2012, un Juez de Distrito concedió un amparo a Dámaso, debido a que la PGR no pudoacreditar los delitos por lo que estaba acusado.

El Juez ordenó dejar insubsistente la orden de aprehensión y la fiscalía de la nación presentó un recurso de revisión en el Tribunal Colegiado en Materia Penal del Décimosegundo circuito.

Los magistrados volvieron a dar la razón al Licenciado y ratificaron el amparo que ya había concedido el Juez de Distrito.

De la judicial al narco

Graduado de la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Occidente, ingresó a la Procuraduría General de Justicia del Estado en 1991, ahí fue agente de la Policía Judicial y agente del Ministerio Público.

En 1998 ingresó a la Dirección General de Prevención y Readaptación Social, donde fue subdirector de seguridad en el penal federal de Morelos.

Para ingresar a trabajar al Gobierno Federal, López Núñez presentó dos cartas de recomendación, una de ellas firmada por el entonces Secretario General de Gobierno, Francisco Frías Castro, candidato independiente a la gubernatura en el proceso electoral pasado.

Después, Dámaso llegó al penal de Puente Grande en Jalisco, donde orquestó la primera fuga del Chapo Guzmán, en 2001.

En el Centro Federal de Readaptación Social número 2  fue señalado de vender privilegios, permitir el ingreso de drogas, alcohol, prostitutas y objetos no permitidos.

Dámaso presentó su renuncia a la subdirección de seguridad a finales del año 2000 y en enero de 2001 ocurrió la fuga que ya había planeado.

Quince años después era considerado uno de los principales operadores del Cártel de Sinaloa y uno los posibles sucesores del Chapo.

chompiras-detencion

Dámaso y la escuela del gran dador

 Cada navidad y día de las madres, una fiesta. Cada día del niño o aniversario de la comunidad en Eldorado y esa región cercana que pertenece al Valle de San Lorenzo, una fiesta. Y en grande: la banda, los chirrines, el cantante Napoleón y la banda El Recodo, Los Tucanes de Tijuana y Julión Álvarez.

La gente recuerda a Dámaso López Núñez, el Lic o el Licenciado, por esa generosidad propia de los capos viejos. En las pachangas había comida, dulces para los niños, regalos para las madres. Y música, mucha música y bebidas. En esas sí participaba su hijo, el mayor, llamado el Minilic, Dámaso López Serrano, de quien se dice es bueno para el cotorreo pero no para los negocios. Solo bebe las mieles que siembra y cosecha —o cosechaba— su padre.

El Minilic, narco de corridos por encargo y pistolero de utilería y de fin de semana, fue ubicado por agencias gubernamentales de Estados Unidos, como la Antidrogas (DEA), como posible sucesor de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo. Lejos de la realidad, de las grandes operaciones de dólares y drogas, el junior se mueve con al menos veinte pistoleros, todos ellos con armas largas.

A él le gusta mostrar una que tiene cachas de oro e incrustaciones. Sabe de camionetas de lujo y de paseos y huateques. Su padre y su familia nacieron en Portaceli, una de las comunidades más grandes de la región, tienen negocios en la agricultura local y prácticamente todos los salones de fiestas. Nada qué ver con el capo en ciernes, el sucesor del Chapo o de su padre. Nada.

“Cuando hablan de él, es por las fiestas o por el cotorreo. Antes venía con su gente para acá, para los pueblos, pero ahora que se puso feo ya no vienen. Él solo anda en fiestas y gasta lo de su papá, pero no se dice que haga trabajos de esos, de los narcos. Nada de eso”, afirmó uno de los habitantes del Valle de San Lorenzo, quien por seguridad pidió el anonimato.

Muchos saben que ya no está aquí, que por órdenes del Licenciado, mucho antes de que fuera detenido, fue sacado de la región o quizá del estado o tal vez del país.

“No lo vemos como alguien que puede ocupar la posición de jefe, como su padre. Él anda de paseo”, manifestó otro.

Uno de sus hermanos menores juega futbol. Dámaso López lo ha respaldado a él y a sus compañeros de equipo para que tengan uniforme, balones y otros aditamentos. No son los únicos que reciben su apoyo para participar en competencias deportivas.

Pero la fiesta es la fiesta. Y ahí no escatimaron. Toda la noche y hasta la madrugada: derroche de baile, música y bebida, asistencia indiscriminada, regalos para los niños y las madres festejadas. Dámaso, el Lic o el Licenciado, no asiste siempre a estas pachangas. Pero en diciembre sí estuvo y fueron en grande y para muchos. A los vecinos y asistentes se les hizo raro que él acudiera. Ahora, con nostalgia, aseguran que algo presentía y que este diciembre fue su despedida.

“En diciembre comentamos que quizá ya sabía o presentía que le quedaba poco tiempo de libertad, porque hizo muchas fiestas y con grandes artistas y siempre estuvo él, cosa que antes no hacía”.

De las fiestas ahora solo queda el recuerdo. Y la añoranza. Viene el 10 de Mayo, Día de las Madres, y no habrá quien, en medio de la guerra entre dámasos y chapitos, les lleve comida, música y regalos. Nadie sabe si los caminos seguirán desolados o habitados por epitafios como cardos y retenes de civiles empecherados y militares blindados.

Hermano del Chapo, libre tras cumplir condena

Miguel Ángel Guzmán Loera, hermano de Joaquín el Chapo Guzmán, salió libre este fin de semana del penal de máxima seguridad del Altiplano, tras haber cumplido la totalidad de una pena de más de 11 años de prisión.

El Mudo, como era conocido Miguel Ángel Guzmán, de 49 años, fue detenido en 2005 en Culiacán, Sinaloa y condenado a 15 años de prisión, acusado de lavado de dinero; sin embargo, gracias a que interpuso un amparo, su sentencia se redujo a 11 años, cuatro meses y 11 días en prisión.

Los hermanos Guzmán Loera, Joaquín y Miguel Ángel, coincidieron en ese penal cuando el Chapo fue detenido en febrero de 2014, hasta que el ex líder del Cártel de Sinaloa se fugó del penal en julio de 2015 a través de un túnel de kilómetro y medio.

Tras la fuga, autoridades ordenaron el traslado de varios internos del Altiplano, entre ellos distintos exjefes del narcotráfico, a distintos penales del país; por lo que Miguel Ángel Guzmán Loera fue enviado a Oaxaca, pero tras un amparo logró regresar al Altiplano, donde cumplió su condena.

El hermano del Chapo intentó obtener su libertad anticipada ya que no estaba acusado de delincuencia organizada, pero la justicia federal se la negó.
Loading...

0 comentarios:

Publicar un comentario